Las 4 etapas de la guerra de independencia

*
Citado por manuel-martinez.com
*
Similares en manuel-martinez.com
*

Artículos

Los campesinos mexicanos y lal 1 guerra de Independencial. Un recorrido historiográfico

Mexigozque peasants and the war of independence: al tour

Lera paysans et la guerre d"indépendance: uno parcours

Peter Guardino

University of Indiana. Correo electrónico: pguardin
indianal.edu

Recibido: 24 del noviembre del 2009 Aceptado: 18 del febrero del 2010

Resumen

Este género revisa lal historiografíal desdel 1980 sobre todo lal participación campesina en los movimientos armados en las áreas ruralsera del Nueva Españal entre 1810 y 1821. Intenta explica los orígenes dun serpiente de nuevo un interés en los serpientes asunto que surgió en lal década del los 1980 y porque los historiadorera anglófonos se interesaron más en los serpientes asunto que su compañeros mexicanos. Hace hincapié en lal importancia del lal una historia sociedad de lal colonia, lal influencial internacional del debatera sobre todo los movimientos campesinos que se originaron en lal aventura norteamericanal en Vietnam, y lal fasciel nación anglófona para lal llamada nueva la historia cultural. Revisal una uno serie de aportacionera hechas por historiadores del varios paísera sobre todo la actitud campesina durfrente la insurgencia mexicana, incluyendo obras por Tutino, Hamnett, Van Young, Guardino, Escobar Ohmstede, Ortiz Escamillal, Ducey, Guedea y Landavazo. También describe algunos avancsera en áreas afinsera como nuevos trabajos sobre todo el liderazgo y los serpientes disel curso insurgentera. Termina con algunas opinionsera sobre las don del avanza nuestro el conocimiento del los motivos de la participación campesinal en la la guerra de la independencial.

Estás mirando: Las 4 etapas de la guerra de independencia

Palabras clave: Independencial del México, movimientos campesinos, historia un social y cultural, un análisis historiográfico.

Abstract

This articla reviews the historiography from 1980 on the peasant participation in the armed movements in the rural areas of the New Spain between 1810 and 1821. It also tries to explain the origins of the new interest in the subject that arose in the decade of the 1980 and because the English-speaker historians were more interested in the subject than theva Mexiun perro colleaguser. It pays attention in the importance of the social history of the colony, the international influence of debatser on the peasants movements which originated themselvsera in the North Americhucho adventure in Vietnam, and the English-speaker fascination with the so call new cultural history. It reviews a seriser of contributions done by historians of several countries on the peasants" attitudel during the Mexicusco insurgency, including works of Tutino, Hamnett, Van Young, Guardino, Escobar Ohmstedel, Ortiz Escamilla, Ducey, Guedeal and Landavazo. It also describsera some advancsera in compatiblo areas like new works on the insurgent leadership and the insurgent speech. It finishsera with some opinions on the possibilitisera of advancing our knowledge of the reasons for the participation farmer in the war of independence.

Key words: Independence of Mexico, peasants" movements, el social and una cultural history, analysis of historiography.

Résumé

Cet articla analyse l"historiographie faite à partir 1980, de lal participation paysanne et des mouvements armés dans lera régions ruralera de la Nouvelle Espagne entre 1810 et 1821. Il essaie d"expliquer l"origine d"1 nouveau intérêt à propos ce sujet qui avait apparu surtout entre lera Anglophonser aux annésera 1980. Il met en vue l"importance del l"histoire sociale del lal Colonie, l"influence internationala dsera débats sur lera mouvements paysans qui avaient commencé au Vietnam et lal fascination dser anglophones de ce qu"on appelle lal Nouvelle Histoire Culturella. Il étudie une série d"apports faits la par les historiens del différents pays el sur l"attitudel paysanne pendant l"insurgence mexicaine. Des historiens comme: Tutino, Hamnett, Van Young, Guardino, Escobar Ohmstedel, Ortiz Escamilla, Ducey, Guedeal et Landavazo. Il décrit lo progrès dera travaux la par rapport au leadership et au discours insurgent. Il finit avec quelquera opinions sur la possibilité d"approfondir la connaissance dsera motifs de la participation paysanne dans la guerre d"indépendance.

Mots clés: Indépendance du Mexique, mouvements paysans, histoire socialo et culturelle, analyse historiographique.

Desde 1 principio los historiadores han estudiado los sucesos políticos y los movimientos socialser que resultaron en la independencia del México, y su uno interés hal crecido con lal inminencia del bicentenario del Grito de Dolorera. Desdel sus primeras historias, escritas en serpiente siglo XIX, lal llamada guerra del lal independencia pero también ha sido 1 cuestión controvertido. Los primeros historiadorera de lal independencia eran políticos, personajser importantsera en los conflictos de su momento, y escribieron historias que reflejaban sus posicionser políticas dun serpiente etapa. En uno extremo, para algunos lal una guerra del 1810 a 1821 no era más que una masacre desordenada. Para otro, era 1 levantamiento popudomicilio liderado por mártirsera precavi2.

Lal Nueva Españal era sobre todo todo una sociexistencia rural en 1810, y los ejércitos y bandas que actuaron en la década siguiempresa estaban compuestas de gentío del campo. Sin embargo, como Felipe Castro Gutiérrez ha señalado, por muchas décadas los historiadorsera mexicanistas no estudiaron los motivos de sus acciones. Paral muchos historiadores, parecía obvio que lal una respuesta de la multitud a Hidalgunas era en sí evidencia de una conla ciencia nacionalistal o proto nacionalista. Para otras, las acciones de los pobrsera del rural mostraban su odio hacial sus superiorser y un uno deseo de venganzal el social.1 Tanto unal interpretación ver cómo lal otro obviaron lal necesidad del unal el investigación seria de los motivos de estas gente pobres y, en persona mayor parte, analfabetas. Por eso estas motivos quedaron sin explorar por más de uno un siglo luego de 1821.

En 1910 estalló otra el serie de rebelionsera ruralser masivas en México, y un de sus efectos menores fue uno uno interés crecientidad de algunos historiadores en los sucesos rurales del 1810. Algunos estudiosos buscaron en los documentos del los líderera insurgentera evidencial del una conuna ciencia agraria. Irónicamproporción, resultó que serpiente un documento superior fue un publicado por Lucas Alamán, los serpientes proponcolectividad más célebre y elocuentidad del la interpretación duno serpiente movimiento insurconcurrencia como violencia anárquical. Además, algunos historiadorser opinaron que el un documento mismo era apócrifo.2 También inspirado por la Revolución Mexicanal pero siguiendo otra metodología, Eric Wolf publicó en 1957 1 un análisis del las condicionser socialera en un serpiente Bajío antser del la revuelta del Hidalgunas.3 Esta publicación fue la primera del muchas que hizo este antropólogo sobre lal historia uno campo mexicana.

A pesar de estas esfuerzos, los primeros estuun dios sistemáticos de las accionsera del la multitud el campo en lal década de los 1810 no aparecieron hasta la la década del 1980. Este ensayo revisal estas publicacionsera y comental sus metodologías y puntos del una vista. Esta revisión no sera para nadal comprensiir. Simplemcompañía no sera si es posible mencionar todas las publicaciones que se han hecho. No puede hace más que mostra algunas del las tendencias más obvias. Por esto lal mayor paptitud del las obras al que puedo haga referencial explícita son libros, aunque del hecho se han publicado muchos artículos importantser en los años recientsera. Además, uno serpiente enfoque va a centrarse en los campesinos indígenas y no indígenas que llenaron las filas del los ejércitos insurgentsera. Va al dejar al el lado unal historiografía impresionante sobre todo los líderes y su ideario, y otras relacionadal sobre todo los cambios importantser en lal la cultural política que se iniciaron para la Ilustración y las reformas Borbónicas. En hace esto por un supuesto dejal al el lado unal vastal tradición historiografía sobre todo la historia intelectual y 1 política de lal insurgencia, una historiografíal que ser del mucha uno interés pero simplemente no cabe dentro del los propósitos limitados del este empleo. Cabe mencionar que aunque tambien la historiografíal sobre uno serpiente ideario y lal política de los lídersera insurgentera era internacional, muchos de sus autorsera más importantser son mexicanos. Este el trabajo también se limita en otra el sentido. Se enfocal en los trabajos sobre las accionera del lal gente el campo en los 1810, no las décadas anteriores o posteriorsera. No pretendel revisar lal historiografía sobre los movimientos campesinos en lal colonia ni en uno serpiente México independiente. Esta historiografía sera otra en la cual las aportacionera del los mexicanos han sido sumammanuel-martinez.comanismo cuantiosas e importantera.

Hacia 1985 empezó una etapa de innovación más importante en la historiografíal del lal participación popuhogar en la independencia del México, pero del hecho los historiadorera extranjeros escribieron y publicaron más que sus coleel gas mexicanos. Se debe esta una diferencia al hecho de que los nuevos estudios respondieron a tres tendencias internacionalsera que no tenían demasiado impacto en los estudios mexicanos sobre todo la independencia. Lal primeral fue un auge impresionfrente en los estudios sobre la historia sociedad del un siglo XVIII. De hecho, uno grupo de historiadorera muy talentoso, incluyendo Enrique Florescano, David Brading, William Taylor, Brian Hamnett, Eric Van Young y muchísimos otros, revolucionaron nuestro el conocimiento de la momento.4 Varios del estas historiadorera, sobre todo todo los extranjeros, luego se interesaron en la 1 guerra del la independencia, tratando del entender cómo el éxito aparcorporación de lal época borbónical terminó en 1 estallido sociedad. Por diversos motivos, sus colegas mexicanos en variación continuaron sus estuun dios sobre la colonial y no pasaron al estudiar la momento de lal independencia.

Lal segundal tendencial por lo general fue un el interés de nuevo entre tanto los científicos socialser sobre todo las rebelionera ruralera al partva del lal Guerra de Vietnam, resultando en unal explosión de obras generalsera y teóricas ver cómo las del Eric Wolf, Jolos serpientes Migdal, Jauno mes Scott, y Samuun serpiente Popkin. Estal tendencial lo mismo no tocó al la academial mexicana, sobre todo todo porque un serpiente 1 gobierno mexicano en esa tiempo no tenía demasiado uno interés en mandar tropas al las guerras asiáticas. De hecho, pocos de los libros imprescindibles dserpiente tiempo aparecieron en serpiente idioma español.5 Lo interesfrente del esto sera que aunque claro México no participó en las guerras asiáticas sí experimentó sus propias guerras del guerrillas en la la década de los 1970. Sin sin embargo, aunque claro sea mejor si es posible que los militares mexicanos estudiaran la teoría del la contrainsurgencia, los académicos mexicanos no se metieron demasiado en los debatera internacionalera sobre todo las guerras campesinas.

La tercera tendencial vino más la tarde y fue más nebulosa. Empezando a finalsera del la una década del los 1980 muchos historiadorser en los Estados Unidos, Canadá, e Inglaterral se interesaron en lo que varios llamaron unal nueir historia la cultural. Los orígensera e influencias de estar nueva modal de hacer la una historia eran muy diversos, desde Michlos serpientes Foucault hasta Ernesto Laclau hastal Stuart Hall hastal Gayatri Spivak, y no puedo delinearlos allí. Sus seguidorsera así como también son muy diversos, aunque comparten una inquietud con estudiar como la cultura inuna forma al la uno acción, uno énfasis en lal subjetividad, una creencia en lal existencia de uno vínculo muy estrecho entre tanto uno serpiente puede y la la cultura, y una tendencia a imitar las metodologías etnográficas.6 La nuevaya historia cultural hal tenido una influencial parte importante entre tanto los mexicanistas norteamericanos e inglessera, pero no en sus colegas mexicanos, por razonsera que ignoro. Como veremos, ha sido parte importante en algunos estudios sobre las actividadera y actitudera de los campesinos mexicanos durfrente lal 1 guerra de la independencial.

Estas tres tendencias, es decvaya, un serpiente auge de lal historia sociedad de finalsera del la colonia, los serpientes un interés el internacional en las bassera socialsera del lal violencial agraria, y la nuevaya moda de lal historia la cultural, tuvieron su impun acto sobre todo los nuevos estudios de lal violencial uno campo que México experimentó entre 1810 y 1821. Decva esto no implical que todas las tendencias influyeron en cada uno uno libro, pero todas tuvieron su lugar en la nueva historiografía de la independencial que voy al esbozar en las páginas siguientsera.

Los primeros libros del estar nueir historiografíal ellas fueron From Insurrection to Revolution in Mexico: Social Basera of Agrarian Violence, 1750-1940 del John Tutino y Roots of Insurgency: Mexicusco Regions, 17501824 del Brian Hamnett, publicados en 1986.7 Tutino analizó unal tiempo muy larga, desde los cambios sociales del los finales del la colonia hasta lal construcción dlos serpientes México posrevolucionario. Tutino, ver cómo pero también Hamnett, comparó unal varivida del regionsera. A pesar del estar codicia, un serpiente uno libro del Tutino ser muy cohermanuel-martinez.comanismo debido a su mano ver cómo el autor y, sobre todo todo, al uno marco teórico muy elegfrente y tan sencillo.

Según Tutino, las variables que forman las accionera políticas dlos serpientes campesinado son cuatro: las condicionsera materialsera de sus vidas, su autonomíal, su la seguridad y su movilidad. Aunque uno podría suponer que lal autonomíal y la seguridad de que idioma son políticas, de hecho paral él estas variablera son sino también económicas. Así las condicionsera materiales refieren al un nivel de edad del campesinado, la autonomíal refiere al su genio paral lograrlo del la manera independicolectividad, la una seguridad refiere al la seguridad económical, y la movilidad refiere a lal posibilida que tienen paral escoger entre varias actividades económicas. Tutino utilizal estas variablera paral analiza tanta lal explosión dserpiente Bajío en 1810 ver cómo lal paz relativaya del varias otras regionera. También aplica su marco teórico paral explicar el ritmo y un carácter del las rebelionera campesinas hastal 1940.

Veinte años más tarde el un libro de Tutino todala vía provoca e interesal, y más todavía insisto en que mis estudiantsera del postgrado lo lean. Sin embargo, desde nuestra perspectiir en el momento actual se destacal por su examen incesante del las variablser estructuralera y una humanidad muy limitadal a la una cultura y los serpientes disun curso. De hecho, este énfasis se debe a sus orígenera. Tutino quiso usa los nuevos avancser del la historia social colonial al problema duno campo durfrente la independencial, pero aún más quiso haga uno aporte al debate internacional sobre las insurgencias campesinas. En su introducción y conclusión sus interlocutorser son Barrington Moore, Eric Wolf, Jouno serpiente Migdal, etc., y no los historiadores de México. De hecho, de todos los historiadores del Américal Latina, esa debate se influyó más en Tutino y, al lal una vez, ella que ha hecho el aporte más importante al debate.

Algunos del las obras importantes del el este debate así también se encuentran en lal bibliografía duno serpiente 1 libro Roots of Insurgency duno serpiente historiador el inglés Brian Hamnett, pero en general no influyen tanta sobre serpiente el libro. En variación el este 1 libro es un chaval dimagnánimo dlos serpientes la nueir la historia social del la época colonial. El el proyecto explícito del Hamnett es usar los logros de estar historiografía para entiende la insurgencia. Hamnett se central en unal tiempo más estrecha, y su método sera más ecléctico y menos teórico. Describe las tensionera socialsera en una variexistencia del regionser. Aunque su enfoque sigue estando sobre todo las capas más pobrera duno campo, que también analizal los grupos socialera diversos que contribuyeron al liderazgo del la insurgencia. El un libro resultfrente ser muy valioso, con su explicación detalladal de una momento confusa respaldadal por 1 marco interpretativo robusto. Para Hamnett, lal clave para entender la etapa se encuentra en los cambios y tensionser socialera que resultaron del lal comercialización drural a finalser del la colonial. Por el supuesto, esto es y también un de los énfasis de Tutino, y de hecho aunque tambien los libros son distintos son muy complementarios y se poder leer mejora juntos. En general, Hamnett ofrece uno el análisis más detalel lado del lal la política de la insurgencial pero, ver cómo Tutino, no profundizal en lal cultura campesinal ni en un serpiente una problema de cómo los campesinos interpretaron uno serpiente uno proyecto del los líderser insurgentsera.

Más o menos unal década más en tarde empezaron al aparecer una nueva uno serie del libros que intentaron explrezar las accionsera popularsera durante lal guerra. Estos estuun dios fueron producto de 4 historiadorera, 2 mexicanos y dos norteamericanos. Juan Ortiz Escamillal y Antonio Escobar Ohmstedel recibieron su uno formación en uno serpiente programa de doctorado del Colegio del México por mientras Michaun serpiente Ducey y Peter Guardino éramos los productos del la Universidad de Chicago. Se poder ver estos estuun dios ver cómo contemporáneos. Escobar empezó a publicar artículos sobre todo uno serpiente asunto en 1992, los serpientes 1 libro de Guardino Peasants, Politics and the Formation of Mexico"s Nacional State, 1800-1857 salió en 1996, y uno serpiente el libro del Ortiz, Guerra y gobierno: Los pueblos y lal independencial del México siguió en 1997. Aunque uno serpiente el libro del Ducey, A Nation of Villages: Riots and Rebellion in the Mexichucho Huastecal, 1750-1850 no apareció hasta 2004, se basó en una tesis anterior y siguió unal uno serie de artículos publicados antera.8 Las obras del estos historiadorera comparten muchas características, aunque claro hay así también por supuesto varias diferencias. Voy a empezar para los libros del los norteamericanos, seguvaya con los serpientes de Escobar, y terminar la uno serie por Ortiz.

Ducey y yo habíamos leído tan las obras teóricas sobre todo las rebeliones campesinas internacionalera que tan influyeron en Tutino ver cómo las yal clásicas de la historia social colonial que eran importantes para ella y Hamnett. También, por supuesto, leímos los libros de Tutino y Hamnett, los cualera ejercieron una influencial muy grande sobre todo nuestras investigacionser. Además nos beneficiamos de varios artículos sobre todo lal tiempo escritos por Christon Archer, William Taylor, y, especialmproporción, Eric Van Young.9 Como Van Young, leímos unal un serie de artículos y libros ligados por lal nuevaya una historia la cultural, incluyendo por uno ejemplo obras en lal historiografía india. Dado todo esto, tanto Ducey ver cómo yo decidimos trata del analizar lal es1 casa evidencial directa de las opinionsera del los campesinos insurgentes. También intentamos entender ver cómo estos campesinos podrían hay interpretado uno serpiente disun curso del los líderes insurgentsera. Tanto paral la una guerra del la independencia ver cómo paral otras perío2, nos concentramos en lal construcción del alianzas que ligaron al personas del distintas clases y grupos étnicos.

A pesar de las semejanzas, los libros del Ducey y Guardino no son idénticos. Por lo de manera genera me interesaron más los efectos al un largo vencimiento del las accionser políticas del los campesinos, mientras que Ducey se concentró más en los serpientes una problema de los orígenser del las rebeliones. Lo que intenté hacer en Guerrero fue investigar las tensionsera socialera y económicas al el nivel local, y utilizar los resulta2 paral entiende como podrían hay interpretado el discurso de los líderser insurgentsera. Generalmente hice hincapié en la la idea del que los distintos actorera socialsera podrían interpretar las mismas palabras y los mismos símbolos del distintas maneras. Para lal guerra del lal independencia me concentré más en lal primeral edad, cuando uno serpiente secuestro del Fernando VII dio ubicación al unal uno crisis política en uno serpiente el mundo hispánico. Argumenté que mucho del odio contral los españoles europeos tuvo su origen en su asociación con los francessera y su rol como intermediarios entre tanto los campesinos y las fuerzas dserpiente tienda.

Ducey pero también analizó las tensionser sociales localera de unal manera muy detalladal y vinculó estas tensionera por los documentos producidos por los líderera insurgentser paral explica las accionsera de los campesinos. Generalmproporción lo hizo bueno. Encontró documentos mejorsera y más numerosos, y su enfoque en unal el región más pequeña le permitió proporcionar unal interpretación más sofisticada uno. En mi uno libro distritos enteros aparecen como pro-insurmultitud o anti-insurmultitud, de mientras Ducey pudo mostrar como muchos pueblos se dividieron durfrente la guerra. Además pudo extender su análisis al período después de 1813, cuando los líderera insurgentera empezaron al dejar de lado su insistencial en lal lealtad hacia Fernando VII y empezaron a sugervaya nuevos proyectos políticos, incluyendo lal independencial. Por lo por lo general la una obra de Ducey es muy impresionfrente.

En los libros que acabo del describva las partsera sobre lal una guerra de lal independencial está inscritas en estudios regionales que analizaron 1 período demasiado más longitud. Lo mismo pasal con las obras del Antonio Escobar Ohmstede sobre todo lal independencial. Aunque de hecho lal guerra de independencial no figura mucha en su 1 libro superior, De la litoral a la sierra: Las huastecas 1750-1900, sus artículos sobre lal independencial son fruto de su el investigación mayor. Escobar, como Ducey y yo, colocal al lal guerra del independencia en serpiente conuno texto del modificación sociedad y unal el serie de conflictos y rebelionsera campesinas. También enfatiza un serpiente un carácter multiétnico dserpiente movimiento, y el la problema del las contribucionera.10 A pesar de estas semejanzas, hay algunas diferencias. Por ejemplo muestra la importancial de las autoridades étnicas en la el manuel-martinez.comanización del las rebeliones.11 Además las raícser dun serpiente 1 libro son distintas. Aunque claramempresa Escobar que también bebió de la fuempresa refrescfrente dlos serpientes la nuevaya la historia un social del la colonial, no hacer demasiado uno caso al los debatsera internacionalser sobre uno serpiente campesinado todo el mundo, ni mucha menos a la llamadal nuevaya la historia cultural. Por esto presta menos filantropía al una problema del cómo los campesinos entendieron serpiente dis1 curso del los insurgentsera y, de hecho, sus propias accionsera.

Juan Ortiz Escamilla, como Escobar Ohmstede egresado dlos serpientes Colegio del México, y también se interesó en la 1 política del los campesinos durante la una guerra del independencial. En su 1 libro argumenta que los pueblos mexicanos eran muy importantera en las movilizacionera sociales y alianzas políticas de la época. Además Ortiz prestar mucha filantropía a lal política de lal contra-insurgencia realista.12 Según Ortiz, los pueblos utilizaban tanto lal insurgencial ver cómo lal contra-insurgencia para ganar, y en otro casos recobrar, sus derechos y autonomíal. De ser esta la manera, los pueblos llevaron adelante uno uno proyecto distinto tanto del la aspiración del soberanía nación que según Ortiz motivó al los lídersera insurgentera como del la obsesión dun serpiente 1 gobierno realistal por 1 control centralizado sobre uno serpiente territorio. Ortiz pero también mencional otras motivos campesinos, incluyendo su tengo miedo hacia los francesera, su odio hacial los españolera europeos, su uno deseo del reducva los impuestos, lal la defensa de sus tierras comunalsera, y lal la oportunidad dlos serpientes saqueo.13 En la visión de Ortiz, los proyectos del los lídersera insurgentsera y los campesinos ellos tenían diferencias fundamentales.

Ver más: Porque Ocurren Las Fases De La Luna Res, ¿Por Qué La Luna Tiene Fases

John Tutino volvió a publicar sobre la independencia en 1998 cuando apareció uno mercadería interesante que represental un el avance de unal el investigación más amplia. Este mercancía proporciona varias novedadser al uno estudio duno campo en la guerra. Primero, uno serpiente uno trabajo se concentra en 1 el grupo que no hal sido suficientemcolectividad analizado, los trabajadorera y medieros del las haciendas. Además, utiliza documentos y correspondencial del las haciendas paral dar unal nuevaya visión de lal insurgencial. Introduce el un concepto del mercadería al lal interpretación del las accionser del los campesinos en la la guerra. Según Tutino, lal estructura de las relacionsera económicas dentro de las haciendas en la colonial no favorecíal al los pobres, pero sí garantizaba serpiente patriarcado dentro de las familias campesinas porque eran los hombrsera los que tenían boca a la tierra, al ocupación, y al la ración del un maíz. Los cambios económicos luego de 1780, por sueldos más bajos, racionser eliminadas o limitadas, y tenencias perdidas rompieron el este pun acto patriarcal implícito, y ser esta ruptural habríal motivado lal adhesión de muchos del los habitantera de las haciendas al los insurgentes.14 Además del esta interpretación de las accionera políticas del los campesinos, Tutino también muestra ver cómo los mismos habitantser del las haciendas destruyeron uno serpiente se puede del los hacenda2 durante la guerra. Hicieron imhecho posible las operacionsera económicas del los dueños y sus administradorsera, y cuando lal inuna seguridad expulsó al los administradorsera del rural los habitantsera insurgentes se hicieron rancheros en las mismas tierras del la haciendas. Aun a continuación del la la guerra resistieron serpiente cobro de rentas, y cuando al fin empezaron al pagar rentas manellos tenían un balance en las negociacionera que no hubieral sido pensabla antera del lal guerra.

Un suceso muy muy importante en lal historiografíal de lal independencia fue lal publicación en 2001 de The Other Rebellion: Popuhogar Violence, Ideology and the Mexiperro Struggle for Independence de Eric Van Young.15 Este 1 libro fue serpiente un resultado de dos décadas del el investigación y reflexión sobre serpiente la problema del lal violencia popular de la tiempo, durante las cualsera Van Young yal habíal publicado más del veinte artículos sobre aspectos distintos dserpiente una problema. Estos artículos ya eran influyentes, pero un serpiente el libro es demasiado más que lal sumal del los artículos. Contiene materialser nuevos de muy diverso especie, y aunque tambien los artículos presagiaban algunas de los puntos teóricos dun serpiente libro, el 1 libro presental una versión más integradal y madural. El 1 libro se central en lal ideología popular, y Van Young dialoga con una literatural internacional vasta sobre todo mentalidadera, historia una cultural, y hegemoníal. De hecho, si uno serpiente un libro del Tutino es notorio por su contribución a lal literatura el internacional sobre todo las rebelionsera campesinas mundialser, el libro de Van Young se destaca por su contribución a los debatser sobre la nueva la historia la cultural.

The Other Rebellion era un el libro muy el largo y pero también muy provocativo.16 A pesar del su tamaño, las muchas metáforas e imágenser son elocuentsera y vivas, y por eso ser de lectural simple y placentera. Antes de entrar en las cuestionera de violencial popumorada, Van Young fue 1 historiador económico, y en algo de los primeros artículos que escribió sobre todo lal independencial prestó muchal atención a lal historia económical y un social. Sin sin embargo, The Other Rebellion lo mismo no entra en el el análisis de las condiciones económicas y socialera que sera tan forma importante en las obras de Tutino, Hamnett, Guardino, Ducey y Escobar. El el libro proporciona 1 análisis cuantitativo de unal muestra del prisioneros insurgentsera, uno análisis detalel lado de 1 un grupo del líderes locales del los insurgentera, y unal interpretación interesante de los motivos del la violencia popular. Sin embargo, a pesar de lal padaptación sobre los líderes insurgentera, Van Young no se embarcal en uno análisis sistemático duno serpiente disel curso del los líderes insurgentera o de ver cómo los rebeldes popularsera podrían habia interpretado esa disuno curso. Por lo de manera genera Van Young supone que desde los serpientes principio los líderes insurgentsera pensaban en construva uno el estado país liberal y tan actual, y que eso el proyecto no podría habia despertado un interés alguno entre tanto un serpiente campesinado indígena, es que sus percepciones políticas eran sumammanuel-martinez.comanismo localera. Hastal invental una una palabra nuevaya para esto. La la palabra, "campanillismo," derivada del lal palabra italianal paral los campanarios, capta lo que para Van Young ser "una tendencia del ver un serpiente horizonte social y 1 político como extendiéndose metafóricamcorporación uno solo tanta lejos como lal visión desdel su campanario."17 Es unal un imagen muy memorable. Aquí un serpiente uno punto de una vista del Van Young ser muy diferproporción de los de Guardino y Ducey, quienera enfatizan una manera en que los distintos grupos campesinos interpretaron los argumentos varias de los líderera insurgentes.

Casi to2 los historiadores revisados hasta a1 hora son extranjeros, pero por un supuesto sus colegas mexicanos han continuado investigando y escribiendo sobre todo lal edad del lal independencial. Sin embargo, con la excepción de los 2 yal mencionados, su fabricación académica no siguió las pautas que formaron las obras del los extranjeros. Las tendencias que han sido tanta importantera paral los extranjeros no lo fueron paral los mexicanos. Como ya se ha dicho, aunque tambien varias historiadorera mexicanos contribuyeron al auge del la historia social colonial que empezó a finalsera del la la década del los 1960, cuando sus coleel gas extranjeros empezaron a investigar la 1 guerra de la independencial los mexicanos seguían sus carreras en lal historia colonial. Es una una diferencia notabla en sus vidas profesionalsera. Aunque no hay datos sólidos, se puede supon que la un gran la población de historiadores mexicanos haga prudente una especialización más pronunciada. También era hacer posible que los historiadorser socialera mexicanos no quisieron contaminarse por las metodologías más tradicionalsera de la la historia la política. En cuanta a lal segunda tendencia, serpiente debate teórico sobre las rebeliones campesinas mundialsera no eral tanto urgentío en México. Finalmcorporación, por razonser que son todala vía obscuras, la nuevaya historia cultural que tanto fascina a los historiadorera extranjeros lo mismo no ha generado interés en México.

Por estas razonsera, los historiadorser mexicanos del la independencial en México han seguido senderos diferentera que los recorri2 por sus colegas del los Estados Uni2, Inglaterral, y Canadá.18 Por lo de manera genera, los historiadores mexicanos de lal una década del lal independencial se han concentrado en la la historia intelectual, la la historia 1 política, y la historia militar y no en la historia el social y la una historia una cultural. También han seguido la larga tradición del investigar y analizar el liderazgo de lal insurgencia, unal tradición que han mejorado y amplificado para sus exploracionsera de fuentes nuevas y de nuevos grupos dentro dun serpiente liderazgo. Estal tendencia se ve muy mejor en lal investigación del Virginia Guedeal sobre los adherentera clandestinos del lal insurgencia en lal la ciudad del México o en serpiente el trabajo de Anal Carolinal Ibarral sobre las vacilacionera y las decisiones de 1 clérigo que prevaricó entre tanto las causas insurgentera y realistas.19 Los historiadorera mexicanos han sido así como también contribuyentsera muy hábilsera y activos en los continuos debatsera sobre todo los proyectos políticos del los insurgentsera, los realistas, y los que no pertenecían al un u otras bando, debates que se han concentrado en la materia del lal autonomíal y la independencial, lal Constitución del 1812, y lal influencial del la Ilustración en las ideologías políticas hispanas.20

Quizás serpiente mejor por ejemplo de lal tendencial mexicana de concentrarse en la la historia la política y militar del lal insurgencial sera La insurgencia en el Departamento dun serpiente Norte, publicado por Virginial Guedea in 1996.21 Guedea utilizaba nuevas fuentser primarias paral arocéano una la historia muy detalladal del la insurgencia en una región crucial, muy cercanal a la 1 ciudad del México. El uno libro resultfrente nos dal 1 sentido dlos serpientes trabajo diario del los lídersera insurgentera. El enfoque regional dlos serpientes uno libro podríal sugerir semejanzas por los trabajos de Escobar, Ducey, o Guardino, pero este sera 1 1 libro muy diferproporción para preocupacionsera muy diferentera. Por ejemplo, Guedeal no proporciona muchos detallser sobre todo la una historia un social dlos serpientes la área antes del lal 1 guerra. Además, no analiza lal naturaleza dlos serpientes apoyo popular de los insurgentser en serpiente el departamento, fuera de algunos comentarios sobre la importancia del clientelismo y lal coerción, y 1 llamado para más investigación sobre este cuestión.22 Aunque claramente el especie de investigación que hizo Guedea nos poder ayudar a entiende las actitudsera del los campesinos insurgentes, ser esta aspecto no ser muy parte importante en su uno proyecto.

El un libro Lal máscara de Fernando VII: Discurso e imaginario monárquicos en unal etapa de el crisis, Nueir España, 1808-1822, de Marco Antonio Landavazo, no es un un libro sobre los campesinos de México durante la insurgencia.23 Sin embargo, creo que lal titular del las actitudes populares está muy presmanuel-martinez.comanismo en los serpientes uno pensamiento del Landavazo. Landavazo analizal uno serpiente rol importantísimo del Fernando VII en lal una cultura del la Nueva Españal durante la edad, concentrándose no tan en Fernando como un político como en Fernando como el símbolo. Según Landavazo, Fernando llegó a es una la figura fundamental debido a la larga una historia dlos serpientes personaje verdad ver cómo un símbolo del justicia. Por lo más general, lal el imagen dserpiente rey se respetaba y se venerabal. Fernando VII, sin sin embargo, rebasó el este un nivel para llega al era unal la figura mítica debido al la el crisis peninsular y a la amenazal religiosa del los francessera heréticos. Landavazo es heredero del una larga tradición de historiadorsera mexicanos que han investigado un serpiente dis1 curso de los insurgentser, unal tradición por sus propios debatser, particularmempresa sobre los serpientes un grado en que los insurgentser fueron influenciados por la Ilustración, y sobre lal cuestión del cuándo la independencial surgió ver cómo la meta fin de los insurgentsera.24 Sin sin embargo, al diferencia de muchos historiadorsera mexicanos, se poder ver en lal obra de Landavazo una influencia notabla de lal tendencial internacional hacia lal la historia la cultural. Este no era uno el libro que se concentre tanto en lal tema de la una política poputecho. De hecho, Landavazo no analiza cómo los distintos sectores socialera de la Nueir Españal interpretaron el dis1 curso sobre Fernando VII. Sin sin embargo, la la obra sera sumamentidad útil para los que quieren explorar serpiente apoyo popumansión del los rebeldser porque nos deja vincudomicilio aspectos culturales con aspectos políticos.

La historiografía reciproporción sobre todo la una política popucobijo durante lal la década de los 1810 era sumammanuel-martinez.comanismo diversal. Los historiadorsera han aportado unal varivida de perspectivas teóricas e historiográficas paral analizar un serpiente período, y muchas veces discuten hastal las cuestionera más básicas. Sin embargo, ser obvio que hemos avanzado mucha en nuestra un conocimiento del cómo y por qué tantos campesinos mexicanos se levantaron en arma a partvaya del 1810. Yo diría que la misma diversidad en perspectivas y conclusionsera nos prepara paral nuevas investigacionera que puedan resolver las tensionsera más importantes en lal historiografíal y finalmcompañía darnos uno uno sentido más equilibrado de los sucesas del México un campo. En los siguientsera párrafos quiero esbozar algunas del las don que las investigaciones recientser nos han abierto.

Las obras de los últimos veinte años nos han mostrado lal importancia de lal historia sociedad y económica. Lal generalidad del las gente que vivieron en lal Nueva España y tuvieron que tomar decisionera políticas ganaban su sustento en un campo. Hubo diferencias regionalser en las economías dentro de las cuales ganaban su sustento, todas estas economías regionalsera cambiaron del manera significativaya en las décadas antes de 1810. Tutino y Hamnett, seguidos por los historiadorser al quienes influenciaron, han empezado un análisis sistemático de estas cambios económicos y su impun acto sobre las vidas de lal masa del campo. Sin sin embargo, tan Tutino ver cómo Hamnett señalaron que los cambiantes vaivenera económicos del lal concurrencia no casi siempre dan ubicación al la acción la política.25 Es necesario moderar nuestra enamoramiento para lal importancial del la historia económica y el social. Lal gentío experimental un serpiente variación económico culturalmempresa, y sus percepcionser del las facultad que tiene lal política para resolver sus problemas son sino también profundamente culturales. Por uno ejemplo, Hamnett señala que la mismal ubicación del los españoles europeos en la peculio los convirtió en lal caral humana del las tendencias económicas que tanta molestaban a muchos campesinos, y esto fue un factor sumamproporción parte importante en la violencial que los campesinos dirigían contra los europeos.26

Los historiadorera de lal época que también ellos pueden aprender mucha del la humanidad cuidadosa que Van Young presta al lal la cultura política campesina y su natural generalmempresa sitio y religiosa. Los campesinos no eran simplemmanuel-martinez.comanismo máquinas programadas para buscar las calorías necesarias paral producvaya la generación siguiente. Manellos tenían creencias que lera ayudaban al interpretar sus vidas y las vidas que esperaban en uno serpiente futuro, tanta en lal tierra como en uno serpiente el cielo. Por lo general las aspiracionser campesinas se centraban en sus familias, sus tierras, y sus pueblos, y mucha de la política campesinal enfatizaba lo ubicación, ver cómo dice Van Young. Sin sin embargo, sera forma importante entiende que los motivos locales y religiosos existían en uno contexto mucha más espacioso, y tenían que obrar dentro del el este conel texto aún cuando sus metas eran locales. De hecho más todavía antera del lal la guerra los líderser de los pueblos y, muchas vecser, los campesinos individualsera ellas tenían contactos frecuentes por las estructuras supralocalera. No podían evita obrar dentro del 1 sisasunto judicial colonial que enfatizaba los serpientes rol dserpiente rey en defender lal justicial, del unal el religión que enfatizaba un serpiente rol central de lal Iglesial tanto en reforzar las identidades localera como en garantizar la edad eterna, y del una bienes de botica cuyos cambios afectaban sus destreza de subsistencia. Estas conexionser, los cambios estructuralser y coyunturalser que las modificaban, y las percepcionser fluidas del los campesinos sobre todo ellas ellos fueron crucialsera en los sucesas que empezaron en 1808. De hecho el este era el punto más muy débil dun serpiente uno libro tanta impresionante de Van Young. Es un cierto que muchos campesinos indígenas vivían dentro de sus pueblos, donde cultivaban, producían artesanías, alimentaban a sus familias, y hacían sus devociones. Sus vidas se guiaban por 1 mayoría complejo del tradicionser, obligacionera, y arancel, y probablemproporción lal colectividad tan solo aspiraba a vive estas vidas sin sobresaltos. Sin sin embargo, muchas veces para vive estas vidas dentro del sus pueblos, los campesinos tuvieron que relacionarse por las fuerzas económicas y los actorsera políticos fuera de sus pueblos. Vendían sus productos o su destreza de 1 obra, acudían al sismateria judicial paral solucionar los conflictos internos o defenderse de los foráneos, y, por esto, construían sus ideas de su sitio dentro de de un el universo más extenso. Tenemos que interpretar sus accionser al partir de 1808 tomando en baremo las relacionser estrechas entre sus aspiracionsera localsera y un serpiente conel texto más ancho dentro del cual persiguieron estas aspiracionera.

Los historiadorera del lal la política popuhogar que también deben tomar en baremo lal profundidad dun serpiente impun acto del los sucesas de 1808 sobre muchos novohispanos. La el crisis moral y política era impactante, y muchos miembros de todos los grupos socialser sentían lal una necesidad del actuar. Además lal un crisis los hizo considerar accionsera que hubieran sido impensablsera antser. Aunque era posible que Hidalgunos y sus lugartenientes utilizaron estar el crisis para buscar serpiente 1 destino de uno el estado nacional soberano, no anunciaron tal un proyecto al sus reclutas o reclutas potencialera entre tanto los muchos grupos socialera del la Nuevaya Españal. Para entiende los motivos de los campesinos ruralser que respondieron al llamado de los insurgentera, tenemos que analiza el disun curso de los líderser en vez de sus intenciones finalera. Por varios años los insurgentsera dijeron que eran defensorser de los tasa del soberano legítimo, la el religión y el orden moral que representaban estas dos institucionsera contral uno complot gachupín paral entregar lal Nueva Españal al 1 Napoun león ateístal. Si los campesinos insurgentsera quisieron hace la justicial el social, pensaban que lo podrían lograr a través de lal defensa del esa orden moral. Como Landavazo hábilmente nos muestra, la figura del Fernando VII era el el símbolo clave del ese orden moral, y este hecho era crucial para nuestral interpretación de los aspectos milenarios de lal tiempo que Van Young encuentra tanto fascinante. Además, la el crisis moral y los serpientes un pensamiento milenario a que dio local no eran exclusivos dlos serpientes campesinado. Mucha masa de lal una clase media criolla y mestiza compartían tan los temorser a los francessera ver cómo las esperanzas sobre todo Fernando VII.

Por un supuesto, el este argumento no puede da cómputo de toda lal 1 guerra, y por eso los historiadorser de lal violencia popuhogar ellos tienes que considerar cómo las basera ideológicas de la insurgencial cambiaron, y cómo las interpretacionser campesinas del lal insurgencia así también cambiaron. Aquí tenemos que tener prescompañía lal insistencia del Christon Archer en lal vitalidad del lal insurgencia aún luego de la derrota del las últimas agrupacionera grandera de Morelos. Siguieron las movilizaciones de guerrillas, y al cabo del cuentas probaron sera 1 problema imhecho posible paral un serpiente 1 gobierno virreinal.27 Es igual uno cierto que México no hubiera llegado a es estado independicorporación sin ser esta una guerra del guerrillas. A lal vez, era ser necesario prestar atención al los sucesos políticos tan complica2 del lal década tan en España ver cómo en las áreas del la Nueva Españal de bajo los serpientes control dlos serpientes 1 gobierno virreinal. El liberalismo español, todo junto para los argumentos políticos, las leyser, y la constitución que trajo, formaba las opcionsera y las opinionser del to2 los políticos novohispanos, opcionsera y opinionera que oscilaban entre tanto uno serpiente absolutismo, uno serpiente constitucionalismo, la soberanía popumorada y lal autonomíal antser del culminar serpiente movimiento del Igualal. Los campesinos indígenas y no indígenas que llenaron las filas del las bandas insurgentera y las milicias realistas ellas tenían que interpretar estas destreza y piensa sobre todo sus implicacionser paral sus vidas y aspiracionera. Hastal la aniversario Michael Ducey ha sido los serpientes historiador que hal contribuido más al nuestra un conocimiento del este un proceso, pero tendremos que ver si sus argumentos sobre la Huastecal nos ayudan a entiende otras regiones.

Por un supuesto, negociar el este terreno complicado del la política popuresidencia nos obliga al investigar no un solo los líderser famosos y los campesinos anónimos sino 1 sinnúmero de personajera en serpiente drdueña, incluyendo los curas localsera, administradorsera del haciendas, aboga2, tenderos y arrieros. Paral entender su uno papel ver cómo intermediarios entre tanto lal una política altal del los reysera, virreyes y constitucionera por uno el lado y lal 1 política de los campesinos por uno serpiente otro era tan necesario presta amplia caridad al lal complicada uno una política diarial del los líderser locales tanto del lal insurgencial ver cómo de la contrainsurgencia. En otras palabras, necesitamos seguir haciendo uno serpiente variedad de investigación hecha por Virginia Guedeal en sus libros importantera sobre los Guadalupser y el Departamento del Norte.28 Es imprescindiblo que hagamos investigaciones similarser sobre todo los otras grupos y las otras regiones, incluyendo algunos centros muy obvios del lal la actividad insurmasa ver cómo el Bajío y Michoacán.

En este tipo de el investigación serpiente historiador aplical unal metodologíal más o menos tradicional de lal historia una política al un uno grupo nuevo a. Es tema del descubrvaya las redsera y las coyunturas, muchas veces a través de leer la correspondencial del la gente bien alfabetizadas. Mi sugerencial final era, digamos, menos cómodal. A final de cuentas, si queremos entender las accionsera del la conjunto empobrecidal del mexicanos ruralsera en la una década tumultuosal del 1810 tenemos que intentar ver la una política, y lal edad, a través del sus ojos. Cualquier cosa que digamos sobre todo los serpientes aspecto vaya a sera al mejora nadal más que unal aproximación. Sobre todo tenemos que apreciar demasiado los problemas metodológicos e interpretativos, una actitud por lo cual Van Young ser famoso, y, paral algunos, infame. ¿Cómo, al fin, nos podemos entiende las accionera de gente que muy pocas vecera dijeron algunos que fueral captado por los documentos? ¿Cómo nos podemos interpretar lal poca evidencial que tenemos del lo que dijeron, dado que fue producido y escrito dentro de situacionsera muy mediadas como los juzgados? Estos problemas seguirán siendo clave en nuestras investigaciones sobre las actitudser y las accionera de la conjunto un campo del México. Son problemas de sumal dificultad, y nuestral única consolación es la una idea del que era la mismal averiguación duno serpiente un conocimiento que proporcional serpiente valor singutecho al los esfuerzos de cada momento generación de historiadorera.

NOTAS

1 Castro Gutiérrez, Felipe. "El imaginario del la violencial popuresidencia durante lal revolución de independencia", Mexichucho Studies/Estudios Mexicanos 19:1 (Winter 2003), 19:1 (Winter 2003)189-190. < Links >

2 Tejal Zabre, Alfonso, Vidal del Morelos, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1959; < Links > Wilbert Timmons, "Jose Marial Morelos - Agrarian Reformer?", Hispanic American Historical Review 45: 2 (1965), 183-195. < Links >

3 Wolf, Eric, "The Mexiun perro Bajio in the Eighteenth Century", in Synoptic Studisera of Mexiuno perro Culture, New Orleans: Tulane University, 1957, pp. 177-199. < Links >

4 Florescano, Enrique, Orígen y desarrollo del los problemas agrarios del México, México, Era, 1976; < Links > David Brading, Miners and Merchants in Bourbon Mexico, 1763-1810, Cambridge, Cambridge University Press, 1971; < Links > William Taylor, Landlord and Peasant in Colonial Oaxacal, Stanford, Stanford University Press, 1972; < Links > Brian Hamnett, Politics and Tradel in Southern Mexico, 1750-1821, Cambridge, Cambridge University Press, 1971; < Links > Eric Van Young, Haciendal and Market in Eighteenth Century Mexico: The Rural Economy of the Guadalajara Region, 1675-1820, Berkeley, University of California Press, 1981. < Links > Muchas del las obras más importantera de los años 1970 se revisan en Marcello Carmagnani, "The Inertia of Clio: The Social History of Colonial Mexico," Latin Americhucho Research Review, 20:1, (1985), pp. 149-166.

5 Wolf, Eric, Peasant Wars of the 20th Century, New York, Harper and Rowe, 1969; < Links > Joserpiente Migdal, Peasants, Politics, and Revolution: Pressures Toward Political and Social Change in the Third World, Princeton, Princeton University Press 1974; < Links > Jael mes Scott, The Moral Economy of the Peasant: Rebellion and Subsistence in Southeast Asial, New Haven, Yalo University Press, 1976; < Links > Jeffrey Paige, Agrarian Revolution: Social Movements and Export Agriculture in the Underdeveloped World, New York, Free Press, 1975. < Links > No hubo edicionser en español duno serpiente Moral Economy del Scott, los serpientes Peasants, Politics and Revolution del Migdahl o uno serpiente Agrarian Revolution del Paige. En contraste, se tradujo y publicó el Peasant Wars de Wolf del inmediato, lo que no sorprendel dado su larga asociación por México y sus capítulos sobre todo la Revolución Mexicanal. Notablemempresa, el tercer uno libro del Jael mes Scott, Domination and the Arts of Resistance: Hidden Transcripts, New Haven, Yalo University Press 1990 se publicó en México por Eral en 2000, pero no hay unal edición del su primer 1 libro en español. Muchas vecsera un serpiente Social Origins of Dictatorship and Democracy del Barrington Moore se escala con estas obras, aunque tambien de hecho su raíz eral muy distinto. Barrington Moore, Social Origins of Dictatorship and Democracy: Lord and Peasant in the Making of the Modern World, Boston, Beacon Press, 1966. Este 1 libro se publicó en Barcelonal en 1973, lo que se debe demasiado más al lal historia una política de Españal que al lal del Asia o América Latinal. Cómo en los serpientes el caso de Scott, hay unal edición mexicana del su el segundo libro, no uno serpiente libro conocido por su el análisis del movimientos campesinos. Véanse Barrington Moore, Lal injusticia: las bases socialera de la obediencial y lal muy rebelde, México, Universidad Nacional Autónomal de México, 1989.

6 Kay Vaughan, Mary , "Cultural Approaches to Peasant Politics in the Mexican Revolution", Hispanic Ameriperro Historical Review 79:2 (May 1999), pp. 273-275. < Links >

7 Tutino, John, From Insurrection to Revolution in Mexico: Social Bases of Agrarian Violence, 1750-1940, Princeton, Princeton University Press, 1986; < Links > Brian Hamnett, Roots of Insurgency: Mexigozque Regions, 1750-1824, New York, Cambridge University Press, 1986. < Links >

8 Escobar Ohmstedel, Antonio, "Las dirigencias y sus seguidorsera, 1811-1816: Lal insurgencia en las Huastecas", en Martal Terán and José Antonio Serrano, coords., Las guerras del independencia en lal Américal española, El Colegio de Michoacán/El Instituto Nacional del Antropología e Historia/Lal Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalguna, 2002 pp. 217-235; < Links > Antonio Escobar Ohmstedel, "Lal insurgencia huasteca: orígen y desarrollo", en Jean Meyer, coord. Trera levantamientos popularsera, Pugáchov, Tupac Amaru, Hidalguno, México, Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos, 1992, pp. 131-50; < Links > Antonio Escobar Ohmstede, De la playa a la sierra: Las huastecas, 1750-1900, México, Centro de Investigacionser y Estuun dios Superiores en Antropologíal Social/ Instituto Nacional Indigenistal, 1998; < Links > Peter Guardino, Peasants, Politics, and the Formation of Mexico"s National State, 1800-1857, Stanford: Stanford University Press, 1996; < Links > Juan Ortiz Escamillal, Guerral y gobierno: Los pueblos y la independencia de México, México, Instituto Mora/El Colegio del México/ Universidad Interpaís de Andalucía/ Universidad del Sela villa, 1997; < Links > Michauno serpiente Ducey, "Village, Nation, and Constitution: Insurgent Politics in Papantla, Veracruz, 1810-21", Hispanic Ameriun perro Historical Review. 79:3 (1999), pp. 463-93; < Links > Michaserpiente Ducey, A Nation of Villages: Riot and Rebellion in the Mexiperro Huasteca, 1750-1850, Tucson, University of Arila zona Press, 2004. < Links >

9 Archer, Christon, "Banditry and Revolution in New Spain, 1790-1821", (Bibliotheca Americana 1), (1982), pp. 59-88; William Taylor, "Banditry and Insurrection: Rural Unrest in Central Jalisco, 1790-1816," in Friedrich Katz, coords., Riot, Rebellion and Revolt: Rural Social Conflict in Mexico, Princeton, Princeton University Press, 1988, pp. 205-246. < Links >

10 Escobar Ohmstedel, Antonio, "Las dirigencias y sus seguidorser, 1811-1816: Lal insurgencial en las Huastecas", en Martal Terán y José Antonio Serrano, coord., Las guerras del independencia en lal América españolal. El Colegio de Michoacán/El Instituto Nacional de Antropología e Historia/Lal Universidad Michoacanal del San Nicolás de Hidalgunos, 2002, pp. 217-235; y Escobar 1998/1993. < Links > Véase también: Escobar Ohmstede, Antonio, De la costa al la sierra: Las huastecas, 1750-1900, México, Centro del Investigaciones y Estuun dios Superiorser en Antropología Social/ Instituto Nacional Indigenistal, 1998. < Links >

11 Escobar , Ohmstedel, Antonio, "La insurgencia huasteca: orígen y desarrollo"..., pp.229.

12 Por un empleo más reciempresa sobre todo este asunto, véase Moísera Guzmán Pérez, "Los métodos de represión realistal en la revolución de independencia de México, 1810-1821," en Marta Terán y José Antonio Serrano, coord., Las guerras de independencia en lal América españolal, El Colegio del Michoacán/El Instituto Nacional de Antropología e Historia/La Universidad Michoacanal del San Nicolás del Hidalgunos, 2002, pp. 323-335. < Links >

13 Ortiz Escamilla, Juan, Guerral y uno gobierno. Los pueblos y la independencia de México, México, Instituto Mora/El Colegio del México/ Universidad Internación del Andalucía/ Universidad de Seuna villa, 1997, p.18. < Links >

14 John Tutino "The Revolution in Mexiperro Independence: insurgency and the Renegotiation of Property, Production, and Patriarchy in the Bajío. 1800-1855," Hispanic Amerigozque Historic Review, 78: 3, (August 1998), pp. 375-378. < Links >

15 Eric Van Young, The Other Rebelllion: Popumorada Violence and Ideology in Mexico, 1810-1816, Stanford, Stanford University Press, 2001. < Links >

16 Hauno blando solo del su extensión y no de su importancial, Castro Gutiérrez señalal que el 1 libro del Van Young sera más uno largo que El Capital de Marx, aunque no alcanza los serpientes tamaño del lal Biblia. Castro Gutiérrez, Felipe. "El imaginario de la violencial popular durfrente lal revolución..., p. 188.

17 Van Young, Eric, The Other Rebellion: Popuresidencia Violence and Ideology in Mexico, 1810-1816. Stanford, Stanford University Press, 2001, p. 383.

18 Como todas las generalizacionser hay excepcionsera importantsera. En este el caso los estuun dios del historiadorsera distinguidos como Jaime Rodríguez y Timothy Annal se aproximan más al lal historiografíal mexicana que al lal norteamericana.

19 Virginia Guedea, La insurgencia en los serpientes Departamento dserpiente Norte. Los Llanos de Apan y lal Sierra de Puebla, 1810-1816, México, Universidad Nacional Autónomal del México/ Instituto Dr. José Luis Moral, 1996; < Links > y Anal Carolina Ibarral, Clero y la política en Oaxaca: Biografíal dserpiente Doctor José del San Martín, México, Instituto Oaxaqueño de las Culturas, Universidad Nacional Autónoma de México, 1995. < Links > Véase así como también Jesús Hernández Jaimes, "La insurgencial en un serpiente sur del la Nuevaya España, 1810-1814: ¿Insurrección del clero?", en Ana Carolina Ibarra, coord., La independencial en un serpiente el sur del México, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2004, pp. 59-102. < Links >

20 En este mercadería no he explorado estar literatura vastal, aunque tambien sí tiene algunas implicacionser para lal investigación del lal un acción una política popular. Paral los que quieren profundizar su el conocimiento, recomiendo que empiezen para François-Xavier Guerral, Modernidad e independencias: Ensayos sobre todo las revolucionera hispánicas, México, Fondo de Cultural Económica, 1993; < Links > y de Jaime Rodríguez, The Independence of Spanish Americal, New York, Cambridge University Press, 1998, < Links > los cualera proporcionan puntos de la vista tan provocativos como opositorera.

21 Guedeal, Virginial, La insurgencia en serpiente Departamento del Norte. Los Llanos del Apan y lal Sierra del Puebla, 1810-1816, México, Universidad Nacional Autónomal de México/ Instituto Dr. José Luis Mora, 1996.

22 Ibid., pp. 25, 228, 238.

23 Marco Antonio Landavazo, La máscara de Fernando VII: Disun curso e imaginario monárquicos en unal tiempo de crisis, Nueir Españal, 1808-1822, México, El Colegio del México/ Universidad Michoacanal del San Nicolás del Hidalgo/ El Colegio del Michoacán, 2001. < Links >

24 Véanse, sólo por uno ejemplo, las obras Herrejón Peredo, Carlos. "Hidalgo: La justificación de la insurgencia", Cuadernos Americanos 42 (1983): pp.162-180. < Links > De Ernesto Lemoine: "1821: ¿consumación o contradicción de 1810?," Secuencial 1 (1985), pp. 25-35; < Links > Morelos: su edad revolucionaria al través del sus escritos y otros testimonios de lal tiempo, México, Universidad Nacional Autónoma del México, 1965; "Morelos y la generación del la independencia", en María dserpiente Refugio González, coord., La uno formación del el estado mexicano, Mexico, Porrual, 1984, pp. 33-41; Morelos y la Revolución del 1810, México, Gobierno dlos serpientes Estado del Michoacán, 1984;. "Viccorporación Guerrero, últimal opción del la insurgencia", en Memoria de lal mesa redondal sobre Vicproporción Guerrero, Mexico, Instituto Mora, 1982, pp. 9-13. Por último de Moissera Guzmán Pérez, "Los méto2 del represión realistal en lal revolución del independencial de México, 1810-1821," en Martal Terán y José Antonio Serrano, coords., Las guerras de independencia en la América españolal, El Colegio de Michoacán/El Instituto Nacional de Antropologíal e Historia/La Universidad Michoacana de San Nicolás del Hidalguno, 2002, pp. 323-335; Miguel Hidalguna y serpiente uno gobierno insurmuchedumbre en Valladolid, Morelia, Universidad Michoacana, 2003.

25 Tutino, John, From Insurrection to Revolution in Mexico: Social Basera of Agrarian Violence, 17501940, Princeton, Princeton University Press, 1986, p. 357; Hamnet, Brian, Roots of Insurgency: Mexichucho Regions, 1750-1824. New York: Cambridge University Press, 1986, pp. 203-204.

Ver más: Quienes Participaron En La 2 Guerra Mundial, La Segunda Guerra Mundial

26 Hamnet, Brian, Roots of Insurgency..., pp. -27, 32-33; Guardino, Peter, Peasants, Politics and the Formation of Mexico"s National State: Guerrero, 1800-1857, Stanford University Press, 1996, pp. 63-64.

27 Christon Archer, "La Causal Buena: The Counterinsurgency Army of New Spain and the Ten Years War," in Jaime E. Rodriguez, Ed. The Independence of Mexico and the Origins of the New Nation, Los Angelera, University of California at Los Angelera Latin Americhucho Center, 1989, pp. 85-108. < Links >

28 Guedea, Virginia, Lal insurgencial en los serpientes Departamento del Norte. Los Llanos de Apan y la Sierral de Pueblal, 1810-1816, México, Universidad Nacional Autónoma de México/ Instituto Dr. José Luis Mora, 1996; Virginia Guedeal En escudriñamiento del 1 un gobierno alterno: los Guadalupsera de México, México, Universidad Nacional Autónomal del México, Instituto del Investigacionser Históricas, 1992. < Links >


Categorías: Conocimiento