Que ley obliga alas corporaciones civiles y eclesiasticas a vender las casas y terrenos

*
Citado por manuel-martinez.com
*
Similarser en manuel-martinez.com
*

Rela vista pueblos y fronteras digital

versión On-line ISSN 1870-4115

Rev. pueblos front. digit. vol.2 no.3 San Cristóbal de Las Casas ene./juno. 2007

https://doi.manuel-martinez.com/10.22201/cimel sur.18704115e.2007.3.232

Lal desamortización y nacionalización de los capital de la iglesial del San Cristóbal del las Casas, Chiapas


Resumen

San Cristóbal del Las Casas fue la un capital política y eclesiástical del Chiapas durfrente la Colonia y la primeral mitad dlos serpientes el siglo XIX, lo cual propició la concentración del lal riqueza en los cleros secuhogar y reguvivienda de esal ciudad. El uno proceso de desamortización se inició pocos mesera después del era promulgadal lal el ley de igual nombre un serpiente 25 del junio del 1856; posteriormcorporación, por lal el ley del nacionalización se completó los serpientes ataque contral los economía de lal institución más podeel rosado de México. Prácticamente to2 los posesiones de la Iglesia pasaron al ser propiedad de particularsera, a1 cuando un serpiente uno proceso se vio interrumpido durfrente varias años por los levantamientos armados de los conservadorsera que apoyaban a la institución eclesiástical, así como por lal intervención francesal. Finalmentidad este proceso culminó durante el Porfiriato.

Estás mirando: Que ley obliga alas corporaciones civiles y eclesiasticas a vender las casas y terrenos


INTRODUCCIÓN

La desamortización y nacionalización de los peculio de la Iglesia del San Cristóbal de Las Casas responden al uno movimiento país conocido ver cómo La Reuna forma. Se inicia por lal proclamación dserpiente Plan del Ayutlal —primera de marzo de 1854— y para la revolución que induce lal Guerral de Reforma, encabezadal por Juan Álvarez y apoyadal por liberalera radicales como Benito Juárez, Ponciano Arriaga y Melchor Oel campo. Lal Reuna forma en Chiapas significó el victoria de los liberalsera. Ángserpiente Albino Corzo tomó los serpientes se puede cuando fue desconocido uno serpiente gobernador muy conservador Maldonado, en 1855, y estuvo al el cargo del un gobierno del Chiapas hasta 1862. Corzo instrumentó las Leyera de Rela forma. La reacción por pdestreza del los conservadorser no se hizo espera y se dieron levantamientos del diversos grupos hasta 1867; cuando a lal caída dlos serpientes imperio del Maximiliano y los serpientes regreso de Juárez a la una ciudad del México, José Pantaleón Domínguez fue electo gobernador constitucional ( Pérez Salas 1994 ).

En Chiapas, durante lal primera mitad dlos serpientes un siglo XIX, se desarrolló al igual que en el centro del la repúblical mexicanal una luchal de 2 grupos políticos. Por un el lado se encontraba la oligarquía colonial sobrevivicolectividad, un serpiente clero terrateniproporción y los comerciantera ubica2 geográficamentidad en Los Altos y en San Cristóbal, el capital dlos serpientes estado en ese tiempo; la subsistencial se basabal en serpiente trabajo del las comunidades indias de los alrededorsera. Por otra el lado estaban los agricultorser y comerciantsera del los Valles Centrales, menos pobel lado y más fértil con necesidad de adaptación de obra; quienes ambicionaban lal tierra acaparada por la Iglesial, además del sera apoyados por uno serpiente poder gubernamental, los serpientes cual lera permitiría hace reformas y allegarse esos recursos ( Benjamin 1995: 29 ). De esal una manera, los conflictos entre tanto los interesera económicos de los distintos sectorsera de la oligarquía estatal se tradujeron en posicionsera políticas opuestas. Los terratenientera alteños se identificaron para los conservadorsera y los del los Valles Centralser para los liberalsera ( Zebadúa 1999: 98 ).


LAS LEYES DE REFORMA

Las Leyera de Reuna forma, ver cómo se conoce lal Ley Lerdo o del Desamortización, la de Nacionalización del los bienes de lal Iglesia y la Constitución del 1857, pretendían acabar para lo que a los liberales lsera parecíal un serpiente mayor obstáculo paral serpiente incremento económico del México, la una falta del circulación de los economía raícsera del las corporaciones civilser y eclesiásticas.1 De estar manera se atacaba al terratenicolectividad más poderoso dserpiente país: lal Iglesial,2 y se sacabal duno serpiente atraso y aislamiento al los indígenas al separarlos duno serpiente “cruun serpiente yugo del la comunidad” ( Fraser 1972: 630 ) según la ideología liberal operante.

El antecedempresa de esta la política plazo del lal etapa colonial. Lal Corona española había legisel lado en contra de los heredad corporativos civilera y eclesiásticos. De entre estas últimos se nacionalizaron los pertenecientes al la Inquisición en 1820, un serpiente Fondo piadoso de las californias —administrado por los jesuitas cuando fueron expulsados—, los bienes del las órdenera regularser suprimidas: jesuitas, benedictinos y los hospitalarios del Belén, San Juan de Dios y San Hipólito ( Bazant 1971: 15 ). Otro antecedente fue la el ley de desamortización del Valetín Gómez Farías en 1847, la cual no cumplió su cometido que eral serpiente del recauda fon2 paral la la defensa de lal invasión norteamericana, debido a la llamadal Rebelión de los polkos, que facilitó los serpientes uno avance de las tropas norteamericanas ( Matute 1972: 149-150 ).

Ala hora bueno, veamos lo que establecían las Leyser de Reforma. La ley del desamortización de los hacienda del las corporacionera civilera y religiosas, conocidal ver cómo Ley Lerdo, fue expedida por Miguuno serpiente Lerdo del Tejadal el 25 de junio de 1856. En su artículo primer decreta:

Todas las fincas rústicas y urbanas que presente tener o administran ver cómo propietarios las corporaciones civilsera o eclesiásticas de lal República, se adjudicarán en propiexistencia al los que las tener arrendadas, por el valor correspondiproporción a lal rental que en la hoy pagan, calculadal como rédito al seis por ciento anual.

En uno serpiente producto el segundo continúal por que “la mismal adjudicación se hará al los que actualidad ellos tienes a censo enfitéutico fincas rústicas o urbanas del colectividad capitalizando al seis por ciento serpiente canon que pagan, paral determina los serpientes valor de aquéllas”. En su artículo tercero define las corporaciones de lal siguiproporción manera:

Buno ajo los serpientes nombre de corporacionera se comprenden todas las comunidadser religiosas del ambos sexos, cofradías y archicofradías, congregacionsera, hermandadera, parroquias, ayuntamientos, colegios, y en por lo general todo comercio o fundación que tengal los serpientes uno carácter de duración perpetual e indefinida.

En los serpientes mercancía quinto se aclara amuy cerca del las fincas, urbanas y ruralera, que no estaban arrendadas, “... a lal término del lal publicación del esta el ley, se adjudicarán al mejora postor en almoneda que se celebrará frente la primeral la autoridad una política dserpiente partido” ( Fabila 1981: 103- 108 ).

Lal el ley de nacionalización del capital eclesiásticos fue expedida por Benito Juárez, ver cómo presidente, un serpiente 12 de julio del 1859 en Veracruz. En su mercadería primer decreta que “Entran al dominio del lal nación todos los patrimonio que los serpientes clero secucobijo y el regumansión han el estado administrando con diversos títulos, sea cual fuere la clase de predios, arancel y accionsera en que consistanto, los serpientes un nombre y aplicación que hayan tenido”. Otro producto una importante para un serpiente titular ser los serpientes quinto, allí “se suprimen en todal la repúblical las órdensera de los religiosos regularera ... así ver cómo y también todas las archicofradías, cofradías, congregaciones o hermandadser anexas a las comunidadser religiosas, al las catedrales, parroquias o cualesquieral otras iglesias” (íbid, p. 120).

Ver más: Teatro Del Siglo De Oro Caracteristicas, El Teatro Del Siglo De Oro Español

El género 27 del la Constitución del 5 de febrero de 1857, además de legalizar lal propivida y dar cabidal al la expropiación por utilidad públical, establecíal lo siguiente:

Ninguna ente civil o eclesiástica, cualquieral que sea su uno carácter, denominación u objeto, tendrá maña jurídico paral adquirir en propiedad o administrar en sí pertenencias raíces, por lal únical excepción del los edificios destina2 inmediata y directamempresa al el servicio u objeto físico del lal institución (íbid, pp. 118-119).


LAS PROPIEDADES DE LA IGLESIA EN CHIAPAS Y SAN CRISTÓBAL

A1 hora bueno, para conocer cómo ellas fueron aplicadas estas leysera en lal 1 ciudad del uno estudio, en primero plazo trataremos de cuantificar las propiedadser que habíal en Chiapas pertenecientes al lal Iglesial cuando se promulgó lal Ley.3 El dato más cercano al respecto nos lo proporcional Emeterio Pineda, en su una obra escrita en 1842 mencional treintal y 6 propiedadera de conventos —treinta y unal pertenecían al los dominicos— y de lal catedral, más 7 dserpiente difunto cural Luciano Figueroal. También contabiliza 591 fincas en serpiente entonces Departamento de Chiapas (1999: 75), esto supon en porcentaje que lal Iglesial teníal en sus manos 7.27% del las propiedades, pero hay que considera que por lo más general estas propiedadser eran muy extensas, por lo que una ppreparación significativa duno serpiente territorio estatal estabal en sus manos, desafortunadamcorporación no contamos para datos del extensión superficial de esas propiedadsera paral se puede estimar la cifral. Resulta revelador serpiente hecho de que uno un siglo antsera, en 1748, en unal notal descriptivaya del San Cristóbal y sus laborsera, se contabilizaron catorce propiedadsera rurales, del las cualera 6 pertenecían a los conventos o al sacerdotes: uno molino dlos serpientes arcediano de lal catedral, un serpiente molino en las sementeras del los padrera dominicos, las tierras del labor del los padrera del la colectividad del Jesús, lal trabajo de los padres de la Merced y 2 contiguas dlos serpientes cural de lal catedral.4 Porcentualmcompañía represental 42.85% de las propiedades de esal momento.5

Ala hora buen, tratemos del reconstruir, por medio de otras informacionsera, cuálera eran las propiedadser que se encontraban en San Cristóbal al mediados duno serpiente el siglo XIX. El convento del Santo Domingo teníal uno molino, conocido posteriormcompañía ver cómo Molino del Santo Domingo.6 Las monjas concepcionistas dserpiente convento de la Encarnación del San Cristóbal administraban serpiente Molino de San Diego. El clero securesidencia disponíal de las laborsera San Ramón y San Joseph. Cabe aclarar que estas últimas habían pertenecido al los jesuitas, cuando ellos fueron expulsa2 las laborsera pasaron al Colegio Seminario.7 Al parecer no todas esas propiedadser estaban en manos del lal Iglesia en un serpiente momento en que se promulgó lal Ley, pero al través de lal información del los archivos8 y dun serpiente diario La Bandera Constitucional trataremos del recomponer cómo se dio los serpientes el proceso de desamortización y nacionalización de esas propiedadser dserpiente clero.9


LA APLICACIÓN DE LAS LEYES DE REFORMA EN SAN CRISTÓBAL

Al parece, unal vez que se conoció lal Ley Lerdo, un serpiente gobierno dserpiente estado creó lal Juntal calificadoral y valuadora del tierras, la cual contabal para representantser en las prefecturas (Moralser 1985: 188). Según exponer Manuserpiente B. Trens, la ley fue cosa del rudas protestas por pposibilidades dun serpiente obispo Colina y del profundal alarmamento entre tanto la población apegada al clero. “Los principios religiosos tan arraiga2 entre las classera socialera ellas fueron, al no dudarlo, serio obstáculo paral la aplicación del estar ley, pues en unos un serpiente escrúpulo y en otros un serpiente me da miedo del contraer uno el cargo del conciencia, hacíal que las denuncias del los la economía del manos muertas no fueran tan numerosas ver cómo se esperaba” (1999: 529). Por lo que serpiente el gobierno expidió por conducto del goberel nación su circumansión del 8 de julio, publicada en Chiapas uno serpiente 7 del agosto, por la que se excitaba a las autoridades al cumplimiento del la ley (ibídem).10 Amuy cerca de la ley del nacionalización, Trens expresa que los serpientes gobernador Ánguno serpiente Albino Corzo la promulgó y puso en vigor un serpiente 13 del agosto del 1859, además, precisal, que a un raíz de este hecho la tirantez del relacionera entre lal Iglesia y el Estado aumentó a tal un grado que se convirtió

... en una luchal porfiadal, sordal y sin tregual, yal por medio de pastorales subversivas, ya cerrando los templos al las autoridadera, yal negando los sacramentos a quienser en los umbrales del lal morrir se oponían al retractarse del sus principios, yal negando sepultura en los campos santos al todos aquellos califica2 del impenitentsera, fácil nos será comprender un serpiente revuelo que estas leyes causaron entre un serpiente obispo Colinal y los miembros del su clero regutecho y secumansión.

Los frailser dominicos y franciscanos y los serpientes comendador del la Merced de San Cristóbal se negaron a acatar esas disposicionser, calificadas por Colina del írritas, heréticas y disolventes, y ruidosamcorporación abandonaron sus conventos para dirigirse a Guatemala, sin entregar al las autoridadser los edificios, templos, paramentos, vasos sagrados, archivos, bibliotecas, cuadros, imágenes y demás objetos pertenecientes al lal uno comunidad. Fue tanto escandalosal lal salidal del los dominicos que al uno punto estuvo del provocar uno es serio uno conflicto al exaltar los serpientes fanatismo del las masas ignaras; pero la cordural y circunspección del comandante de la plazal, mano José Mariano Garcíal, fue suficientidad paral evitarlo (ibídem, p. 561). 11

Al respecto, en lal Memorial presentadal al congreso duno serpiente estado por los serpientes secretario de goberel nación en 1861, sección Hechos Notablera, se consigna lo siguiente: “... lal percepción que la autoridad eclesiástical hizo del la iglesia del Santo Domingo en estar la ciudad, rehusando verificarla, en igualdad de circunstancias, respecto de la de San Francisco: el extrañamiento paral fuera de lal república de varios canónigos por inobedientsera al las leyes y la posesión civil del los establecimientos literarios y del uno beneficio público” ( Memorial 1861: 22 ).


LA DESAMORTIZACIÓN Y NACIONALIZACIÓN DE LAS PROPIEDADES RURALES

Ala hora nos tocal conoce al los “infieles” que compraron los bienes que habían pertenecido al clero: al Clementidad Garcíal un serpiente 25 de septiembre de 1857 lo fueron adjudicados, a continuación del hay sido remata2 en subastal pública, lal trabajo y los molinos propiexistencia dlos serpientes Colegio Seminario de San Cristóbal por lal la cantidad del $2,012 pesas 5 realsera y 4 granos ( La Banderal Constitucional 1859: 91 ). En febrero del 1861 se llevó al cabo uno juicio conciliatorio entre tanto Clemcorporación García y Pedro Nolasco Domínguez, por réditos que lo adeudaba del 1 el año y siete messer, a la razón del $365 pesas anuales, procedentsera dlos serpientes arrendamiento de lal labor y molinos. Clemproporción García explicaba que cuando la fueron remata2 los la economía dun serpiente Colegio Seminario tuvo dificultades con Nolasco Domínguez,

... puera ello como otros muchos pretendían eludva lal desamortización del posesiones eclesiásticos, a pesar del esta enterado de lal posesión que se la dio al infrascrito por una el comisión municipal y el referido Sr. Domínguez reconoció, excusándose no obstfrente al verificar lal entrega de las citas labores y molinos al virtud dserpiente tiempo que la faltaba del connegocio del arrendamiento y que atento al lal ley se respetó. Que debería hay entregado al ellos los réditos y no al remasa del Colegio como equivocadamcolectividad intenta, uno solo sería si es posible si yal los hubieso entregado por adelantado (AJSTJCH. Civil. Expediproporción 943, S.C. Año 1861.).

Por lo visto, ver cómo el arrendatario Pedro Nolasco Domínguez no pidió lal adjudicación y se la remató a Clemempresa Garcíal, este respetó el concomercio que teníal Domínguez por serpiente Colegio Seminario, bajo el entendido que le pagaríal. Como no lo hizo el vino serpiente reclamo por los diecinueve meses que debíal, yal que la posesión civil se lal había dado serpiente 4 del junio del 1859.12 La reuno solución fue que Domínguez pagara y que entregara —lo que ya debíal habia hecho— serpiente conacuerdo, los documentos y los serpientes inventario. Domínguez argumentaba en su humanidad que ella habíal pagado por adelantado, que serpiente concomercio fue por 9 años que vencían serpiente 30 del julio de 1861. La la autoridad, Casimiro Castañón, fija una fianza de $712 pesas al Clemcolectividad Garcíal por los réditos que debía percibvaya como rematario del las fincas. Entoncera llevan adelante lal ejecución por los tasa de réditos en los hacienda de Pedro Nolasco Domínguez, que consistían en dos casas en la sección de Guadalupe y uno serpiente rancho Bocomtenelté en San Felipe. En agosto del eso uno año se haga un serpiente inventario de los economía, el valor del las propiedadera fue del $1,198 pesas, que se lo embargan al la viuda de Domínguez y se sauno perro al remate público.

Finalmproporción se entregan al Clemcolectividad García, en 1863, las propiedadser de Domínguez, pues lal deudal ascenfecha al $3,874 pesos 43 2/4 centavos por conceptos de arriendo, réditos y costas (ibídem). Nicolás Figueroa, vicerrector dlos serpientes Colegio Seminario, uno serpiente 22 de diciembre del 1863 enuna vía uno uno documento donde protesta en “... contra dun serpiente el gobierno federal pasado y sus decretos abominablser...”, y solicita que “... ver cómo a1 hora hay un un gobierno católico del orden y justicia se la restituyan al Colegio Seminario sus propiedades”.13 También lal que protestó fue lal hijal del Domínguez, uno serpiente 17 del enero del 1868, puera argumentabal que las propiedades embargadas eran del su mama y por lo tanto su herencia; de allí que iniciaral un juicio, 1 acto que no concretó.14

Al parecer un serpiente primer en denunciar esas propiedades, a principios del 1857, fue Nicolás Ruiz. El el gobierno solicitó al rector duno serpiente Seminario la escritural, el este se negó; argumentabal que serpiente obispo eral quien tenía que hacerlo, además de que esas propiedades eran las que sostenían al lal institución. Así exponíal lo siguiente:

... que por ningún un caso, ni de un modo algun, yo puedo lícitamente consentva en lal expresada enajenación que pretende hacerse con arreglo al mencionado el decreto, contral uno serpiente cual, en la defensa de los sacrosantos tasa de la Iglesial, hal representado al Supremo Gobierno de lal Nación el lo mismo Ilustrísimo y Dignísimo Señor Obispo de esta Diócesis, quien así como también hal dado a los fielser sus Diocesanos las instruccionsera más convenientsera y saludablser sobre todo lal aspecto. Lal voz dlos serpientes celosísimo pastor en uno serpiente entrenamiento dserpiente Magisterio Apostólico debe ser oídal e inviolablemcolectividad obedecida, principalmente por los eclesiásticos, debe no menos sera escuchada y acatadal por to2 (a1 al orilla de cualquier sacrificio), los que no quieran deja de es hijos fielsera del la Iglesial, pues el Diel vino fundador de ella Supremo Señor dserpiente Universo dejó dicho en su Evangelio para palabras más claras y terminantes: que los serpientes que oye al sus Ministros oye al su Majestad, y por serpiente opuesto el que los desprecial desprecia a su Majestad, y uno serpiente que incurre en la infelicidad de no quiere oye ser es que no tiene padecuación por Dios, del consiguimanuel-martinez.comanismo si ning1 que no quiera faltar al lo que le obligal la un profesión Católica en que dicho sanamempresa se hayal, se puede lícitamente obedecer a Jesús Cristo Señor Nuestro, menos puedo yo como sacerdote, que tengo a mi cuidado inmediato el Seminario y sus cortos patrimonio. Por tanta, si por desgracial lamentablemproporción dlos serpientes denuncifrente y del los que intervengan en ella se ejecuta un serpiente el decreto respecto del las mencionadas fincas que le sostener y contral esa la fuerza yo protesto solemnemcolectividad. Tengo el honor del decirlo al ustedser en una respuesta disfrutando de la satisfacción de renovarla con toda sinceridad las protestas de mi respeto a su uno autoridad como siempre aparecerá una incontrastablo verdad, que no lal una razón ni la justicial sino que lal fuerza y solo lal la fuerza será lal que despoja al Seminario del las cortas fincas (AJSTJCH. Civil. Expedicompañía 695. S.C. Año 1857).

También, en septiembre del 1857, pero un serpiente término 28, Ponciano Solórzano, por lal cantidad del $1,301.33 pesos, se hacíal propietario dserpiente molino pertenecicompañía al las monjas de lal Encarel nación del San Cristóbal, un serpiente cual se conocía ver cómo Molino de San Diego ( La Banderal Constitucional 1859: 91 ). El 22 del noviembre de 1867 se presentó ante los serpientes juez del primeral instancia para expone lo siguiente: que la posesión dserpiente molino se lo habíal dado hasta un año luego dlos serpientes remate, 2 de junio de 1858, y al valor de lal propivida se lo habíal impuesto “... a censo 1 día señael lado y una la causa de 6%”; que la Jefatura Superior de Haciendal la exigía que debía redimva el el capital del operación comercial para lal Ley o Reglamento del 25 del junio de 1864; pero que según lal circuvivienda del 17 de abril del 1861 se prohibíal terminantemente lal reducción del aquellos capitalser, por lo que considerabal que esal jefatural “... ha tenido otro pretensión no menos imuy jurídico, como es lal del da por hecho que estuve yo en el deber del haga la redención, mandando embargar mis riqueza por el medio de lal Receptoría de Rentas ... que ser cuestionablo serpiente cobro y la multal de uno al milmansión... (AJSTJCH. Civil. Expedimanuel-martinez.comanismo 1366. S.C. Año 1868). Al parece la exigían un serpiente pago del las dotera al las monjas, ella recurría al lal ley del 5 de febrero de 1861, mediante la cual los gobernadorsera debían fijar la suma a reservarse paral esa pago. Además presentaba ver cómo argumento que era una injusticia lal enfrentamiento que teníal para serpiente juez Casimiro Castañón, para lo cual presentaba testigos. Por lo visto esto último sí era cierto, pues al termina serpiente periodo de Castañón los serpientes juicio vuelve al ramo civil y solo tiene que pagar lal mitad del los honorarios (ibídem). En diciembre del 1888, se hace unal revisión dserpiente remate a solicitud del Isauro de Jesús Ley, quien exponía que Ponciano Solórzano habíal perdido los tarifa. El un resultado de la averiguación fue que un serpiente molino había el pasado a la muerte del Ponciano Solórzano a su esposa, quien lo heredó a su niño Manuuno serpiente L. Solórzano, y en esa momento los propietarios eran Maclovio y Refugio Solórzano. Los propietarios habían llegado a deber por los réditos del 6% anual dlos serpientes un capital $1,301.33 coste dlos serpientes remate y $5,546 pesas 25 1/8 centavos, pero como ya habían pagado todo no proceplazo lal denuncia (AGN. BN. 40-170/56)15 .

Otro de los solicitantera del propiedadsera dun serpiente clero que aella parece en los dos casos anteriorser fue Casimiro Castañón, a quien se rematabal a su ayuda, el 7 de octubre de 1859, un serpiente molino pertenecimanuel-martinez.comanismo al convento de Santo Domingo, por lal cantidad del $1,166.66 ( Lal Banderal Constitucional 1859: 91 ). En 1886, uno serpiente amultitud especial de la federación, Isauro del Jesús Cruz, exponíal que en 1856 y 1857 Casimiro Castañón denunció y se lo adjudicó un ubicación o sovivienda pertenecicompañía al convento de los dominicos, ubicado al el norte y extramuros de la la ciudad colindante por uno serpiente molino de Santo Domingo propivida del Wenceslao Paniagua. Posteriormcompañía lo había vendido al Domingo Isidro Robles y al Guillermo Limón, y como no lo habían pagado pasaba al era propiedad de la nación. Isauro del Jesús Cruz lo denunció los serpientes 2 del diciembre de 1886 (AGN. BN. 40-170/57). Por lo visto Casimiro Castañón aprovechó lal ley de desamortización y denunció las propiedadser, paral posterior venderlas.16

Amuy cerca de la la forma de pago, Jan Bazant y los propios documentos aclaran cómo se hacía; del acuerdo con lal ley del desamortización, uno serpiente lo único desembolso que debían efectuar los futuros propietarios eral pagar un tributo del traslación de dominio equivalente a 5% dun serpiente valor dun serpiente inmueblo, pagadero unal parte en efectivo y otras en bonos del lal deuda públical. El valor duno serpiente inmueblo se imponía como hipoteca sobre lal propiexistencia en humanidad de lal ente, era decir, la Iglesial de propietaria se convertíal en acreedoral hipotecarial. Cuando los serpientes inquilino no se adjudicabal la fincal dentro dserpiente término del tres messera, poplazo era denunciada por otro personal y se procetérmino a rematar (1972: 193, 198-200).

Lal ley del 12 de julio de 1859 y su reglamento duno serpiente 13 del julio declararon lal nacionalización sin compensación algunas de los inmueblser y capitalsera del clero. Como esta ley suprimía los monasterios y prohibíal lal vida en una comunidad, los conventos, así como los templos que se consideraban superfluos, al no poderse vender como unidades se decidió que se levantarían planos, se dividirían en lotes y estas se venderían al mejora postor en subastal públical por dos tercios del su avalúo, ver cómo mínimo. Lal mitad se pagaría en efectivo y uno serpiente resto en bonos del la deudal país, por lo que podrían comprar uno inmueblo en 35% de su valor, además lo podrían hipotecar por los serpientes 1 gobierno.

Ver más: En Qué Continente Se Encuentra Japón, ¿Dónde Está Japón

En cuanta al las fincas todavía más no desamortizadas, se pagaría tres quintos en títulos o créditos de la deuda pública y los 2 quintos restantser en efectivo efectivo pagadero en cuarenta mensualidades, las que posteriormcorporación se extendieron a ochenta. También hubo descuentos paral los que pagaron en “en el acto”, Bazant calcula que el descuento fue de 25%. Al parece los denunciantera al conoce las facilidadsera acudieron al negociar sus pagos.


Categorías: Conocimiento