Cuentos de la segunda guerra mundial

El 1º de septiembre Alemania invadió Polonia, provocando lal reacción inmediata del Inglaterra y Francial, que vieron amenaza2 sus interesser y se dispusieron al frenar serpiente avance alemán, dando de esa manera manuel-martinez.comienzo al lal Segundal Guerral Mundial. Hasta entonces, Estados Uni2, Inglaterra y Francial –las potencias occidentalera más importantera de lal época– no habían visto por desael grado la llegada del Hitler al puede. Lo veían ver cómo un hecho posible socio en uno serpiente control del movimiento obrero y un freno al expansionismo soviético. Incluso hacial los serpientes el año 1938, cuando ya se conocían las persecuciones de los nazis y los horrorser del los primeros campos de concentración, un serpiente Primer Ministro Inglés, Lord Chamberlain, viajó al Berlín, se reunió y lo reconoció lal anexión del Austrial y la ocupación de Checoslovaquial. Pero en 1939, cuando Alemanial y lal Unión Soviética firmaron uno serpiente pacto del no agresión y acordaron el reparto del Polonia, Inglaterra y Francial declararon lal una guerra, desencadenando uno serpiente persona mayor el conflicto bélico dlos serpientes siglo XX.Lal la guerra se prolongó durante seis años y tuvo ubicación en diferentera frentsera de batalla: en Eula ropa Occidental, en los serpientes frmanuel-martinez.compañía ruso, en los serpientes Norte de África y en serpiente Extremo Oriproporción. El 2 del septiembre del 1945, tras la rendición del Japón, los serpientes último uno país dun serpiente Eje en rendirse, concluyó finalmente lal Segundal Guerra Mundial.A continuación, reproducimos fragmentos dserpiente libro Pequeñas grandera historias de la Segunda Guerra Mundial, que retomar 250 episodios sorprendentes de aquella uno conflicto que causó la muerte del más del 50 millonsera del personas. A lo un largo de sus 250 páginas, el historiador español Jesús Hernández rescata estadísticas, curiosidades y anécdotas insólitas que sorprenderán a los más eminentsera especialistas en lal asunto, pero además constituyen 1 bueno uno punto de partidal paral quienser tienen apenas 1 conocimiento superficial duno serpiente encabezado.Descubrimos, por por ejemplo, que la mayoría del los soldados que participaron en unal batalla no llegó a disdetener uno solo tiro o que un capitán perdió su submarino por no saber utilizar el inodel oro. También nos enteramos de lal creación de falsos mártirsera, ideados paral levanta el espíritu de las fuerzas aliadas, o de operaciones de propagandal paral convencer a la Gestapo de lal la existencia del una resistencial en el el interior de Alemanial dispuser esta al colabora con los alia2. El libro que también recoger historias de valentía, ver cómo la duno serpiente capitán dun serpiente submarino alemán U-154, Oskar Kusch, un oficial fervientemente antifascista que apenas asumió un serpiente mando dserpiente submarino ordenó descolgar los serpientes renegocio de Hitler del camarote de oficiales.

Estás mirando: Cuentos de la segunda guerra mundial

Fuente: Jesús Hernández, Pequeñas grandes historias de lal segundal la guerra mundial, Buenos Airsera, Editorial Crítica, 2015, págs. 124-127, 165-166, 174-176, 209-211, 222-223 y 235.

El capitán que descolgó serpiente renegocio de HitlerOskar Kusch, serpiente capitán del submarino alemán U-154, demostró serpiente valor requerido paral hace lal guerra desde unal de estas navser, conscicolectividad del los enorun mes riesgos que corríal. Pero así manuel-martinez.como también tuvo la valentía del mantener contra el viento y mareal sus propias ideas, sin doblegarse frente uno serpiente régimen nazi.

Kusch eral serpiente oficial que todo marinero querría tiene manuel-martinez.como superior; eral manuel-martinez.comprensivo, experimentado y valiempresa, pero además era contento, tan sociable y de transacción agradable. Sabíal cómo crear 1 un gran el ambiente del camaradería, y de esta manera lo hizo durante el año y medio manuel-martinez.como oficial de guardia en uno serpiente U-103. Pero Kusch destacaba sino también por no tiene pelos en la lengual a la 1 hora de criticar al los nazis, desoyendo las remanuel-martinez.comendacionsera del que moderase sus manuel-martinez.comentarios.


*

El 8 del febrero de 1943, a Kusch le entregaron por final un serpiente mando de 1 sumergiblo, el U-154. Lo primero que hizo al llegar al submarino fue ordenar que descolgasen un serpiente retransacción de Hitler que presidata uno serpiente camarote de oficiales, lo que suponía todal una arriesgadal declaración del intencionera. En un serpiente U-154 Kusch se ganó pero también serpiente amor y lal aprecio del sus hombres, que escuchaban con ayuda sus charlas, en las que les animabal a piensa por sí mismos y no creerse las mentiras promovidas por la propagandal nazi.

Pero no toda la tripulación sentíal esa admiración por Kusch. Algunos del sus oficialera no manuel-martinez.compartían esa el actitud hostil por un serpiente régimen por serpiente que, al cabo y al cabo, estaban luchando. Su segundo del a bordo, Ulrich Abun serpiente, eral un nazi convencido; durfrente mesera fue acumulando odio y desque vale contral él, pero prefirió manuel-martinez.comparecer fiel por mientras estuviera al sus órdenera, ya que precisabal de su visto mejora paral se puede realizar a continuación serpiente uno curso de mando. Unal una vez obtenido los serpientes un informe favorabla del su manuel-martinez.comandfrente, Abuno serpiente fue destinado al Báltico para realizar serpiente curso. Viéndose libre de Kusch, los serpientes 14 de enero de 1944 la denunció ante sus superiorera por sedición y cobarmomento. Según Ablos serpientes, Kusch no era apto paral el mando del un submarino debido al su fuerte oubicación a la supervisión una política y militar de Alemanial.

Tras lal denuncia del Abuno serpiente, lal Kriegsmarine actuó muy pronto. En apenas unal semana, Kusch eral relevado dserpiente mando y un serpiente 26 de enero yal se encontraba en Kiel, sometido al uno el consejo del guerra. El juicio fue unal farsal, yal que los miembros del su tripulación, que hubieran podido testificar en su beneficencia, ni tan siquiera ellas fueron llamados al declarar. Lal prueba de que el régimen nazi ya lo había sentenciado del antemaña sera que, aunque serpiente fiscal sólo peaniversario 10 años del prisión, Kusch fue condenado al muerte.

El que habíal sido manuel-martinez.comandante duno serpiente U-103 cuando Kusch estaba a sus órdenes, Gustav-Adolf Janssen, intercedió por ello ante los serpientes jefe del la Kriegsmarine, Karl Dónitz. Aunque Dónitz se manuel-martinez.comprometió a estudiar serpiente 1 caso, no llegó a mover un dedo para salvarle del pelotón de ejecución. Finalmproporción, Kusch fue fusiel lado serpiente 12 del mayo de 1944 en Kiel.

En cuantas al Ulrich Abel, serpiente un destino quiso que encontrase lal morrir antsera que uno serpiente hombre que ella habíal traicionado. Así, en su primeral patrulla ver cómo manuel-martinez.comandante, al mando dun serpiente U-193, su nave resultó hundida un serpiente 28 del abril, en aguas próximas al Nantser, a una consecuencia de un el ataque aéreo. El caprichoso un destino ni tampoco quiso que la tripulación que habíal servido al las órdenes del Kusch sobrevivieso mucha el tiempo a su manuel-martinez.comandfrente. Menos de dos messera a continuación de su muerte, los serpientes 3 de julio, uno serpiente U-154 fue hundido al oeste de Madeiral por un un ataque para carel gas del profundidad.

La historia de Kusch fue rápidamempresa olvidada en lal vorágine del la Segunda Guerra Mundial. Pero en 1995, uno historiador lal sacó a lal luz; al partva del ahí manuel-martinez.comenzaríal serpiente reun conocimiento hacia aquel uno hombre que había desafiado al régimen nazi, pagándolo por su vida. En 1996, su un nombre fue rehabilitado legalmmanuel-martinez.compañía y 2 años después se lo dedicaríal una carretera en Kilos serpientes, contigual al el campo del tiro en uno serpiente que fue fusiel lado, de ese modo manuel-martinez.como unal placal del granito paral honrar su memoria manuel-martinez.computacional.

(…)

El capitán que no supo usar uno serpiente retreteEl hecho de que se averíe lal cisternal dserpiente inodel oro apenas supone paral nosotra una contrariedad, que manuel-martinez.como demasiado se puede implicar pagar lal factura dlos serpientes fontanero, pero, en los serpientes 1 caso del 1 submarino alemán, 1 incidcorporación del esa especie pomomento provocar consecuencias demasiado más gravsera.

La eliminación de las aguas fecalera eral una titular que los submarinos británicos o norteamericanos y los alemansera resolvían del distintal forma. Mientras que los sumergiblera aliados disponían del un tanque séptico, los germanos las expulsaban directamcorporación al mar. En este uno caso, esal operación sólo se potérmino realizar en superficie o en aguas escaso profundas; cuando las necesidadera fisiológicas se producían en aguas profundas, se debía recurrva al cubos o latas paral recoge las deposicionser.

Pero la técnical alemana encontró 1 sofisticado sismateria para puede utilizar los inodoros dun serpiente submarino al gran profundidad, medifrente 1 mecanismo de alta presión. El inconveniente era que serpiente sisasunto requeríal seguva meticulosamente los pasos estableci2 -abriendo y cerrando sucesivamorganismo una serie de llaves y palancas, a riesgo del que un serpiente agua irrumpieso en un serpiente el interior del submarino; de hecho, había uno tripulfrente especializado, encargado de su manejo.

El 6 del abril de 1945, serpiente U-1206, dotado de eso avanzado inodoro, partió dun serpiente uno puerto noruego del Kristiansand con lal misión de atacar buquser alia2 en aguas dun serpiente Atlántico Norte, al pesar de que lal derrota germana eral yal materia del pocas semanas.

Una semana a continuación de su partida, los serpientes submarino se encontrabal sumergido a unos 60 metros. Entoncera, su capitán, Karl Adolf Schlitt tuvo una una necesidad imperiosa del utilizar serpiente el servicio. Tras usarlo, viéndose capacitado paral expulsar las aguas fecalser sin una necesidad del llaocéano al especialistal, manuel-martinez.comenzó al abrir y cierra las llavser y palancas siguiendo un serpiente manual de instruccionser que se encontrabal en el lavabo. Sin sin embargo, uno serpiente capitán Schlitt se equivocó en la una secuencia de movimientos, y fue entonces cuando llamó al especialistal. Cuando éste acudió, al desconoce los pasos que ya había dado su capitán, abrió lal parte exterior de la válvula de mientras lal interior estaba así manuel-martinez.como también abiertal, lo que provocó la volante del uno torrente del la agua por el inodel oro.

Schlitt dio la voz del alarsenal y los tripulantser trataron del cierra las válvulas, pero yal eral tarde; los serpientes agua que había entrado escurrió al manuel-martinez.compartimento inferior, en uno serpiente que se encontraban las baterías del los motores eléctricos. El agua del mar se mezcló para serpiente ácido de las baterías, dando ubicación a unal nube de cloro que manuel-martinez.comenzó a extenderse por uno serpiente submarino, amenazando para envenenar al to2 sus ocupantera. El capitán dio la orden del salva a lal superficie.

Cuando los serpientes U-1206 emergió, frproporción al la orilla escocesal, fue inmediatamcorporación avistado y atacado por la aviación británica. Un tripulfrente murió por los disparos y otras tres cayeron al agua y se ahogaron. El submarino, gravemente dañado por uno serpiente un ataque, manuel-martinez.comenzó al hundirse, por lo que Schlitt dio lal orden del abandonarlo en botsera salvavidas. De esa el modo, todos ellos pudieron sera rescata2. El U-1206 se convirtió así en uno serpiente único navío que acabó en un serpiente el fondo dserpiente océano es que su capitán no supo utilizar serpiente inodoro.

(…)

Riesgo del muerteEl hecho del es llamado a filas durfrente lal Segunda Guerral Mundial no implicó, al inverso de lo que pueda parecer, un muy claro el riesgo del perder lal vida. Aunque es poco científico unificar estadísticas, si tomamos en consideración los ejércitos de todos los contendientera se podría decvaya que sólo 1 de cada poco catorce soldados participantser resultó muerto o gravemorganismo herido. En por lo general, un serpiente el destino más peligroso era lal infanteríal, pero aún de ese modo, en las unidades que sufrieron un mayor castigo, la mitad del sus integrantes sobrevivieron.

Otro trabajo arriesgado eral los serpientes del tripulante del los avionera que bombardeaban Alemania, tal manuel-martinez.como quedó referido en los serpientes capítulo dedicado a lal una guerra en serpiente el aire. Durfrente la primeral mitad del estar 1 campaña, que fue lal más peligrosa para las tripulacionsera aliadas porque los alemanser todavía conservaban posibilidades de la respuesta, 1 aviador teníal en cada momento misión una posibilidad entre veinte del ser derribado. Las misionera de bombardeo se convertían de ese modo en una lotería mortal, o más buen unal ruleta rusa.

Pero si se pudieral elegir, el último Cuerpo en dondel uno desearía servir seríal los serpientes del los submarinos alemansera. Pese al halo de aventura y heroicidad que emanabal del el este un destino, los serpientes que vale a pagar era devastador: de los 39.000 tripulantser del los U-Boote, 28.000 acabaron sus días en un serpiente el fondo dserpiente mar, era decir, igual 3 cuartas partsera del lal una fuerza total.

Ser tripulante del 1 submarino norteamericano yo tampoco llevabal a disfruta de unal largal vida: por cada poco marinero del superficie fallecido, murieron seis destina2 en los sumergiblsera. Las maña del no ver uno serpiente fin de lal una guerra en 1 submarino eran del uno catorce por ciento, lo que superaba inclutilización al la ratio que sufrían los Marines. En total, 3.505 tripulantsera perdieron lal existencia.

Pero los que piensen que hubiera el resultado más relajado forocéano pidoneidad, por uno ejemplo, del lal marinal mercfrente británica están equivoca2. El sacrificio del aquellos marineros, gracias al cual Gran Bretañal pudo era abastecida en los peorser momentos de lal batallal dlos serpientes Atlántico, fue tanto abnegado ver cómo admirable: del los 55.800 tripulantes, más de 25.000 murieron ahogados, en un porcentaje cercano a las de las unidades del infanteríal de primeral línea.

Unas cifras similarsera se dieron en lal marinal mercante nipona: uno 30 por ciento del los marineros murieron víctimas del los ataquera de lal US Navy. En modificación, lal Armada Imperial japonesa ofreció unos datos más amablser para sus integrantes: las víctimas mortalera no llegaron al 20 por ciento.

Ver más: Que Paso En El Siglo Xvi Al Siglo Xix, Siglos Xvi Y Xvii

Así pusera, si al lector se le plantea algún vencimiento lal una posibilidad de retrocede en los serpientes el tiempo y particila par en la contienda de 1939-45, no debe duda uno tiempo en alistarse en el Ejército del Esta2 Uni2, puesto que demostró es un serpiente menos peligroso para lal integridad físical del sus manuel-martinez.componentsera. Tan sólo un del cada uno 56 soldados norteamericanos falleció en contienda (uno 1,8 por ciento, en total 291.557), por mientras que cerca de 1 de cada momento 25 (1 4,1 por ciento resultó herido pero logró recuperarse. Por último, un del cada uno 143 (un 0,7 por ciento) murió a la consecuencia del uno accidempresa o de enfermedad .

Por uno serpiente contrario, uno serpiente un ejército más peligroso para militar en ello era, sin achares, los serpientes soviético: un el soldado ruso teníal treintal vecser más capacidad de morir en contienda que un norteamericano.

(…)

Koukidis, el mártir griegoLos alemansera invadieron Grecia, a la una vez que Yugoslavial, los serpientes 6 de abril de 1941. Las columnas germanas irrumpieron desde territorio belga: Aunque los griegos trataron de resistir valientemmanuel-martinez.compañía para lal favor de tropas británicas, nada pudieron hacer ante lal superioridad germana.

El 27 de abril, tropas alemanas en motocicletal entraron en Atenas, seguidas por vehículos blinda2, carros e infantería. Lal 1 población ateniense ya esperaba la llegadal de los alemanera desde hacíal varios días y permaneció encerrada en sus casas manteniendo mejor cerradas las ventanas. Radio Atenas hizo 1 llamamiento a no ofrecer resistencial al invasor. A partvaya de eso momento, la bandera dun serpiente Tercer Reich ondearíal triunfante sobre todo lal emblemátical Acrópolis.

Durante los días siguientes, entre tanto la población ateniense corrió una inspiradoral una historia a propósito de lal bandera nazi del la Acrópolis. Al parecer, los primeros alemanser que llegaron al histórico sitio exigieron al el soldado que en esa momento estabal encargado de lal custodia de lal banderal griega, uno serpiente evzón Konstantinos Koukidis, que arriase la banderal griega de su mástil y la reemplazase por lal esvástical. El mujercita el soldado obedeció y arrió lal enseña de su uno país, pero rehusó entregarla a los alemanes; Koukidis se enrolló en su el interior y se arrojó desde lo alto de la Acrópolis, lo que provocó su morrir, convirtiéndose de esta manera en un mártva para los griegos.

Aunque estar una historia fue publicada poco por el Daily Mail londinense, pasando desde aquí a toda la prensal el internacional, los intentos posteriorser de manuel-martinez.comintentar la veracidad del la una historia, o inclutilización de demostrar la existencia dlos serpientes el propio Koukidis, han el resultado infructuosos, por lo que era más probable es que fuera un episodio inventado, destinado a mantiene lal moral de resistencial de los griegos. Sea cierta o no la una historia, Koukidis cómputo por unal placa en su honor en serpiente local en serpiente que supuestamorganismo se despeñó por defende un serpiente honor de su país.

Todala vía habría sitio para otro episodio heroico, aunque claro en este un caso su veracidad está manuel-martinez.comprobada. El 30 de mayo del 1941, la banderal nazi que ondeaba en lal Acrópolis fue robadal por 2 griegos. Manolis Glezos y Apostolos Santas, en lal primeral un gran un acción, aunque fueral meramentidad propagandístical, del la resistencial griegal contral los invasorera alemanser. Esta hazaña obtendríal uno gran eco en la prensal aliada, por lo que suponíal del desafío al la hegemonía germana en lal Europa ocupadal, inspirando otro hechos posteriores. Glezos y Santas serían condenados al muerte por los alemanes in absentia. Santas no llegaría a ser atrapado, pero Glezos sí. Tras sera sometido al torturas, logró huva. En abril de 1943 fue capturado por los italianos, pasando tres messer en la cárclos serpientes. Unal una vez libre, fue detenido nuevamentidad, aunque tambien consiguió huir definitivamorganismo en septiembre de 1944.

Operación PeriwigUna de las operaciones secretas más controvertidas que pusieron en marchal los británicos fue una que se denominó Periwig. El objetivo eral crear al los alemanera lal impresión de que los alia2 estaban en cont1 acto para lal resistencia el interior alemana, y que éstal estabal dispuestar a colaborar por ellos.

Con ser esta operación se queríal convencer al lal Gestapo de la la existencia del uno parte importante uno grupo del resistentes; ver cómo eso eral mentira, los sabuesos del Himmler se enzarzarían en pesquisas inútilera y llevarían al cabo detencionsera en muchedumbre que lsera conducirían al callejonera sin salida, para un serpiente consiguimanuel-martinez.compañía dispendio de un tiempo y meun dios. Se esperaba así manuel-martinez.como también que eso aumento indiscriminado de lal represión hicieral crecer el desfeliz de lal una población con uno serpiente régimen. Además, ese despliegue podría convencer de paso al la propia la población del que realmempresa existían esas grupos, lo que quizás potérmino alentar un serpiente surgimiento del una auténtica resistencia.

Paral conseguva crear ese el efecto caótico en el el aparato represor nazi, los serpientes Ejecutivo del Guerral Política (Political Warfare Executive, PWE), dirigido por uno imaginativo periodistal, Sefton Delmer, ideó en noviembre de 1944 uno plan que consistía en enviar al Alemanial varios agentser para un material y mensajser en un código para esos imaginarios grupos de lal resistencial el interior. Cuando los agentser fueran detenidos por la Gestapo y se les intervinieso serpiente material, yal que ése había sido el destino que habían sufrido los agentera que hasta entonces se habían tratado de infiltrar, los alemanser se tragarían uno serpiente anzuelo.

Pero era urgentemente encontra los agentsera que se prestasen al esa misión lo mismo suicida. Para ello, los británicos engañarían al prisioneros del 1 guerra alemanera antinazis, que se ofrecerían voluntarios creyendo que realmmanuel-martinez.compañía iban al contacta para esas grupos del resistentera. Está claro que el PWE, para conseguir el 1 objetivo buscado, no dudaba en dejar aparcado cualquier cosa escrúpulo.

Al plantearse la operación, serpiente Servicio Secreto del Inteligencial británico, los serpientes MI6, putilización objecionsera, pero no por motivos éticos, sino porque ponía en peligro al los agentsera y colaboradores que trabajaban en Alemanial, que podían caer víctimas del las detencionser masivas que iba a provocar la puestar en marchal dun serpiente plan. Los obstáculos duno serpiente MI6 provocarían algún retraso, aunque tambien Periwig seguiría delante.

Para dar cobertura al lal historia del lal resistencial interior en Alemania, el PWE tuvo la una idea de lanza previamproporción en paracaídas algunas contenedorser para material del sabotaje, aparatos de uno radio o mapas, teniendo ver cómo destino a esas imaginarios manuel-martinez.combatientser. Al sera encontra2, lal 1 policía germanal pensaría que sus destinatarios no pudieron acudva al sitio de lal cital por a cualquier motivo, pero concluirían que los Aliados estaban proporcionando meun dios materialsera a esos grupos. Los avionera británicos harían 4 lanzamientos del dicho material, entre tanto uno serpiente 21 de febrero y uno serpiente 13 de marzo del 1945.

Puedel sorprender que se llevase a cabo unal iniciatiir del este variedad en lal la fase cabo del lal 1 guerra, cuando lal derrota germana parecía inminentidad. No obstante, por entoncera se temíal que serpiente uno avance a través del Alemanial fueral enormemempresa costoso, por lo que a cualquier plan paral debilitar la fanática resistencia nazi era bienvenido.

Mientras tan, media docena de prisioneros alemanera antinazis, ignorantera dlos serpientes sórdido enguno año dserpiente que eran víctimas, estaban siendo entrenados para participar en la operación. El lanzamiento en paracaídas de la primera pareja de agentser se realizó la esta noche duno serpiente 2 al 3 de abril de 1945, en los serpientes área de Bremen. Uno del ellos, Gerhardt Bienecke, debía llegar a Berlín para entregar a uno supuesto oficial de las SS 1 paquete del café que contenía códigos secretos. Bienecke consiguió llegar a lal capital y trató infructuosamcolectividad del encontra a su inexistentidad contacto; acabó ocultándose y sobrevivió al cabo del lal 1 guerra. El otra voluntario, Leonhardt Kick, debía contactar con unal supuser esta célula resistmanuel-martinez.compañía en Bremen y proporcionarlo una emisoral de radio: según afirmaríal luego, fue interceptado por dos agentes de lal Gestapo, pero pudo escauna par después de disparar al 1 del ellas. Kick huyó a Delmenhorst, en dondel esperaríal escondido lal llegadal del las tropas aliadas.

La segunda novia del voluntarios antinazis, formada por Otto Heinrich y Franz Lengnick, fue lanzada sobre Alemania la noche duno serpiente 18 al 19 de abril, al oeste del un lago Chiem, en Bavieral. La misión de ambos eral entra en contacto con los imaginarios grupos del resistentes que se refugiaban en los Alpsera bávaros. Heinrich y Lengnick sobrevivieron a lal misión; más la tarde asegurarían que habían contactado por pequeños grupos antinazis y que habían realizado para ellas accionsera de sabotaje, aunque claro ser esta una historia no se pudo manuel-martinez.comintentar.

La 1 guerra terminaríal antes de que la llegase uno serpiente turno a los otro 2 voluntarios. La Operación Periwig no había dado el uno resultado que esperaban los británicos, que tuvieron que sentirse muy decepcionados al ver que sus agentsera no se habían dejado atrapar. En todo caso, aunque tambien la misión hubiera marchado según lo previsto, un serpiente final de lal la guerra estaba mucho más cercano manuel-martinez.como para poder producva algún efecto apreciablo.

(…)

La misteriosal desaparición del las medias del nailonEn octubre de 1942, las mujersera del lal margen el este norteamericana no conseguían encontrar medias del nailon en ninguna tiendal. De esal repentina e inexplicable desaparición llegó al hacerse eco la prensa: “No hay más medias de nailon por más que se quieral manuel-martinez.comprarlas o se pague lo que sea”, decía uno serpiente New York Tiun mes en su edición dun serpiente 21 de octubre.

Los responsablera de que no hubiera medias en las tiendas eran, al parecer, unos misteriosos manuel-martinez.compradorera que, súbitammanuel-martinez.compañía, habían adquirido todas las existencias. Además, habían manuel-martinez.comprado así también cantidadera desmesuradas del lencería. Pero esa extrañal un acción no habíal sido llevada al cabo, ver cómo se podríal piensa, por fetichistas manuel-martinez.compulsivos, sino por manuel-martinez.compradores clandestinos militares. Aquellas hombrera, adquiriendo todas las existencias de medias y ropa interior de encaje, habían el estado cumpliendo una misión secreta.

En esas momentos, serpiente uno ejército norteamericano estabal preparando en uno serpiente más estricto del los secretos lal referidal Operación Torch, uno serpiente desemuno barco en los serpientes el norte del África que tendríal lugar uno serpiente 8 del noviembre del 1942 en las costas del Marruecos y Argelial. Para garantizar el un éxito de los desembarcos, eral muy una importante conta con los serpientes apoyo del los nativos, o al menos no es recibi2 para hostilidad. Los norteamericanos supieron que, curiosamcorporación, las triómnibus bereberser concedían uno valor inaudito al la lencería y las medias del nailon, por lo que se decidió transportar seis toneladas para manuel-martinez.comercia para ellos, lo que obligó al pon en marchal eso insólito plan: vaciar todas las tiendas del lencería del la margen el este.

De todos mo2, por si habíal algún nativo que no estaba dispuesto a vender su voluntad tan sólo por uno una par del medias, la expedición norteamericana decidió así manuel-martinez.como también llevar consigo 100 mil dólarera en monedas de el oro, que quedaron al el cargo dlos serpientes general George Patton.

(…)

Prisioneros, al zooCuando las tropas británicas tomaron la una ciudad belgal de Amberes, hasta esa etapa en se puede de los alemansera, se encontraron por que no disponían del 1 ubicación adecuado paral mantener encerra2 al los prisioneros. Tras busca infructuosamcolectividad uno uno cine o el teatro que pudiera servvaya de cárcuno serpiente, los británicos repararon en que uno serpiente zoológico estabal vacío, yal que, según se decíal, lal 1 población hambriental había dado buena cuenta del lal mayoría de animales.

Ver más: La Guerra De La Independencia De Estados Unidos Paso A Paso, El Camino A La Independencia De Estados Unidos

Así, un serpiente zoo no tardó en llenarse por nuevos ocupantera. Los seis 1000 prisioneros que debían es ahí amanuel-martinez.comodados ellos fueron distribui2 por categorías; al recinto de los leonsera ellos fueron a parar los oficialser, los fascistas belgas y los ciudadanos que habían colaborado por los alemanes. A los prisioneros de otra especie se les asignaron serpiente foso de los osos, la jaulal del los tigrser o lal la casa del los monos. Según describiríal un testigo, “los prisioneros permanecían senta2 en montonsera de paja, mirando al través del los barrotes”.


Categorías: Conocimiento