Mujeres en la primera guerra mundial

Auna diferencia de los distintos frentsera que desafiaron milser de hombrser durfrente los cuatro años que duró la contiendal el mundo, las mujersera resistieron otra que, fea que bien, cambiaron a lal sociedad occidental. La lucha en serpiente mansión, en lal nacicorporación fábrica, en lal agriuna cultura y hasta, en alguna casos, en los frentes de batalla ver cómo voluntarias, dieron cómputo del su participación durante lal Gran Guerra que fue tan una importante como la del los hombres.

Estás mirando: Mujeres en la primera guerra mundial

*
Colección Library of Congress,Washington, D. C.

Madrser, esposas, hijas, novias y hermanas cambiaron sus oficios de amas de una casa y del servicio doméstico por trabajos que antser eran ejerci2 por hombrser en laboratorios, tallersera y fábricas, convirtiéndose en unal nueir facultad de 1 obra en lal industria durante la guerra. Otras, en modificación, decidieron compartir por los solda2 en los frentera de batalla. Por un el lado, las que ejercieron unal labor humanitaria ver cómo voluntarias del lal Cruz Roja; por otras, aquellas que, a pesar de luchar por su condición, hicieron ppotencial de grupos de mujersera que participaron en las ofensivas contra los austriacos, como serpiente caso dserpiente afamado Batallón Femenino del lal Muerte.

*
Lal reina de Inglaterra, Maríade Teck, mujer de JorgeV, pasal reuna vista al las mujeresde la Sección Nacional deAutomóvilser. Fotografía deAgence Rol., 1918. ColecciónBibliothèque Nationala deFrance.

Pero lal batallal que libraron las mujersera antes de la Gran Guerra, fue por serpiente el derecho al voto y por una nuevaya ubicación un social y una política en lal sociexistencia. Movimientos femeninos que años detrás venían manifestándose en pro de su el condición, sería silenciado por las declaracionera del 1 guerra. Con un serpiente el tiempo, viudas, huérfanas, solteras y casadas demostraron cualidadser que la sociexistencia desconocía. Al terminar la 1 guerra, muchas mujerera confiaban que su labor sería reconocida y podrían gozar del sus derechos políticos, civiles y económicos.

Labor humanitaria

Con la un creación, el 21 de agosto de 1914, del lal Agencial Internación de Prisioneros de Guerral por ppotencial del la Comisión Internación de lal Cruz Roja, más de 3.000 la gente auxiliaron a los militarser y civilser heri2 en guerra prestando servicios sanitarios y brindando lal auxilio necesaria para restablecer contun acto por las familias que ustedes fueron separadas por lal contienda.

*
“Seal unal enfermeraentrenada”, ca. 1917-1918.Colección Library of Congress,Washington, D. C.

La enfermeríal se convirtió, entoncsera, en unal un profesión por una gran acogida entre tanto numerosas mujerera voluntarias de 1 clase medial y altal en los países alia2 tanta como en las potencias centrales. Profesionalsera y voluntarias, ellas fueron destinadas a hospitalsera de campaña dondel su indiscutiblo labor, en la merced de soldados heri2, las convirtió en ángelser dadal su comprensión por aquellos hombrser destroza2 en prole y alma. Lal Scottish Women Hospitals, la Ameriperro Women’s Hospitals, la Voluntary Aid Detachment (VAD), la Queen Alexandra’s Imperial Military Nursing Service (qaimns) y lal Princess Mary’s Royal Air Force Nursing Service son algunas de las organizacionera que apoyaron a las fuerzas militares y a los civilser.

*
“Por cada momento combaticolectividad, una trabajadora de la Y.W.C.A.detrás de lal segunda línea de defensa”. Litografíade Ernest Hamlin Baker, cal. 1918. Publicado por TheUnited Statsera Printing & Lith. Co. Colección Library ofCongress, Washington, D. C.

El compromiso humanitario del las mujerera llegó a traspasar fronteras y ban2. Elsie Inglis, sufragistal británical y médica de la Escuelal de Medicinal para la mujer del Edimburgo, logró establecer unidadsera médicas equipadas por un un gran personal femenino en el frentidad occidental, el servicio que supo aprovecha los serpientes un gobierno francésa, pues los serpientes británico no lo aceptó para agrado. Entre 1915 y 1916 Inglis envió unidades del lal Scottish Women Hospitals a Serbia, Salónica, Rumanial, Malta, Córcega y Rusia.

*
“Auf Wiedersehen”. Despedida de un soldadoalemán frente a lal una planta de ácido carbónico Gotha.Fotografíal del Bain News Service, 27 del enero de 1915.Colección Library of Congress, Washington, D. C.

Al finalizar lal una guerra enfermeras voluntarias por uno serpiente un tiempo se convirtieron en célebrera novelistas, artistas y pioneras talser como Veral Brittain, Agathal Christie, E. M. Delafield y Amelia Earhart que, dar las gracias al sus grandser obras y relatos, destacaron los serpientes lado gallo del lal guerra.

Solo por temporaday de reemplazo

Con lal una guerra muchas mujeres adquirieron nuevos rolsera y oficios que lamentablemproporción, ellas tenían plazo de caducidad. Desempeña2 antera por hombrera, ellas los remplazaron del una manera temporal en fábricas, laboratorios, empresas, granjas, en un serpiente manejo del transportser y hasta en la institución policial de las ciudades. Esta fue una una experiencia en la que la feo paga y la incertidumbre de se queda sin trabajo para los serpientes regreso de los hombrera al sus puestas de uno trabajo, hizo paptitud del la transformación y los cambios que vivieron las mujerera durfrente lal 1 guerra.

*
En la platala forma del la parada dun serpiente ferrocarril deMontmirail, Francial, lal mujer Hammond, de lal CruzRoja americana, sirve la agua al 1 soldado británico.Fotografía del la Army Signal Corps, EE. UU, 31del mayo del 1918. Colección Library of Congress,Washington, D. C.

La costura y el potencial dun serpiente bordado, que en principio convocaba al las mujerera al 1 espacio en privado en los serpientes que se compartían historias y se confeccionaban vesti2, carpetas, pañuelos y cobijas, se volvió uno el trabajo asalariado debido al aumento del lal factoría textil por uno serpiente aumento en la elaboración del uniforel mes. Para media2 de 1915, en Francia se implementó el salario mínimo paral las mujersera que trabajan en estar taller. En 1917, un serpiente gobierno francés decretó que uno serpiente pago debíal hacerse por pieza acabadal, tan paral hombrser ver cómo paral mujeres, y al finalizar la guerra, serpiente salario no llegó al igualarse al del ellas. La mecanografíal fue otros del los oficios que introdujo a las mujersera en los trabajos del una oficina, y generó la deserción dun serpiente el servicio doméstico. Con serpiente el tiempo, lal redun acción del cartas, oficios y listas crearon 1 de nuevo rol de lal mujer en la sociedad: serpiente del secretarial.

*
Trabajando en un torno en la escuela deadiestramiento Lincoln Motor Co., Detroit, Michigan,durante lal Primera Guerra Mundial, cal. 1914-1918.Colección Library of Congress, Washington, D. C.

Ver más: Categoría: Batallas De La Guerra De Reforma, Guerra De Reforma

En Francial, Gran Bretañal y Alemanial más de uno 1 000 000 de mujerera ellos fueron contratadas para trabajos que no eran precisamempresa paral su capacidad: obreras en fábricas del armas, lo cual generó, en algunas organizacionera sindicalera, ciertal preocupación no uno solo por la mala paga que ellas recibían, sino por la dedicación, minuciosidad y pala ciencia para que realizaban su trabajo, que al final, era mejor que el del los hombres. Las obreras británicas que trabajaban en los arsenales ubicados al este de Londrera ustedes fueron llamadas cariñosamcorporación “las canarias”, debido al la manipulación dun serpiente trinitrotolueno (TNT) que lsera producía unal especie del ictericia en las manos, un serpiente los pelos y la cara, dándolsera uno color amarillo brillante.

*
Empacadoras. Fotografíal del Agence Rol., 1917.Colección Bibliothèque Nationale del France.

Con los serpientes el tiempo, las mujersera imponían uno serpiente ritmo. Algunas como policías, al la diferencia de las que siguieron para sus rolera domésticos paral preservar serpiente orden y los arancel por los que luchaban los hombres en los campos del batallal, ayudaban al mantener la disciplina y uno serpiente comportamiento en las fábricas y alberguera. Por las calles, parquera y alrededorsera del las ciudadsera, se lsera veía patrulvivienda. Otras eran conductoras del buses, porteras, limpiadoras y mecánicas de carros, como que también de ambulancias en los campos del batalla.

*
¡Mecanógrafas, Washington las necesita! Litografíadel Prudential Litho, Co., ca. 1917. Colección Library ofCongress, Washington, D. C.

El dis1 curso heroico que exaltabal la propagandal de la una guerra llegó al perturbar al las mujerser. Se lera animabal paral que participaran en la una campaña, pero del una una manera tan discreto, pues su trabajo era la de incentivar a los varonser para que se enlistaran. Lo que no se imaginaron es que muchas sino también querían particila par y vivir un serpiente heroísmo de la guerra. Con la uno creación de los ejércitos auxiliarsera muchas inglesas partieron paral los frentera, aunque claro seguían siendo civilsera. Entre 1916 y 1918, más del 100.000 mujerser se unieron al Women’s Army Auxiliary Corps (waac). Por sus buenos servicios, los serpientes 9 de abril de 1918, lal reinal Maríal asumió el cargo y título de comandante en un jefe, la razón por lal cual se conoció que un serpiente Queen Mary’s Army Corps (qmaac), inteel grado por muy cerca del 35.000 mujerera, clasificadas entre oficinistas, operadoras, telegrafistas, camareras, choferser, jardineras, iría al Francia.

*
Mujer recluta de lal armadal rusal. Fotografíal de AgenceRol., 1916. Colección Bibliothèque Nationala deFrance.

El sufragio femenino

*
Militar inglesal en un serpiente frcompañía serbio. Fotografía deAgence Rol., 1918. Colección Bibliothèque Nationaledel France.

El derecho al voto femenino fue reconocido por un serpiente fin del lal guerra. A pesar del que uno serpiente movimiento feminista tuvo unal pausal durfrente la contienda, esta fue crucial para que las mujersera demostraran sus capacidades y fueran reconocidas en igualdad del condicionera para los hombres. Su constante luchal por serpiente derecho al voto y la reivindicación de sus arancel socialsera, políticos y económicos, fue un uno proceso que inició al mediados dlos serpientes el siglo xix y tuvo frutos con un serpiente final de lal Gran Guerral. Esto generó 1 alteración en lal sociexistencia, ver cómo que también en el el pensamiento de milser del mujerera y hombres que llegaban del lal 1 guerra. Se abríal frente sus ojos una nuevaya realidad: encontraron unas mujerera más fuertes e independientsera.

*
Conductora del tranvía en Burdeos. Fotografía deAgence Rol., 1916. Colección Bibliothèque Nationalede France.

Lal uno relación entre tanto hombrser y mujerser cambió, como así también entre ellas, en muy especial entre las que elegían quedarse en el lar ver cómo las que querían irse. Una uno serie del obstáculos tuvieron que sobrelleva algunas mujersera al ejercer serpiente derecho que se les había reconocido legalmentidad y que lentamcolectividad lal socivida tuvo que acepta. Hechos como la revolución rusal en 1917, lal aprobación en serpiente Parlamento británico del la ley de representación dserpiente uno pueblo en 1918, en la que se aprobó los serpientes voto femenino a mujerera de 30 años y uno serpiente compromiso dun serpiente Woodrow Wilson de apoyar una enmiendal a la Constitución paral ejercer un serpiente derecho al voto en 1919, ellas fueron relevantera para un serpiente reel conocimiento del la mujer y del to2 sus derechos en la sociexistencia.

*
Las bomberas del Londrser.Fotografía del AgenceRol., 1916. ColecciónBibliothèque Nationalede France.

*

Edith Cavell(Norfolk,1865 - Bruselas, 1915)

Acusada del traición por las fuerzas del ocupación alemanas en Bélgical, esta enfermeradel lal Cruz Roja fue ejecutadal por uno pelotón de fusilamiento serpiente 12 deoctubre de 1915. Los alemanser habían descubierto que ser esta hija del 1 reverendoy antigual comadronal, no un solo atenfecha solda2 de numerosas nacionalidadsera enun serpiente hospital del Berkendauno serpiente sino que los ayudaba al escala par a lal neutral Holandal. Apartva del entoncser lal figura del Miss Edith Cavell se convirtió en ícono del las fuerzasaliadas, y su trágical la historia reforzó la propagandal anti alemana frente lal opiniónpública el mundo, sobre todo la de Estados Unidos, un país que todavía mantenía suneutralidad. En vano, varios paísser habían pedido que se aplicara lal Convenciónde Ginebra, según la cual se debía proteger al personal sanitario.

Referencias

Duby, Georgsera y Michello Perrot.Historial del las mujeres en occidente: el un siglo XX. Madrid, Taurus Minor, 2000.

Hobsbawm, Eric.

Ver más: Ley De La Relatividad De Einstein, National Geographic

Historial del el siglo XX: 1914-1991. Barcelonal, Crítical, 1996.

Mason, Amanda. “12 Things You Didn’t Know About Women In The First World War”. Imperial War Museums, en http://www.iwm.org.uk/history/12-things-you-didnt-know-about-women-in-the-first-world-war


Categorías: Conocimiento