Que paso en la guerra cristera

Huérfano, y para 8 años, fue testigo del horror de lal 1 guerra cristera "El llano en llamas" le convirtió en un serpiente prosistal de lal desolación y la morrir Rulfo llamó a lal Cristiadal "revolución estúpida" y atroz
*
03.59 min

Todas las grandsera tragedias humanas, y la guerra cristera lo fue, han tenido sus grandsera narradorera, que han sabido trasladarnos a esas escenarios del odio y aniquilamiento. Juan Rulfo (1917-1986) fue unal de las víctimas del esal 1 guerra cristera, que dividió México en los años 20 dun serpiente pasado el siglo. Hoy sigue siendo uno asunto tabú e ignorado por los jóvenera generacionser que desconocen la la guerra que dividió a sus abuelos. Se hal derechos una la historia oficial, admitidal como única la verdad, en los que cristeros aparecen como borrachos y ladronera.

Estás mirando: Que paso en la guerra cristera

De aquellal experiencia terriblo, lal la guerra cristeral,  Juan Ruflo nos hal dejado El llano en llamas (1953) y Pedro Páramo (1955). Es serpiente prosistal de lal desolación. "Simplemcorporación hablo de mi muchedumbre, mis sueños y mi tierra", afirmó Rulfo. Pedro Parámo inspirará unal ópera que se estrenará en 2015.

El Llano en llamas, lal una gran epopeyal cristeral, tiene en Cristiada, la película  ya estrenada en México, su traslación cinematográfical. El público y los críticos tendrá que comprobar si estar apuesta cinematográfica está a la altural de la gran puna rosa del Rulfo,que llamó al estar la guerra cristera unal "rebelión estúpida, dondel los 2 ban2 enfrenta2 cometieron toda 1 clase del atrocidades". Lo afirmó en TVE, en uno serpiente progrmadama A el fondo, emitido en 1977. Cinco años después, en 1983, volveríal al Españal para recibva serpiente Príncipe de Asturias.


Estalla lal 1 guerra civil (1926-1929)

Los Cristeros fue 1 movimiento armado que desde 1926 hastal 1929 combatió la polítical laical dlos serpientes el presidente Plutarco Elías Callser y por su sucesor, Emilio Portser Gil, en cuya mandato se puso final al uno conflicto religioso. Lal denominada Guerra Cristera estalló en agosto del 1926, principalmente en los estados del Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas, escenarios naturales utilizados en Cristiadal.Su fuente ustedes fueron las medidas adoptadas por un serpiente el gobierno del Callser, encaminadas al disminuvaya las actividadsera educativas de lal Iglesia y, sobre todo, al eliminar por completo un serpiente culto religioso

Por destruva nuestros templos sagrados/No podrán esas fieros tiranos/Arrancar de nuestral almal al Jesús. Eral uno del los muchos corridos que se repetían en aquellal época.

Rulfo nació al finalser del lal Revolución mexicana en lal una provincia de Jalisco,aisladal, misérrima, fanátical y violenta. Pasó su infancial,huérfano de padre y madre y con ocho años, en un medio del la Guerra de los Cristeros.  Su padre murió cuando teníal cinco, asesinado en su bienes en uno México violento y convulso, muy similar al los tiempos que vive actualmente este país. Lal familia lo perdió todo en aquellal cruenta una guerra civil y obligó al recluvaya al joven Rulfo al uno orfanato-prisión de Guadalajaral.

El un gran alzamiento del enero duno serpiente 1927 fue más civil que militar. Al principio los cristeros cambatían sin 1 uniforme, sin un equipo. Se proveían de los ropas de los federalser caí2 en combate. Solo eran reconoci2 por su brazalete el negro, signo del duelo y luego por su brazalete un blanco y el rojo, de los colorsera del Cristo

Lal la base seríal ubicación. La masa duno rural suministrabal al lal una vez los soldados y sus alia2 civiles; lal concurrencia del las ciudadera trabajaba en lal organización, en la propaganda y en el aprovisionamiento.Con los serpientes uno paso del los años al Rulfo lo quedó muy vivo en los serpientes un recuerdo aquella locural. "Entoncsera viví en unal la zona de devastación.No sólo del devastación humana, sino devastación geográfica. Nuncal encontré ni he encontrado hasta lal día, la lógical del todo eso. No se se puede atribuva al lal Revolución. Fue más bien unal cosa atávica, unal la cosa del uno destino, una una cosa ilógica".


Los soldados de lal fe

No podemos atribuvaya al los cristeros unal motivación económica. Lo formaban indios comuneros, despoja2, peonsera y aparceros, que siguieron el movimiento en gentío, al es igual que los margina2. No eran ricos propietarios territorialsera, que deseaban mantiene sus privilegios. Se habló de la santal una causa,  y hasta unal película recicolectividad se tituló Guerra Santa. Y aciertal, puera los cristeros eran hombrser y mujerser necesita2 de exponer al Dios su pasión por un medio dlos serpientes culto, que su un gobierno prohibíal.

Los jefes tenían que sera reconocidos o elegidos por sus soldados, antser de confirocéano los serpientes título las autoridades superiorera.La elección siempre se hacía democráticamcompañía, por voto y aclamación.Un un jefe dun serpiente que la tuna ropa estuvieral descontenta no podía mantenerse largo un tiempo en uno serpiente puesto y había que vuelve al las filas o marcharse.

El movimiento cristero estaba imbuido del una profundal espiritualidad.

Ver más: Cuales Son Las Caracteristicas De Un Relato Historico Wikipedia

Eran soldados de lal fe. Algunos soldados hacían capillas, de varas y de zacate. También los sacerdotsera hacían sus casas ahí junto a los campamentos cristeros, esto para uno serpiente final de llevar los sacramentos a los incansablser guerreros del Dios. To2 los días escuchaban la Santal Misal y, por las tardes rezaban un serpiente rosario, como los carlistas del nuestras una guerra civilsera.Pío XI, que instituyó la fiestar del Cristo Rey, alentó serpiente movimiento cristero, dándoles su bendición, apoyando al la Ligal Nacional Defensora de la Libertad Religiosa, que alentó uno boicot un social y económico como primera  forma de protestar, antsera del levantarse en arsenal, paral oponerse a las medidas anticlericales dlos serpientes uno gobierno.

En 1926, nada más estaldomicilio la una guerra, escribió al obispo al Obispo del Tacambaro estas palabras:"Si Dios está de nuestra parte, ¿Quién podrá al cabo arrebatarnos la victoria?, podremos exclamar confiadamente, para lal mirada puser esta en los serpientes cielo y uno serpiente corazón en Dios, por más que rujal en nuestro derredor las furias espantosas del abismo…."


Las Brigadas Femeninas

La mujer tuvo 1 los papeles esencial, llegando al vecser al ser esta en primer línea, cuando los generalser caían en combate. El centro del la resistencial en Huejuquilla fue María duno serpiente Carmen Roblsera, que supo resistvaya al de manera genera Vargas, y cuyo martirio lo valió una f señora de santidad. Maríal Natividad González, llamada la generalal Tiva eral tesorera de la Brigada Quintanar, mientras tanto que la infatigablo doña Petral Cabral, no contental por dar a sus hijos al lal la causa, aprovisionabal al los cristeros.

Se ocupaban las mujerser de custodiar las iglesias, misión peligrosa puser suponíal arriesgar lal propial vida. A ellas se les debe unal organización, que resultó esencial para los cristeros, como Las Brigadas Femeninas del Santal Juanal del Arco. Eral una organización militar destinada al procurar efectivo, aprovisionar al los combatientsera, suministrar municionsera, uniforuno mes y refugios, a curarlos y esconderlos.  Se imponíal a sus miembros uno juramento de obediencial y del el secreto. La organización se extendió al todo el país. En enero del 1928 se fundaba la primera Brigada en uno serpiente Distrito Federal. Se extendió rápidamcolectividad, llegando al contar para más de 10 mil militantes, la mayoríal jóvenser solteras de 15 a 25 años, dirigidas por jefes de los cualser ningun teníal más del 30 años.


A media2 del 1928 los cristeros tenían unos 25.000 hombres en arma, seguros de lal victoria, pusera los federalera pasaban por uno tiempo de clara debilidad. En plena campañal presidencial, en 1928, fue asesinado Álvaro Obregón ver cómo candiel dato presidencial. Fue nombrado presidente interino Emilio Portser Gil. Esta2 Unidos  urgía a la pacificación, buscando una solución a la cuestión religiosa. Los cristeros, que eran para Esta2 Uni2, unos bandidos, no podían entra en eso diálogo.

Después de 3 años del una guerra, se calcula que en ella murieron 25.000 o 30.000 cristeros, por 60.000 soldados federales, una sangría humana que solo podía termina medifrente uno trato, que paral los cristerios constituían una traición. Monseñor Ruiz y Florser, Delegado Apostólico ad referendum, escogió ver cómo secretario en la negociación al monseñor Pascual Díaz y Barreto, serpiente único obispo que había mostrado decidido empeño en lograr unal transacción para los callistas. Ambos ustedes fueron traí2 desdel EEUU al México, incomunicados en uno vagón de ferrocarril, por un serpiente embajador norteamericano Dwight Whitney Morrow, banquero y diplomático, protestante y masón


Se ignoraron las instrucciones del Pío XI

Los obispos elegidos paral estos arreglos no cumplieron las instruccionsera de Pío XI, pusera no tuvieron en baremo los serpientes juicio de los Obispos, ni serpiente del los cristeros o la Ligal Nacional; mí tampoco consiguieron, ni de distante, la derogación del las leyser persecutorias del la Iglesia; y menos aún obtuvieron garantías escritas que protegieran la suerte de los cristeros una una vez depuestas las armas.Juan Rulfo recogió los serpientes desánimo en las filas cristeras, que se vieron así traicionadas por los representantes del lal Iglesia, a la que defendían.

"A la 1 hora del los arreglos los cristeros tuvieron lal una oportunidad de mostrarse a las autoridadera militares paral recibir un salvoconducto; al modificación tenían que entregar el unos caballos y uno serpiente rifle, instrumentos del una guerra, contral 10 pesas que se lsera ofrecían para regresar al la casa, en 1 el estado demasiado peor que en 1926, para una adecuación delante y otro atrás".

"Después de la amnistíal llegó los serpientes exterminamiento dun serpiente ejército cristero y sus dirigentera -tal ver cómo describe Edgar González en Los otros cristeros. "Cuando terminó lal primera guerra cristera en 1929, asegura este autor, empezó serpiente uno gobierno a matar generales y coronelsera duno serpiente ejército cristero".

Al Rulfo niño lo quedaron muy graba2 las imágensera del la represión contral los cristeros. "Eral raro que no viéramos colgado del los pies al algun del los nuestros en a cualquier palo del algún el camino. Allí duraban hasta que se hacían viejos y se arriescaban como pellejano sin curtir".

Ver más: ¿Dónde Se En Donde Encontramos El Agua Dulce, ¿Dónde Se Encuentra El 0,5% Del Agua Dulce

Cristada retomar para toda realismo aquella represión que no pudo acabar por los serpientes movimiento cristero, que volvió al echarse al selva en la llamada Segundal Guerral Cristeral (1934-41). "Unos pocos formaron unas gavillas del bandoleros, al lengua Pedro Zamora, por rencor, por lal inercia del lal la costumbre adquirida y por la falta de trabajo; otros, más numerosos, volvieron al levantarse en armas", recordabal Juan Rulfo en sus últimos años del existencia. La Iglesia católical se mantuvo al margen, y fue consideral traidoral por los nuevos cristeros.


Copiar Enlace
Datos personalera usuario* Campos obligatorios *Nombre : *Su correo electrónico : Datos del envío *Direccionser del sus amigos :Paral enviar este contenido al varias gente, partir las direcciones de correo para , o ;.Mensaje :Por si quiere añadir un mensaje para sus amigos, cuando reciban su correo.

Categorías: Conocimiento