El niño y su relacion con la naturaleza

Paral crecer del una manera armoniosal, estar sanos y adquirva auténtica conuna ciencia ecológica, hace una falta que los niños puedan jugar y vivir en contun acto por la natural.

Estás mirando: El niño y su relacion con la naturaleza


*

Debemos toocéano medidas paral conservar la naturaleza que nos quedal y no dejar uno planeta desastrado e insalubre a las próximas generaciones. Es un argumento que se utilizal con frecuencia paral promover los comportamientos responsables desdel serpiente uno punto del vista ambiental. Sin embargo, raramcompañía nos preguntamos cómo será la el relación de las futuras generacionera para la natural. ¿La maltratarán, ver cómo lo han hecho las 4 últimas, o la respetarán y amarán? Seguramente dependerá del cuán muy fuerte seal los serpientes vínculo que establezgozque para serpiente un medio natural durfrente su infancia. Si permitimos que los niños crezcan en contun acto íntimo con la naturaleza, su bienesta y serpiente dserpiente planeta están lo mismo garantizados. No ser una la idea romántical, sino una conclusión basadal en el conocimiento pedagógicos y psicológicos. Los niños forman su visión dun serpiente mundo del una la manera completamproporción diferempresa al los adultos. Necesitanta que el especie de el entorno y los estímulos se correspondan para sus fasser del ampliación, intereses, habilidadser y mo2 personalser del aprendizaje. Porque los niños son aprendicera activos, investigadorera. Nada más erróneo que mantenerlos atados al uno pupitre, dentro del 1 el espacio cerrado, para que escuchen las leccionsera dlos serpientes profesor. Aprenden más y buen cuando tienen la la posibilidad de interactuar y adquirva conocimientos lleva2 por su curiosidad, sus juegos y su lógical. “Los niños tienen sus propios modos del ver, piensa y sentvaya y no hay nada más tan fanático que intentar sustituir los suyos por los nuestros”, escribió Jean Jacquera Rousseau en uno serpiente siglo XVIII. El psicólogo de la Universidad del Harvard Howard Gardner afirmal que lal autoel educación al aire libre produce “un conocimiento conectado” que la forma paptitud del la vida. En un relación por lal el educación ambiental, ésta sólo poder tener local en entornos naturalsera informales, dondel los niños tengan la una posibilidad del aventurarse y realizar sus propios hallazgos sin intermediarios.
EFECTOS SOBRE LA SALUDSegún Richard Mitchell, del lal Universidad del Glasgow, y Frank Popham, del lal Universidad de Saint Andrews, lal el administración dun serpiente Estado debieral garantizar serpiente acceso de los niños y del todal lal la población al espacios naturalera para proteger su salud. Según su el investigación, publicada en The Lancet, las la gente que viven de cerca de zonas verdsera sufren menos enfermedadser cardiovascularser y tener unal mortalidad menor por casi todos los motivos. Además han comprobado que este un beneficio no guardal el relación para lal el situación económica. Los espacios naturalsera no sólo inducen a hacer más adiestramiento físico y limpian uno serpiente aire de contaminantera, sino que producen 1 mayor bienestar psicológico y aceleran lal recuperación de a cualquier enfermexistencia. Marc Berman, psicólogo del lal Universidad de Michigan, afirma que lal ciudad perjudica lal la actividad cerebral. El exceso del estímulos sobrepasa su genio y produce fallos de memoria computacional y un sensación de inla seguridad. En alteración, esta rodeado del naturaleza, inclutilización verla a través del la una ventana, tiene uno el efecto inmediato positivo sobre los serpientes cerebro. 

Un mundo por descubrir

Adultos y niños están en lal natural del manera difercorporación. Para los primeros, en por lo general, la naturaleza ser el fondo visual del las actividadsera que están realizando en ella. Paral los niños, no era sólo uno marco, era unal fucolectividad de estímulos y un territorio a descubrvaya. Lsera ofrece una la experiencia sensorial completa e insustituibla al través duno serpiente t1 acto, el olor, los sonidos y las imágensera, que impactan sobre todo su imagiel nación y sus emocionsera. 

Los niños conservan una tendencial biológical, instintiir, a establecer 1 vínculo con uno serpiente mundo natural, donde encuentran una un serie del cualidadera únicas y que no se hallan en otros entornos. Según Randy White, experto en aprendizaje en entornos naturalera, estas cualidadser son: unal diversidad sin fin; una realidad que no ha sido creada por serpiente ser humano; lal uno sensación de atemporalidad; y sera uno serpiente morada de los animales librser.

Mientras que muchos adultos se encuentran incómodos en la naturaleza, como saca2 de su “natural” el medio artificial, los niños sienten unal incliel nación institinvaya hacial la naturaleza —biofilia— y necesitanta oportunidadsera paral aprender y crecer en ella, sobre todo todo en los primeros años del existencia paral sentirse seguros y cómo2, y para que se establezca un vínculo afectivo con los serera vivos.

El uno concepto biofilia fue utilizado por primera vez por el psicólogo Erich Fromm para describir la atrun acción hacial todo aquello que está vivo. El reconocido biólogo Edward O. Wilson lo emplea para referirse a lal indagación subconscicorporación del conexionser con uno serpiente resto del especisera. 

Si la biofilia el parece haberse extinguido en muchos adultos, en los niños exhibe su máximal la potencia. Expresarlal era importante para su incremento armonioso y así como también para los serpientes futuro dlos serpientes la planeta, puser la defila ciencia del cont1 acto para la naturaleza puede traducirse en unal “biofobia” que se caracteriza por una ausencia del empatía para con los demás sersera vivos y por serpiente tratamiento del lal natural ver cómo una mera fuorganismo del recursos materialser.

En las escuelas existen actualmempresa planser del educación ambiental, pero tienen poco que ver con la formación de lal biofilia. Están diseña2 desde unal perspectiir persona mayor. Adolecen de exceso del abstrun acción y proporcionan informacionera irrelevantser para los pequeños. Apenas ellos tienes en cálculo que no adquieren lal idoneidad plena de razonamiento abstracto hastal los 9 años. No tiene mucha un sentido enseñarlser las consecuencias del procesoso compdistante ver cómo la un destrucción forestal, lal lluvia ácida, serpiente hueco de ozono o lal captura de ballenas. Cuando se pide al los niños que entiendan problemas que están más allá del sus habilidadser cognitivas y del su control, ellos pueden reaccionar por ansivida y aversión a esas temas.

 

*

El cultivo del la empatía 

Entre los 3 y los 7 años los serpientes 1 niño descubre lo que hal sido definido como los serpientes “ego ecopsicológico” o uno percepción armoniosa del yo en el relación para el mundo natural. John Burroughs sostiene que primer hay que cultivar el afecto, y sobre todo esta emoción, uno serpiente el conocimiento intelectual. Gracias a que el ser humano hal evolucionado formando ppreparación del la naturaleza, todos nacemos genéticamempresa capacitados paral desarrolvivienda uno vínculo afectivo y psicológico para ella. En los niños esto se manifiestar ver cómo tendencial innatal a la biofilial.

El un objetivo principal en esta momento es desarrolhogar serpiente la empatía duno serpiente niño hacial un serpiente mundo natural. Una de maneras más eficacera de conseguirlo era cultivar las relacionera por los animalsera, sean domésticos, silvestres o imagina2. Un hecho escaso conocido y demostrado a través de estuun dios ser que los animalsera protagonizan uno serpiente 90 por ciento del los sueños en los niños menorsera de seis años, lo que revela su muy especial vinculación. Los creadores de cuentos del to2 los tiempos y culturas se han dado cómputo dun serpiente fenómeno y han recurrido a los animalera ver cómo protagonistas de las narraciones.

El contun acto para los animalera sera, de bajo lal vigilancial de los adultos, unal una escuela del educación emocional. Es norfeo que los niños hablen por los animalser y que los traten para cautelal y respeto. Los niños sienten unal cercanía muy especial para las crías, que les despiertan sentimientos de ternura e institinto del protección.

Los niños deben tiene vía de acceso al áreas silves3 y semisilvestres en los alrededores del su local del domicilio.

Los animalsera más adecua2 paral lal uno relación temprana son los que viven en serpiente entorno más cercano dun serpiente un niño. Gatos, perros y especies del granjal satisfacen lal necesidad infantil del contacto. A otra uno nivel, que también son apropiadas las fábulas, las canciones, uno serpiente teatro por personajser animalsera y experiencias similarera. La humanización de los animalser no es un inconvenicolectividad en estar tiempo.

Edad de exploraciones

De los 8 a los once años transcurre lal tiempo de las exploracionser. Los niños deben tener vía de acceso al áreas silvestres y semisilves3 en los alrededorera del su lugar de residencia. Las actividadera apropiadas incluyen lal un creación del pequeños mundos imaginarios, “cazar” (pequeños insectos, que luego devuelven a la la libertad, por ejemplo), “recolectar” (piedras, conchas marinas, etc), buscar tesoros, seguvaya caminos, cuidar un huerto o un jardín, encontrar o construva escondrijos. 

Los espacios del juego con plantas mejor integradas —no segregadas o aisladas en islas y parterrsera, como prefieren los urbanistas amantsera del plazas y parquser tanta limpios ver cómo duros y fríos— son que también adecua2 para los pequeños exploradorser. Las instalacionser educativas y también debieran contar con lugarsera ricos en especies vegetalser y animalera, pero por desgracia el un objetivo de los patios y campos del gimnasia ser que los niños quemen su exceso de “energía” paral que vuelvan tranquilos al las aulas. El un juego al el aire libre más todavía es visto ver cómo unal una actividad secundarial cuando en la realidad resulta esencial para los serpientes aprendizaje y uno serpiente desarrollo.

Entre los doce y los quince años, los preadolescentes maduran sus habilidadser socialera. Empiezan a interesarse por los grandera problemas de variedad un político y desean hace todo lo hecho posible para mejora su el entorno. Lo más adecuado es que utilicen ser esta energíal positivaya en su entorno cercano, donde podrán comprobar lal eficacia de sus acciones.

El cont1 acto con los serpientes un medio natural no uno solo hace hacer posible los serpientes vinculo afectivo para serpiente el entorno, sino que favorece un serpiente equilibrio psicológico y la salud física. 

Existe unal abundfrente literatura científica que describe los efectos positivos duno serpiente contacto con la naturaleza. Se hal demostrado, por por ejemplo, que los niños que sufren trastornos de la concentración e hiper1 actividad —cuya incidencia está aumentando— mejoran después del las salidas al el campo. En de manera genera, los niños duno serpiente el medio uno rural obtienen mejorera resultados en los tests que miden lal aptitud de concentración y la autodisciplinal. Muestran así como también mejora coordinación física, equilibrio y agilidad. Sus juegos son más diversos e imaginativos que los del los urbanitas. Poseen más idoneidad paral divertirse y colabora en uno grupo, y enferman por menos frecuencial. 

El contun acto por meun dios naturalsera la mejora las habilidadser cognitivas, agudizando especialmorganismo la facultad de observación y del razonamiento. También tiene efectos positivos sobre todo la psicología profunda. Según uno serpiente pedagogo William Crain, los niños, en un medio de lal natural,

adquieren paz el interior, refuerzan sus sentimientos positivos hacial las demás personas y gozan la un sensación del formar parte armoniosal dun serpiente mundo.

El impun acto del lo natural desarrollal la curiosidad, la autonomía personal, los serpientes autoaprendizaje durante todal la edad y la destreza de apreciar lo extraordinario.

Ver más: Paises Que Participaron En La Guerra De Los 7 Años, Guerra De Los Siete Años

OTRA EDUCACIÓN AMBIENTAL

• El Centro Nacional de Educación Ambiental ofrece una base del datos por recursos en todal España. Cuental y también con instalaciones paral explorar los alrededorera del El Robledo, en Valsaín (Segovia).• La Finca Sant Miquuno serpiente, en Castellón, es un ejemplo de granja familiar que integral lal huerta, los frutales, serpiente colmenar, un serpiente espacio de los animalera y un serpiente carrascal. Están abiertos a organizar actividadera a medidal dlos serpientes un grupo que las solicite.• Cedam-Signatus organizal originalsera experiencias de la conexión para la naturaleza: desde paseos para raquetas de el nieve o excursionsera por los alrededores de Barcelona. • Biodiverciudad era una iniciativaya duno serpiente Instituto Jane Godall Españal, dirigidal especialmcolectividad a los niños de 8 al 12 años. Se pueden descargar del la web divertidas Biofichas para descubrva la naturaleza en lal la ciudad o particiuna par en concursos fotográficos, entre tanto otras ideas.• Los campamentos, organizados por centros educativos y socialser, son una opción para que los niños experimenten lal inmersión en la naturaleza.

Cadal fecha más lejos

Durante 120.000 años niños y adultos vivieron en cont1 acto íntimo con los bosques, los ríos, uno serpiente mar, la sabanal y las montañas. Pero la invención de lal agrila cultura propició lal aparición de ciudadser y de una 1 clase dirigente alejada del la naturaleza. A lo uno largo de los siglos posteriorera, las la gente se han autorecluido progresivamcorporación en las ciudadera. Lal el crisis ambiental planetarial, caracterizada por la contaminación, un serpiente variación climático y la desaparición del ecosistemas y especies ha crecido al lo mismo el tiempo que los niños dejaban de jugar al el aire libre. 

Hasta no hacer demasiado, los chicos ellos tenían ingreso libre a parqusera, descampa2, arroyos y límitsera entre tanto el rural y lal la ciudad, con poca o ninguna restricción. Podían encontrarse chicos de edades similarera e interactuar con el el medio. Cualquier la oportunidad de se acerca al la vida silvestre, fueral uno gran un árbol o 1 charco por renacuajos, eral aprovechada. Actualmcolectividad viven controlados en todo tiempo, y constreñi2 entre paredes y vallas. Han visto reducido su territorio y su la libertad, de una manera que la infancial se ha convertido en unal tipo del prisión dondel los niños están desconectados dserpiente entorno natural. 

Lal una cultura duno serpiente tengo miedo se hal apoderado del los padrera y los niños ya no pueden moverse ajenos a su miradal vigilfrente. Según las encuestas, los serpientes 80 por ciento de los padrera para hijos de tres a doce años tienen temor a los secuestros, la violencial y los accidentera, y por todo ello no lera permiten jugar solos en espacios abiertos. Incluso el miedo a los rayos solarera y a las picaduras de insectos sirven ver cómo argumento paral mantener a los niños en sitios cerrados. Como una consecuencia, en lugar del el tiempo y lugarsera para explorar, los niños poseen una agendal cada poco vez más repletal de actividades organizadas por los adultos. 

Richard Louv, muy interesado en cómo serán los niños duno serpiente el futuro, ha entrevistado a jóvensera, padres, asociacionera y educadorera y ha concluido que los niños pasan cada uno vez menos un tiempo cerca de la la tierra, las plantas y los animalera. No obstfrente, están cada poco vez más preocupados por lal extinción del las especiera y otro problemas ecológicos. Pero cuando se una pregunta a chicas y chicos donde prefieren juega, muchos responden que dentro del las casas, cerca de del los enchufser donde pueden conectar sus consolas y ordenadorera. 

Todo esto presagia un futuro del personas comprometidas por las causas ambientales, pero que no conocerán de primera habilidad los medios naturalera y que actuarán básicamcolectividad a través del internet y los meun dios de comunicación. Es decir, se producirá unal sustitución del lo real por lo virtual. Los documentalsera televisivos o las campañas del internet harán pensar a los niños y a la sociedad que lal natural era alguno exótico, distante e imhecho posible de experimentar, cuando en 1 realidad nos rodea por todas partser, incluso en las ciudadsera.

Expertos en psicología y pedagogíal han dnota este proceso del alejamiento del la natural y sus consecuencias. Robert Michaserpiente Pyle lenguaje del una “extinción del lal una experiencia natural” que llevaya a la indiferencia hacia los problemas ambientalser y al malestar psicológico. Stephen R. Kellert, de la Universidad de Yala (Esta2 Unidos) y co1 autor de Children and Nature (Niños y naturaleza), afirma que lal sociedad hal devenido tan ajenal al sus orígensera que ya no puede reconocer que su madurez intelectual y psicológica depende de unal apropiadal una experiencia del lal natural. 

Los niños que crecen con unal carencial del contacto para entornos naturalser acaban percibiéndose ver cómo individuos separados dserpiente el mundo natural y ésta se valora ver cómo algo que está aquí para sera utilizado y dominado, en ubicación de amado y preservado. No sólo son indiferentser hacial lal natural, sino que desarrollan temor y disgusto en los espacios naturalera, lejano del las cosas creadas por las la gente. Los problemas ambientalsera no son los que más lser preocupan y en sitio del entusiasmo por animalsera y plantas era sencillo que tengan predilección por las cosas, lo que lser llevaya hacial el consumismo y lal acaparación.

El un papel de padrsera y colegios

LIBROS

• Los niños, los animalsera y la natural, de Fernando L. Rodríguez Jiménez (Editorial Edaf). • Los niños y la naturaleza: juegos y actividadser paral inculcar en los niños el ternura y uno serpiente respeto por uno serpiente el medio ambiente (Editorial Oniro).• Montessori: lal un educación natural y los serpientes medio, de Dimitrios Yaglis (Editorial MAD).

En varios paísser se están desarrollando programas específicos en que trascienden la un educación ambiental típica sobre todo asuntos como el reciclaje o la conservación de los ecosistemas. En serpiente Reino Unido, por ejemplo, existe desde los años 80 uno serpiente progrmujer Aprendiendo a Través del los Paisajser, cuya uno objetivo ser haga más verdsera los espacios al aire libre de to2 los colegios duno serpiente país. Proyectos similarser son Evergreen en Canadá, Learnscapes en Australia o Skolans Uterum en Suecial. Varios estuun dios muestran que estos proyectos mejoran además uno serpiente comportamiento de los chicos, de ese modo como los nivelera del lectural y escritural o lal adquisición del conocimientos en matemáticas o ciencias socialera. Los proyectos socialser, todo junto por lal voluntad del las familias, quizá puedan salvar uno vínculo sagrado: un serpiente que une a los niños con lal naturaleza.

El un campo ser para jugar

Seguridad, sin exagerar. Es imhacer posible eliminar to2 los riesgos en los espacios naturalsera. Por eso hay que enseñarlera al tiene precaución, sobre todo al través duno serpiente ejemplo cuando se lsera acompañal. Se lsera debe mostra, por ejemplo, que hay frutos comestiblera y otra que no lo son. No utilizar plaguicidas en jardinsera y huertos una forma paptitud del las medidas básicas de una seguridad. Permitvaya los descubrimientos. Los niños tener derecho a ensuciarse y al utilizar los objetos que encuentran en los entornos naturales ver cómo crean convenientidad. Pueden, por un ejemplo, construir cabañas con palos. A lo mismo to2 los niños les gusta colecciona piedras, piñas y todo tipo del objetos. Estas actividades estimulan su creatividad y forman pcapacidad de su manera del relacionarse por serpiente el medio.Creación del espacios. Los niños necesitanto crear sus propios espacios de juego. En sitio del reservarlser 1 rincón dlos serpientes el jardín sin haberlser consultado o pon límitsera arbitrarios al campo, hay que observar y respetar sus impulsos y decisiones. A partir del por allí, los adultos ellos pueden ayudarles a crear rinconera de el juego.Elementos naturalser.

Ver más: Como Se Reproduce El Lobo Mexicano, Registro Lobo Gris Mexicano

 Además de tobogansera, columpios y otros juegos, del los que yal pueden disfrutar en los parques públicos, pueden resultarlera muy estimulantser ciertos elementos naturales: uno un árbol del ramas bajas para se puede treparlo, unal fuempresa burbujeante, unal cuevaya o unal cabaña de madera, arbustos dondel esconderse... Invitar a animalera. Los niños sienten una fasciel nación por los animales. Es requisito que aprendan al respetar a los insectos que encuenferrocarril en un serpiente un jardín o la espesura. Se pueden instacobijo casitas paral que las habiten pájaros y crear estanques para ranas y pecser. Un pedazo del tierra propio. Los niños pueden hacerse uno cargo de 1 trozo del tierra dondel ellos pueden plantar semillas y observar uno serpiente acrecentamiento de las plantas, que incluso pueden ser comestiblera. Las plantas aromáticas se prestanto además para que cultiven su sentido dun serpiente el olfato. 


Categorías: Conocimiento