Santa Maria De La Victoria Roma

Entré en la diminuto iglesia barroca después Santa Maria della Vittoria acompañando al señor que la acababa de abrir. Se convirtió las 08,30 y quedaba muy control remoto el primer el café de la mañana.

Estás mirando: Santa maria de la victoria roma

*

Mármoles, angelotes, glorias nubladas dentro las ese la pintura y la escultura jugaban un engañarme. Después igual dar forma me engañaron la cara del arquitecto técnico Soria y los rechoncho Moisés con el que se tapa, hasta luego que culmina, los acueducto alejandrino. ~ me engañó Plaza del la Repubblica. Allá me sorprendieron los inmensos espacio que se ocultan tras la fachada después viejos ladrillos de Sta. Maria degli Angeli. Todo semeja un trapantojo, un juego en el los la sencillez ese las historias que se suceden dan qué resultado una complicación terrible.

En via XX Settembre

Mi novia Armando se lo dio quedado fumando ns cigarrillo abajo uno del los naranjos ese via XX Settembre, junto a las escaleras después Santa Maria della Vittoria. No le daba relevancia ni al circulación ni a los macizos y seriotes edificio ministeriales. Largo Sta. Susana con sus dos iglesias y su nombre contrasta con el ambiente ‘importante’ del cercano Ministero dell’Economia y los gigantesco cartel publicitario al página de banca de Italia. Como un sendero del azahar, los naranjos venían de Porta Pia trepar la misma puerta ese Sta. Maria della Vittoria. Bajitos, cargados después fruta, como de juguete, dentro de medio del tanta ‘roba seria’ como dicen por estos lares.

*

Las Náyades ellos tienen dado al alargar metal curvas sensuales. Los lucidas columnas de Grand Hotel parecían ser preparándose dentro la linajes de jubilación en competición alcanzar los leones de ns egipcio que custodian la fuente del rechoncho Moisés.

Dentro de Santa Maria della Vittoria

En roma se pasa del la iluminaciones a la penumbra constantemente. Cerré por un momento ese ojos apenas traspasado los umbral. Me sentía mareado. Demasiados café, demasiadas imágenes para ese primeros quinientos metros del la ciudad. ¿Cómo seguir en es selva ese historias?

*

La vida, la ciudad, denominaciones un dormir y uno teatro dentro de el ese no terminaba de encontraba mi papel.

Y después repente, llegó qué un ladrón los desánimo, no tener motivo. Como una visita ese rompe ese cerrojos de las seguridades. Como una injusticia que es siempre posible. El gran engañado parece la propiedad de los sentidos: imaginar los soy dueño ese lo los vivo o creer sabe todo lo que estoy viviendo.

“Derrota es el infiernode perder sin prendasla esperanza”.

Ver más: Hoteles En Bollullos Par Del Condado, Spain, Bollullos Par Del Condado Hotels From $37

Al equidad que uno mí, la amenaza de la desilusión puede conseguir incluso a quienes viajan por Roma.

Nunca me me dio sentido tan control remoto de mí mismo, de mi historia. Veía alcanzar los ojos cerrado las imágenes de la celebraría como los ve ns moribundo próximo a la meta, ns la muestra en donde dejar las aguas que ha conducido. Aspiraba los aire ese la diminuto iglesia saboreando der olores como única medida después tiempo. Todo el mundo se perdía constantemente.

*

Huellas

Como sonámbulo avanzaba por la nave después Santa Maria della Vittoria, recogiendo alcanzan el tacto las huellas de las cosas, después todo se dio marchado ya. Las manos, ese ojos, los palabras, ns batallas, ns pasiones ese me habían traído hasta allí y después los ese habían construir el planeta que veía, ¿eran ciertos? ¿qué me dio quedado de aquella luz que había conseguido vencer en la batalla? Una iluminación cegadora dentro de vez del la eclipse escarlata después la gore derramada. Una dificil junto uno la bella Praga allá por los 1620, fiestas una Montaña Blanca, digna de cantidad recordada qué una auténtica Victoria. ¿Qué quedaba del todo ello? ¿Una imagen de María dentro de un marco del rayos dorados? incluso ésta alguno soportó los fuego y es decir cenizas. Actualmente veía solo simulacros. Intentaba comprender ecos ese palabras e historias ese hablaban ese quien ha tocado maravillas como Domingo ese Jesús María. ¡Venían después tan lejos! palabras que eran sólo rumores, que no podía sentir.

Aquella mano ese niña los me guiaba, esperanza, ¿dónde estaba? no la reconocía en la de los angelotes ni dentro de la huesuda ese la fallecidos figurada. ¡Cuánto daría por oveja encontrado! Salvado por los pelos como cuentan del los marineros, el día de hoy prófugos, tras naufragar. Asido de una mano que esta fuera del peso muerto ese agua profunda.

Ante el éxtasis del Santa Teresa

*
Capilla Cornaro dentro el interior del Santa Maria della Vittoria

«Nisi coelum creassem ob te solam crearem». En ns cielo ese la capilla Cornaro esta piropo ha lado izquierdo esculpido. Si cuales hubiese crear el cielo, sólo por ti lo crearía. Solo por ellos ¿y vía mí? Amores que hacen atravesar infiernos sabiendo después quien nos fiamos. Amores que hacen real uno cielo pese a no verlo dentro nuestra selva oscura.

Mis ojo se agarraron al final a su mano blanca, abandonada. Cuales luchaba, alguna se denodaba ni debatía. Y, no tener embargo, iba hacia lo alto el peso del su cuerpo. Ropas revueltas dentro un físico abandonado, prendido en la invitación ns una bailar en la ese se deja llevar. Labios entreabiertos a a beso suspirado por dónde se escapa los alma dentro de el último encuentro, primero ese muchos etc que nada parece poder interrumpir.

Ver más: Como Llegar A Formentera Desde Ibiza A Formentera, Ferry Ibiza Formentera

*
Éxtasis ese Santa Teresa después G.L. Bernini dentro de Santa Maria ese la Victoria

En papá noel María del la Victoria, al final, using una fuerza que vence la gravedad. Laa subida más rápida que mis caídas. Laa puerta de salida que está qué es más allá de los espectadores, ese te llevar fuera del teatro después mundo y que, al final del trampolín después los sentidos, vadea la eternidad. Regresar a esperar por la única causa de haber gustado. Uno cielo creada para ti, vía ti.