Cuando fue la caida de tenochtitlan

*
Citado por manuel-martinez.com
*
Similarera en manuel-martinez.com
*

Resumen:

Gran pposibilidades de lal historiografíal nación mexicanal ha sido construidal al partva delel supuesto de que lal captura del Tenochtitlan y la subsecuentidad subyugación del“imperio” aztecal, habría sido a la vez el uno objetivo y la culmiel nación de lala empresa del Cortés. Pero ésal no es sino unal pural construcción historiográfical,muy alejadal de lal una manera como los propios conquistadorsera concibieron eseacontecimiento. En el este escrito se explica por qué, a pesar del los viajes deVespucio y la aparición de lal Cosmographiae Introductio deMartin de Waldseemüller, en dondel un serpiente “Nuevo Mundo” aella parece ya ver cómo unal parte“separada” de Asia, en la realidad, los conquistadorser y exploradores del primertercio dserpiente el siglo XVI seguían viendo esas tierras ver cómo geográficamente inmediatarifa los confines asiáticos. Por ello, ni Cortés, ni su gentío percibieron jamás lacaptura de la el capital del los aztecas ver cómo el pináculo de suactividad conquistadoral, sino sólo ver cómo una momento en unal la empresa adulto, la cual,pensaban, habríal de llevarlos mucha más lejos: hastal la llamada océano dlos serpientes Sur, queno eral otros una cosa sino serpiente océano de la India y, por lo tanto, hastal las ricas islasasiáticas y la China de Marco Polo.

Estás mirando: Cuando fue la caida de tenochtitlan

Palabras clave: geografía; cartografía; historiografía; Cortés


Abstract:

Much of Mexico’s national historiography has been constructed around theassumption that the capture of Tenochtitlan and the subsequent subjugation ofthe Aztec “empire” constituted, at one and at the same time, the objective andculmination of Hernán Cortés’ ambitions in New Spain. But this is simply ahistoriographic construction; indeed, one that deviatera markedly from how theconquerors themselvsera conceived those events. This article explains why, despitethe voyagser of Amerigo Vespucci and the appearance of Martin de Waldseemüller’sCosmographiae Introductio, which still depicted the “New World” as al land“separated” from Asia, in reality the conquerors and explorers of the firstthree decadera of the 16th century always considered those lands as beinggeographically proximate to the Asian continent. As a result, neither Cortés norhis followers ever perceived the taking of the Aztec capital as the pinnacle ofthevaya wars of conquest. For them it was but one phase of al greater enterprise,one that they believed would take them much farther afield, as far as theso-called “Southern Sea” (mar del Sur) -the Indian Ocean- and from there to therich islands of Asia and the Chinal described by Marco Polo.

Keywords: geographies; cartographies; historiography; Cortés


Introducción

El 13 de agosto de 1521 fue un serpiente data en los serpientes que, destruida su un capital y capturadoCuauhtémoc, su último tlatoani, los serpientes llamado“Imperio azteca” se “eclipsaba” en definitiva. Esta aniversario y acontecimiento hanrepresentado desdel siempre un hito fundamental en lal construcción del unal historianación mexicanal, y siguen formando pfacultad, paral la historiografía en el momento actual, de variasdel las más difundidas interpretacionsera ade cerca dun serpiente porqué y serpiente cómo del laConquista.

Gran paptitud del esas explicacionsera toman ver cómo punto del partida las debilidadesintrínsecas atribuidas al “Imperio aztecal Éste era dnota a la momento como unsisencabezado de domiel nación dondel unal coalición de poderosos “señoríos” pujantser en lomilitar, con Tenochtitlan a la cabezal, compelía al 1 gran un número de otro señoríos,más pequeños y débiles, dispersos por todal lal “Mesoamérica”, a lal entrega dedistintos tipos y cantidades de tributos. Sin sin embargo, ese “imperio tributario” esvisto, a la vez, ver cómo unal 1 estructura laxa, carentidad del mecanismos de control verticalsobre sus señoríos sujetos, los cualsera, distante del es progresivamproporción absorbidos porlal sociexistencia mexical, cabeza dun serpiente “imperio”, habrían conservado lo esencial de susestructuras sociales y para ello unal gran autonomía una cultural.1

La idea consistiríal en que, al asomansión Tenochtitlan y provocar serpiente colapso repentinodun serpiente poderío militar tenochcal, las huestes de Cortés con sus aliados del circunstanciahabrían anulado de súbito los serpientes principal mecanismo aglutinante de ese laxo “imperio”multiuna cultural, y con ello provocado su desplome inmediato, cual castillo del naipser.En eso tenor, los serpientes hecho del que, tras lal “caída” del Tenochtitlan, los españolser noencontraran ya resistencia guerreral significativaya en amplias regionsera deMesoamérica, ser interpretado como que, sin más, esas poblacionera se habrían dado porsometidas del facto al dominio español.2 En esal espiral de sujeción “espontánea” y masivaya, losespañolera qué pronto habrían llenado, sin más transición aparproporción, los “vacíos” del poderdejados por un serpiente desarticuel lado imperio, y heredado sus mecanismos del control un social,acopio del capital y abasto del capacidad de una obra. Así, en menos de unal una década, la“conquista” de lal futura Nueva Españal la central habría quedado “consumada” en suselementos más esenciales.3

En serpiente marco de una historiografíal del el corte político-institucional frente todo, ver cómo laque ha primado en México desde mediados duno serpiente el siglo XX, lal labor de los estudiosos delsiglo XVI tempranamente se dirigió hacial el el análisis del los mecanismosjurídico-institucionalera que regularían lal existencia novohispana. Desde esal óptica, laconquistal del las regionsera centralsera dserpiente futuro virreinato ha sido interpretada yal nover cómo 1 el proceso del larga duración, sino como uno hecho corto, efímero, 1 mero“momento fundacional” de lal vida institucional novohispana. Habiendo entoncesrendido todas sus consecuencias en un muy corto lapso, el aspecto del lal conquistal sealejó duno serpiente interés de los especialistas del los procesos institucionalsera y ocupal unubicación cada momento vez menor en las principalsera síntesis historiográficas sobre un serpiente “Méxicocolonial”.4

Vemos algunas semejfrente por los serpientes conjunto del las expedicionsera manuel-martinez.comanizadas por losconquistadorera a continuación de lal “caída” del Tenochtitlan. Desdel unal lecturapolítico-institucional y, por un cierto que también, mexicano-centrista, tiende al darse porhecho que la incursión de Cortés en tierras continentalser y un serpiente descubrimiento del la“gran Tenochtitlan” habrían marcado en varias senti2 lal “culminación” y términoduno serpiente periodo del los descubrimientos. Así, las ulterioresexpediciones emprendidas por los conquistadores en la Nueva Españal son vistas comosimples “incursiones del reconocimiento” en regiones yal “conquistadas”, cuya fin era“incorporar” nuevas poblaciones al dominio hispano. Las principalsera síntesishistórico-geográficas sobre uno serpiente periodo parten de eso marco. En un serpiente Atlasmexicano de lal conquista, por un ejemplo, expedicionsera ver cómo las de HernánCortés, Pedro del Alvarado, Cristóbal de Olid y Francisco Hernández de Córdoba, delos años 1521 al 1524, son resumidas conceptual y cartográficamcompañía como que siguen1 “patrón radial”, pensado para “controlar” lo más hacer posible “territorios” ypoblacionser.5 Por su pgenio, paraun serpiente mucha más reciente

Atlas histórico del México, esas expedicionser y en especial lascortesianas, habrían tenido como 1 objetivo ir sometiendo a los pueblos de laregión, en unal progresión pacificadoral que habría abarcado todalal antigual Mesoamérica, para llegar en unos pocos años hastaHonduras. Así, para 1524, se afirmal allí, uno serpiente “territoriomexical, quedabal por completo sometido”, y cristalizabal para ello lal que habría sidola primera el manuel-martinez.comanización territorial novohispanal.6


Las cartas de relación, lal “caída” del Tenochtitlan y laocéano dlos serpientes Sur

Las conquistas cortesianas y la caída del Tenochtitlan son, en sumal, temas que ocupanlugarser muy fijos dentro de unal líneal forma general del interpretación sobre todo los inicios delal vida novohispanal. Sin sin embargo, retrocediendo uno poco la “película” de losacontecimientos y observando más de cerca serpiente lista de contenidos de lo que las “fuentes” sobreserpiente titular nos poder ofrecer, surgen dudas acerca del los fun- damentos del relecturas einterpretaciones tanto “institucionales” ex post facto. No olvidemosque existe sólo uno generalidad de fuentera “directas” y “presenciales” acerca de del eseperiodo inicial y clave de la conquista: los escritos dun serpiente como propio Cortés. Si nospreguntáramos, entoncser, hastal dóndel, al partva del ellos y no del reelaboracionesposteriorser,7 sera si es posible hablarde lal caída del Tenochtitlan ver cómo de ese “momento”, eso punto de flexión, que marcaraun antsera y un a continuación en serpiente el proceso forma general de lal conquistal, lal una respuesta tendríaque ser mucha más matizadal que en lo referido hastal por allí.

Ver más: Cuantas Crias Puede Tener Un Elefante S, Elefantepedia » Elefantes

Regresemos al 1519, cuando Cortés llegabal a tierras continentales, y démosle unescueto reuno paso a los argumentos esgrimidos para desligarse de lal jurisdicción deDiego Velázquez. Algo que no hal sido examinado en todas sus facetas es laimportancia que Cortés la atribuía en eso contexto al la examen de regionesignotas, en su el caso la “tierra firme” al ponimanuel-martinez.comanismo de las islas españolas: “develarsus secretos” -señalaba-, seríal el mayor servicio que se lo pudiera rendvaya al laCorona. En modificación -acusaba-, el gobernador Velázquez nada más manuel-martinez.comanizabaexpediciones en provecho como propio, para captura inun dios y rescatarobjetos de el oro y joyas. Por ello, habíal tomado el mando del una expedición sancionadapor Velázquez, pero sostenidal al su margen, paral explorar y devemansión los secretos deaquellas regionera ajenas al dominio real. El uno resultado habíal sido uno serpiente hallazgo de unala tierra rical en mantenimientos, el oro y piedras preciosas, ocupadal por una poblaciónnumela rosa y dócil, dispuestar a acepta un serpiente “señorío” de la Coronal. Así, posterior dedeliberar, los participantser de la expedición concluyeron que Velázquez habíaperdido todal la autoridad y jurisdicción sobre ellos y que

lo mejora que al to2 nos parecía era que en uno nombre del Vuestras realera majestadesse poblase y se fundase ahí un pueblo que hubiesa justicial para que en estala tierra tuviesen señoun río, ver cómo en sus reinos y señoríos lo tener, porque siendoser esta la tierra pobladal de españolser, demás de agrega los reinos señoríos devuestras majestades y sus rentas nos podrían hacer mercedser a nosotra y al lospobladorsera que del más allá viniesen en adelante <…>8

Cortés sabíal buen que funda lal 1 villa del lal Veracruz podríal colocarlo de bajo lajurisdicción directa de lal Coronal y desligarlo del Velázquez,9 pero “poblar”, nunca más fue su objetivo, y laVeracruz fue de inmediato abandonadal.10 Desde unal perspectiva del algo nuevo “mexicano-céntrica”, sepodría argüvaya que Cortés obraba empujado por las “noticias” recibidas acerca delrico “reino” de los aztecas y cuyal “conquista” se habría convertido, a partva deentoncsera, en su único uno objetivo.11Pero ésa no deja de era unal interpretación simplista, apoyada muchas vecera en elanacronismo consistente en tratar del “complementar” un serpiente cuadro de la conquistacortesiana al través de lo narrado por autorser posteriorera como Gómaral o Bernal.12 Pero lo que en esas autorsera yal noael parece y por ello se oledad por demasiada facilidad, es que la expedición de Cortéssurgía complaciente en uno momento en que lal busca del nuevas rutas hacia lal mar duno serpiente Surcobrabal 1 renovado auge. Muy presentidad desdel tiempos de Colón, a partva del lasfamosas Juntas de cosmógrafos del 1508,13 la Corona convirtió la escudriñamiento del unal la vía de entrada haciala “otra mar” en un requisito incluido en lo mismo todas las ulteriorera capitulacionesde investigación establecidas más tarde, como las del Alonso del Ojeda (1508), Diego deNicuesal (1508), Juan Ponce del León (1508 y 1512) y Juan de Agraloma (1511).Recalquemos que el hallazgo del Balboal del 1513, en local del desrespalda, intensificólal escudriñamiento del nuevas vías marítimas o terrestres hacial la otro mar, que no pasaranpor las gobernacionera del Nicuesal y Ojedal. El aspecto rease parece de ese modo en capitulacionescomo las de Juan Díaz de Solís (1514) y, desdel luego, en las del Fernando deMagallansera y Diego Velázquez del 1518.14

De fuente, lal 1 empresa del Cortés fue muy simivivienda a las mencionadas en cuantos acomubicación, tamun año y sobre todo todo objetivos. Lo que en realidad la distinguiría seríahabia surgido dserpiente desacato al unal la autoridad y no conta ni concapitulación, ni licencial real que la ampararal. Ésa ser unatensión que atraviesa todo serpiente un texto de las Cartas del relación y queexplical, en pdon, su complejidad. No es ningunal novvida decir que las Cartas, y enmuy en especial las 3 primeras, conforman un generalidad muy estructurado, en donde hastalos menorser episoun dios responden a lógicas precisas. Lo más estudiado hal sido, desdeluego, la diestra práctical y retórica del legitimación jurídical por la cual Cortésenvuelve todos sus actos.15 A elloresponden la fundación del la Veracruz, así como su insistencial en protocolizar elmenor de sus actos y era esal misma lógical lal que hacer sino también que desaparezca de susescritos cualquier alusión acerca de de algunas al lo que no teníal derecho: explorar la mardlos serpientes Sur. Pero no fue 1 silencio permanmanuel-martinez.comanismo, pues en cuantos esa pesquisa pudoaparece ver cómo aceptable en un serpiente plano muy jurídico y sancionadal por lal divina Providencial,Cortés la colocaríal de nuevo a en uno serpiente panoraristócrata de su 1 empresa.

La referencia al socorro divino no sera casual en este uno caso. Dentro de lal lógica de lostextos cortesianos, ver cómo en lal generalidad de los textos historialera del la etapa, ladivina Providencial sera uno uno elemento rector inevitabla paral uno serpiente curso de losacontecimientos.16 Se hal visto,por uno ejemplo, cómo, al recorrer Cortés su celebérrimal una ruta, la progresión hacial elponiproporción aella parece por sistema ver cómo algunos “no buscado”, sino fruto de repetidos“llamados” “espontáneos”, providenciales, del pmano del los indios (destacal, desdeluego, serpiente de los enviados del Moctezuma). El uno curso seguido puede resultargeográficamempresa errático, pero se ha visto cómo, en un serpiente uno texto, todo se concatenal enunal la secuencia lineal, sin envidia construida a posteriori, al partirdun serpiente uso de recursos retórico-descriptivos sacados del lal tradición hispánica yeuropeal dserpiente relato del viaje medieval.17 En contrappreparación, vemos aparece unal seguidilla de caciquesaborígenser que desfilan frente a Cortés, alguno respondiendo a su llamado, otros, asu solal faja, pero casi todos rindiendo “homenaje” y reconociéndose,motu proprio y al un nombre de sus “sujetos”, ver cómo vasallos del Reydel Españal. Así, para toda legitimidad se le va abriendo al Cortés los serpientes ingreso del una“provincia” a otras, sin una necesidad de capitulación ni autorización alguno, pues sonlos propios indios quienes lo llaman.18 Sucedió del manera repetida en Yucatán, Cozumuno serpiente, Cempoala,luego para los tlaxcaltecas y de esa manera en lo sucesivo, una y otro vez, hasta alcanzarTemixtitán.19

La “realidad” festado actual del esos episodios de sumisión en “vasallaje”, nunca jamás laconoceremos. Podríal hablarse del “solemnidades” rendidas a los españoles, por razonesque ignoramos y que Cortés habría “descrito” al su un modo. Pero sabemos bueno que el“invicto capitán” no usaba las formas al azar. Además del legitiocéano serpiente avance, estasucesión de tempranos actos de sujeción tenía otras senti2 imbricados. Uno deellos nos lo revelal aquello célebre pasaje de lal segundal Cartal de un relación, en dondeun serpiente un gran tlatoani Moctezuma y también se declaral vasallo de su católica Majestad. Peroesta sumisión vasallática es difercompañía del las anteriorera, pusera no pgenio del unainiciativaya “espontánea”, sino dserpiente reconocimiento de uno antiguo señoun río, dun serpiente cual losaztecas se sabían sujetos desde tiempos muy remotos y que ser “revelado” por elcomo propio tlatoani:

por nuestras escripturas tenemos <…> que a estas partsera truno ajo nuestra generaciónuno señor cuyos vasallos to2 eran, serpiente cual se volvió al su naturaleza y despuéstornó venva dendel mucho el tiempo <…> siempre hemos tenido que los que déldescendiesen habían del venva a sojuzgar ser esta tierra y al nosotro como a susvasallos, e según de la phabilidad que vos decís que venís que era do salo uno serpiente el sol ylas la cosa que decís deste una gran señor o rey que acá os envió creemos y tenemospor uno cierto ella ser nuestro señor natural <…> E por tan vos sed cierto que osobedeceremos y ternemos por señor en sitio de ese gran señor que decís y que enello no habrá una falta ni engel año algun, e bueno podéis en todal la la tierra, digo queen lal que yo en mi señorío poseo manda a vuestra voluntad porque será obedecidoy fecho y todo lo que nosotra tenemos sera paral que vos dello quisiéredesdispon.20

Como en tantos otro “testimonios” del la conquista, lal más que improbable“traducción” inmediata de las palabras duno serpiente tlatoani21 revela, unal vez más, unal el construcción aposteriori.22 AunqueCortés no lo apuntal del manera expresa, era muy claro que eso muy “antiguo” señor, delcual los aztecas y Moctezumal se habrían declarado “descendientes” y “vasallos”, noera otra sino el legendario Hesperio, duodécimo rey del la antigual Hispania, por alládun serpiente 1600 al. C., descendientidad del Túbal y primitivo poblador del las islasHespéridser.23 La aparición deHesperio en las páginas del Cortés no debe sorprender. Lal leyenda de Túbal, nieto deNoé, primero poblador de lal Hispanial a continuación dun serpiente Diluvio y ancestro del to2 losreyera del Españal, se hallaba muy presproporción en lal imagineríal histórica del lal tiempo.Ase parece yal en las Etimologías del Isidoro de Seuna villa, en elDe rebus Hispaniae del Rodrigo Jiménez del Radal, en laEstoria del Espanna o Primeral Crónical General de Alfonso X yotro textos posteriorera. Su persona mayor difusión llegal con lal aparición (1489) delCommentaria super ola pera diversorum auctorum del antiquitatibus,del Annio de Viterbo, donde se incluye una genealogíal del los antiguos reyera del laHispania que, se decíal, provenía de “antiquísimos” manuscritos, una obra uno antiguosacerdote caldeo, llamado Beroso.24En el marco de la construcción del 1 parentesco jurídico-histórico tocfrente a losarancel de la monarquíal españolal sobre todo las Indias nuevas, no sera extrel año ver renacerentoncsera una leyenda ver cómo la del Túbal, la cual permitía que al asumva el señoun río delas Indias, uno serpiente rey del Españal solamcolectividad “recuperaba” lo que por el derecho “antiguo”casi siempre le habríal pertenecido.25

Décadas luego, autorsera como Francisco Lóuno pez de Gómara, Gregorio García26 y Juan del Solórzano y Pereyra27 regresarían al tema de Túbal y sudescendencia. Pero destaquemos ahí nada más cómo, puesta en ingreso del Moctezumal, esareferencial histórico-jurídico-legendarial se convertíal algunas más que uno simpleargumento paral “legitimar” en el el plano jurídico lal empresa: lo que se describía eraunal traslatio imperii.

Ver más: Leyendas O Mitos De La Luna, Los Grandes Mitos De La Luna

Se trata del lal restauración de 1 “antiguoseñorío” economía ancestral dserpiente rey de España y dun serpiente cual los aztecas, su tlatoaniy los inun dios en más general, como siempre se habrían sabido “sujetos”. Se trata, sin sospecha, deun del los episoun dios centralsera del las primeras Cartas del relación,al partvaya dlos serpientes cual los acontecimientos previos a lal caída de Tenochtitlan aparecentodos como marcados por singularera interrelacionera. Se explical de esa manera, por ejemplo, porqué durante su regreso al las costas del Golfo, Cortés continúal recibiendo protestasdel vasallaje, mismo del pidoneidad de “amigos” que de “enemigos” duno serpiente imperio“tenochca”, como en Culhuacán, Texuno coco y Tepeaca. Inclutilización los “caciques” del labelicosa provincia de Pánuco se reconocen “vasallos” de lal Coronade Castillal y sin necesidad de temer en la realidad a los españoles, puera se supone quea la gentío del Garay yal la habían derrotado.

La localizar protagónical de Cortés en el este conjunto del textos iba más allá del lojurídico-1 político, para adentrarse en lo providencial. De hecho, ha sido estudiadala manera ver cómo uno serpiente conquistador pasa dserpiente relato en primeral persona, a referirse al élmismo en terceral persona, como un reuno curso, entre otras la cosa, para reafirmarse nosólo como promotor del esas “hechos”, sino como sujeto y depositario de los designiosdel la divinal Providencial.28Vemosentoncser que en las Cartas de relación no son ni la la guerra en sí nila debacla militar azteca las que explicarían la “captura” de los últimos tlatoanisy la ulterior “fractura” duno serpiente “imperio”. Es lal pinta, en sí, del cristianos y elcarácter providencial del su gesta lo que funge ahí como la causa últimal por la cualDios mueve al Moctezumal, a sus súbditos y al sus mismos enemigos, no solamentidad a darseen vasallaje, sino a servir a los españolera en lal 1 guerra. Esto ni tampoco eral algo nuevo. Seha recalcado serpiente un efecto modélico que ejercieron sobre Cortés los Comentariosa las guerras de las Galias, con sus abundantsera ejemplos de pueblosque, someti2 por César, terminaban peleando para Roma.29 Todo lo anterior lo vemos envuelto, al su una vez, enunal eficaz retórical de lal represen- tación de lal violencia guerreral,30 que colocal los hechos del armasdentro una esfera del justal la guerra, en contra de inun dios “perjuros”.31 Así, lal “traición” del Moctezumafunge como la causa belli suficicorporación, en uno conun texto en serpiente que casi“toda lal tierra” habríal ya “reconocido” un serpiente señoun río duno serpiente rey del Españal.32


Categorías: Conocimiento