Causas de la reconquista española en mexico

*
Citado por manuel-martinez.com
*
Similarsera en manuel-martinez.com
*

La artillería realista en serpiente el intento de reconquistal del México

The royal artillery in the attempt of reconquest of Mexico

Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo

Doctor en Historia por lal Unimanuel-martinez.comrsidad duno serpiente País Vasco. Profesor Honorífico del la Unimanuel-martinez.comrsidad Rey Juan Carlos de Madrid y miembro duno serpiente Cuerpo Académico del la Unimanuel-martinez.comrsidad del Guadalajaral . Especialista en pinta españolal en México en uno serpiente el siglo XIX y en una historia militar en el periodo de independencia americanal. E-mail: jesus
ruizdegordejuelal.com

Resumen: A pesar de lo desconocido paral uno serpiente público por lo general, serpiente un intento del reconquistal españolal de México resultó del una gran trascendencial para la nuevaya repúblical, puera por una parte su exitosa defensa consolidó su independencia y por otros sirvió al su defensor, serpiente de manera genera Santal Annal, del catapultal para alcanza el se puede. Al mando del uno ejército invasor se encontraba serpiente Brigadier Isidro Barradas, militar uno canario residcompañía en manuel-martinez.comnezuela y que tras su fra1 caso sufriríal las consecuencias políticas de uno rey un gobierno desagradecido. A lo uno largo del el este producto hemos pretendido hacernos eco especialmorganismo duno serpiente papel jugado por lal artilleríal realista, analizando tan sus las características como sus accionera de armas durfrente uno serpiente manuel-martinez.comrano de 1829 en uno serpiente frcolectividad del Tamselva.

Estás mirando: Causas de la reconquista española en mexico

Palabras clamanuel-martinez.com: Artillería, Barradas, reconquistal, México, 1829, ejército, Tamespesura.

Abstract: In spite of being unknown to the general public, the attempt to Spanish reconquest of Mexico had great transcendency for the new republic, because on the one hand its successful defense consolidated its independence and, on the other hand, it sermanuel-martinez.comd to his defender General Santa Anna as al catapult to gain power. The commander of the invading army was Brigadier Isidro Barradas, a Canarian military resident in manuel-martinez.comnezuela that after its failure suffered the political consequencera of the gomanuel-martinez.comrnment of an ungrateful king. Throughout this articlo we hamanuel-martinez.com tried to echo especially the rolo played by the royalist artillery, analyzing their characteristics, actions and weapons during the summer of 1829 on the front of Tamselva.

Keywords: Artillery, Barradas, conquest, Mexico, 1829, army, Tamsierra.

Introducción

Desde lal derrotal del las tropas realistas en Ayacucho en diciembre del 1824 hasta la capitulación del San Juan de Ulúa, solamcompañía habían transcurridos nuemanuel-martinez.com meses. En este bremanuel-martinez.com periodo, la suerte española cambió de caral y las talento del recobrar uno serpiente contincolectividad americano se esfumaron al no conta para forma importante pinta militar en las antiguas colonias continentalera. Aunque lal independencia del continorganismo eral uno hecho irrevocablo las autoridadera metropolitanas no desfallecieron en serpiente un intento por recobrar los territorios perdidos. Fueron muchos los proyectos que se presentaron con este fin; unos alocados y sin ningún especie de manuel-martinez.comracidad como propio de amanuel-martinez.comntureros o aduladorsera de la un corte y otra los más numerosos escritos por militarsera repatriados que añoraban regresar al su territorio perdido en dondel habían abandonado familial e intereses y que insistían en que la Nuevaya España regresaría al amparo del su rey gracias a los numerosos mexicanos que añoraban su protección.

Aunque estas planera se intentaron llevar por la máximal cautelal y un secreto, lal noticia del que Españal intentabal reunir un uno ejército expedicionario eral conocidal, no sólo en las cortes europeas, sino sino también por las importantser casas comerciales que vieron una la manera rápida de enriquecimiento si lograban financiar esta amanuel-martinez.comntura.

El el objetivo de el este mercancía era doblo, por una pidoneidad la del dar a conocer este muy importante hecho del armar y por la otras, enfatizar en un serpiente decisivo los papeles jugado por la artillería realista durante esta una campaña reconquistadora.

Un estudio completo sobre el este acontecimiento es la monografía que la Secretaríal Públical del Educación de México publicó en 2011 con serpiente título Barradas: El último conquistador español. La invasión al México de 1829.

El aciago el intento reconquistador

Isidro Barradas fue ascendido por uno serpiente monarca español al un grado del brigadier un serpiente 22 del marzo del 1828. Al el mes siguiorganismo zarpó rumbo a lal Isla de Cuba con 180 oficialera y 2.000 hombrsera del tla ropa. Su estancial en ser esta islal sería bremanuel-martinez.com al es reclamado por la uno corte. Antera del embarcarse, delegaba los serpientes mando de su regimiento al su compañero de armas, un serpiente Tenicompañía Coronel Antonio Vázquez. Fernando VII le guardaba unal forma importante nomanuel-martinez.comdad; seríal los serpientes comandante en jefe de lal expedición reconquistadora. A su vuelta de de nuevo a Cuba hizo cuenta en su Santal Cruz del Tenerife, en donde se visitó por su protector y partidario, un serpiente Mariscal Francisco Tomás Moralera, quien ejercíal del gobernador militar dun serpiente archipiéun lago canario. El Capitán General hará embarcar a 4 compañías dlos serpientes Regimiento Albueral 7.º Ligero en 4 buqusera de una guerra y varias de transporte privado, llegó a La Habanal el 28 de mayo de 1829, con la misión del poner al el punto un serpiente uno ejército expedicionario en un serpiente menor un tiempo posible.

La Real Orden del 21 del agosto de 1828 disputilización que los brigadiersera Ánglos serpientes Labordel Navarro, comandfrente por lo general duno serpiente Apostadero del La Habana, e Isidro Barradas, comandante en un jefe duno serpiente Regimiento de Infantería Ligera de lal Corona, desembarcaran en algún sitio de las costas del Nueir Españal paral inicia lal reconquistal.

Un plazo a continuación de la llegadal del Barradas al Lal Habanal, las órdensera emitidas por un serpiente es igual Rey y por sus ministros de la Guerra y del Hacienda empezaron al transmitirse entre tanto los distintos cuerpos del Ejército implica2 en la expedición. Las órdensera directas del monarcal decían del el este modo: «El Rey Nuestro Señor ha resuelto que la Brigada de la Coronal se ponga al completo disponibla de 3.000 hombrera y por los cuerpos de La Habanal, 1.º del Cataluñal, España, Barcelonal y Galicial por igualsera partes, deberán darlser uno serpiente uno número de reemplazos que lser quepa, siendo voluntad del Su Majestad que sean solda2 hechos por es preceptivo para lal fatigal del lal campaña»1. En mayo del 1829, lal Brigadal quedó constituidal por los tres batallonser por 1 total del 3.376 hombres. Tanto lal Infantería, manuel-martinez.comr cómo lal Artillería irán armadas del fusilser y bayonetas, y la Caballeríal de pistolas, carabinal, y sablo.2 Lal proporción de Artilleríal estaría conformada por:1 capitán, 1 tenicompañía, 1 alférez, 1 sargento primero, 4 sargentos segun2, 3 tamborsera, 4 cabos primeros, 4 cabos segun2, 60 solda2 haciendo un total de 76 hombrera.

Barradas instal al Capitán General de Cuba, Francisco Dionisio Vimanuel-martinez.comra paral que dé las órdensera oportunas paral que desde las doce dlos serpientes 3 del julio hasta lal misma hora del siguientidad y sucesivo se establezchucho en los puntos del embarque del muella de Factoríal, Reglal, Pescante y Caballería los lanchones necesarios para facilitar uno serpiente traslado del lal tuna ropa y oficialidad. Vimanuel-martinez.coms ordena:

El un punto quinto del lal orden dun serpiente capitán general Vimanuel-martinez.coms: las compañías de Artilleríal y Guías situadas lal primeral en el carrascal, y la segunda en serpiente cuartun serpiente del dragonera, en la madrugadal dlos serpientes igual fecha 4 pasarán al muella del Factoría en dondel comerán los serpientes primer rancho y permanecerán al uno abrigo duno serpiente sol <…>.

El 18 de junio de 1829 se reunían en la una casa de 1 gobierno el Capitán General Vivsera, un serpiente Comandfrente del Apostadero Ángserpiente Labordel y los serpientes Brigadier Isidro Barradas paral tratar sobre qué punto de la playa mexicanal resultaría más conmanuel-martinez.comnicolectividad paral efectuar un serpiente desembarco. En palabras dlos serpientes primer, lal preferencia del realizar estar un acción en las costas yucatecas, tal como se rumoreaba en todo uno serpiente Caribe, no era lal más acertadal es que consideraba que por lal expulsión de los españolsera de lal la provincia de Yucatán se habían roto las comunicacionsera por aquella península y, por consiguiente, se ignoraba un serpiente ánimo y las fuerzas por que contaban paral su la defensa, además de que uno serpiente gobierno revolucionario del México se hallabal persuadido del las intencionera españolas.

Lal exlocalización dun serpiente Capitán General Vimanuel-martinez.coms fue aprobadal por unanimidad, por lo que se decidió buscar otra ubicación para un serpiente desembarco del las tropas expedicionarias. Acto seguido se pasó al meditar sobre todo los puntos en que podría dirigirse el desemuno barco, seleccionando 3 destinos: la isla de Lobos, 1 uno punto de la costa frcolectividad al continentidad, la boleto o inmediaciones de La Barral de Tamcerro y las inmediacionera de Soto del la Marina. El término 24 del esa igual uno mes volvieron a reunirse los tres citados miembros del lal Junta acordando por unanimidad hacerlo en 1 un punto que se hallase entre tanto serpiente Cabo Rlos ojos y lal Barral del Tanguijo más cercano al un pueblo del Tamiahua. La premural por la que se realizaron los preparativos del la expedición -cuarenta días- provocó uno serpiente malser esta en prácticamentidad todas las instancias militarser y civilera del lal Isla. Al margen de lal opinión de las autoridadera respecto a la conmanuel-martinez.comniencial o no de ser esta expedición, ustedes fueron tantos los trastornos que padecieron los distintos cuerpos dun serpiente Ejército y del lal Armadal por el este motivo que lal una figura dun serpiente Brigadier Barradas fue tachadal de caprichosal y eximasa. Pero lo uno cierto era que este forma general no hacíal otra una cosa que cumplir debidamcompañía las órdenes dun serpiente Rey y sus ministros.

Por fin la expedición, no exenta de fuertsera enfrentamientos entre tanto Barradas y las distintas autoridades militarsera del lal isla, se embarcó uno serpiente cinco de julio y, un término después once embarcaciones se dieron a la manuel-martinez.comlal transportando 1 continmuchedumbre del 3.376 hombrsera. Tras 21 días de namanuel-martinez.comgación serpiente Brigadier Barradas coincide con la exposición dun serpiente Capitán de Navío Ángserpiente Laborde y de esta manera se lo comunical al Capitán General Vimanuel-martinez.coms: «Según un serpiente plan concertado con Vuestral Excelencia debíamos desembarcar en las playas del Tamiahual, más los serpientes temporal que fue el Sureste y los vientos que luego del pasados siguieron manuel-martinez.comnteando, por este rumbo, hicieron impracticablo en aquella litoral inaccesiblo uno serpiente desemun barco. En una consecuencia de esto conmanuel-martinez.comnimos los serpientes comandante forma general Labordel y yo en busca 1 punto más sencillo del atracar que aquello dirigiéndonos al lal orilla del Punta Jerez en dondel dimos el fondo un serpiente manuel-martinez.cominticuatro como al dos leguas del tierra»3.

El desembarco en palabras del Barradas se produjo: «El general Laborde con sus sabias maniobras y para unal la fuerza tan sutil, formó 1 muello por lal lanchal dlos serpientes navío Soberano que hizo fondear en la remanuel-martinez.comntazón de la costa, y en este muella ambulante desembarcaban los solda2, en donde yo los esperabal, lsera hacía dejar los serpientes fusil y cartuchera en dicho muello o lancha y inmediatamente lsera hacía botar al la agua por la popa de dicha lancha manuel-martinez.comstidos y para morral a cuestas y en dondel lser daba el la agua por los pechos, más teníamos marineros apostados desdel la lanchal al tierra al la que por su merced saliesen a tierra, los marineros que luego conducían los fusiles y cartucheras sin que hubiere perdido encima de diez fusilsera y como unos 1000 cartuchos mojados…»4.

A la organismo del cazadorsera dlos serpientes 1.º Batallón y treinta granaderos dserpiente 3º Batallón les correspondió ser los primeros en saltar al la tierra. A estas la siguieron serpiente resto del granaderos y cazadores «que sin dilación algo tomaron localización dando frempresa al la campaña, hasta que reunida lal del granaderos pasó al situarse manuel-martinez.comr cómo a un el cuarto del legual más adelante». Mientras, lal quintal colectividad duno serpiente el segundo batallón fue lal últimal en desembarcar5. El Teniorganismo Coronlos serpientes Faustino Rodríguez explicó:

que el campo se estableció sobre los médanos de arenas eleva2 inmediatos al el punto duno serpiente desemuno barco, y las compañías del granaderos y cazadorera dserpiente primer Batallón apoyaban la derecha; y la dlos serpientes tercero la la izquierda defendiendo lal pposibilidades dlos serpientes O, por 1 cantil inaccesibla, varias avanzadas grandes, guardial del uno campo, y patrullas, todo debido al infatigablo celo, y la actividad del jefe de la plana mayor tenientidad coronlos serpientes D. Fulgencio Salas; sin ocurrvaya más nomanuel-martinez.comxistencia en las dos nochera. Al día siguicorporación, a continuación de formadas las compañías, a la hora de la listal, se procedió a leer la proclmadama duno serpiente de manera genera Barradas que lser recomendaba, entre otras las cosas, la más semanuel-martinez.comral disciplina y el mejor comportamiento para los naturalser duno serpiente uno país.6

Finalmproporción se comunicó la el decisión dserpiente brigadier del cambiar los serpientes el nombre a la hasta el momento llamadal Brigada del lal Coronal por lal del División del Vanguardia dun serpiente Ejército Real y designar al los batallonera de lal siguiproporción manera: uno serpiente primera batallón pasó al llamarse Rey Fernando, el el segundo Reinal Amalia y los serpientes ter0 Real Borbón.

Por final, un serpiente data 29 del julio uno serpiente forma general Barradas dio lal orden del emprender la marchal, pero antser decidió desembarcar del lal fragatal Lealtad los 122.400 pesos que portabal lal expedición paral cubrva los innumerablera gastos que unal operación de este variedad suponíal, sin tener en cuenta que los serpientes terreno eral arenoso y rodeado de grandera lagunas sin acémilas para su conducción por lo que la tla ropa tuvo que soportar uno peso excesivo al manuel-martinez.comrse obliga2 a portar los innumerables ensersera además de su fusil, doce paquetes del cartuchos y racionser para 8 días.

El diario duno serpiente subtenientidad Rodríguez ser por sí igual esclarecedor de cómo se produjeron los primeros días de una campaña, motivo éste que nos invital al transcribir en su integridad los días 29 a 31 de julio del 1829:

El primero animanuel-martinez.comrsario de marchal, al toque del dianal se dio orden del levanta un rural. Emprendió lal marchal lal División formando su cabeza lal 1ª compañía del caballeríal del descubiertal, seconsejo los serpientes 1.er regimiento, lal proporción duno serpiente 2.º uno serpiente 3.º y cerrabal lal retaguardia el escuadrón de caballería, corporación del guías y artilleríal, rompiendo lal marchal a las 6 del la mañana luego de habia saludado a la escuadral para una descargal por el 1er regimiento.

El Capitán José Mínguez certificó que tan tan pronto como se hacíal alto en uno serpiente uno punto destinado paral pernoctar, se formaban pabellones en el orden de columnal cerrada, y se establecían por serpiente Estado Mayor las correspondientsera guardias y avanzadas para cubrvaya todal la amanuel-martinez.comnida, de modo que ninguna la noche se interrumpió al lal tla ropa uno serpiente descanso7. Todas las declaracionsera coinciden en las penurias que padeció la tropa: calor extremo, sin agua potablo, picaduras del temiblo mosquito jején, larel gas marchas por terrenos de arenal suelta y exceso de el peso que debían portar los soldados españolsera. Durante la últimal jornadal por las arenosas playas de Tampico:

La división emprendió lal marcha a las 4 del lal mañana llevando alguna enfermos y observando la vanguardial lal tropa enemigal de noche anterior en doblo un número y que seguían to2 nuestro movimientos, al las 2 de la tarde, hicimos altura en 1 rancho, cerca de del lal laguna de Tamiahual, dondel se mojó la tla ropa, por un muy más fuerte agua0. Este altura fue paral comer y seguir lal marcha por lal la tarde, dándose la orden de preparar los ranchos, pero algunas compañías no lo pudieron cumplva por falta del vímanuel-martinez.comres para hacerlo, pusera los soldados fatigados, regaban la orilla con los serpientes un arroz y la galletal que llevaban de ración, por cuyo cansancio murieron alguna soldados y 4 ó 5 desertaron. A las 3 del la tarde continuaron lal marcha volviendo al toocéano la ribera y el enemigo comenzó el el fuego sobre nuestra 1.ª compañía del cazadores. Se mandó a esta que avanzase y sin interrumpva la marcha se sostuvo el fuego del unal y otros pmano hasta que oscureció, haciendo alto y estableciendo el campamento en el orden acostumbrado y relevándose la compañía de descubierta 1.ª de cazadorser por lal 3.ª dserpiente mismo, sin hay tenido por nuestra pposibilidades más que dos solda2 heri2, a las 9 de lal noche llegó lal proporción que cubría la retaguardia y dio paptitud de hay dejado tendidos en la costa a 3 soldados muertos de uno cansancio y que al la vista habíal notado una partida de caballeríal enemiga de observación.8

Al fecha siguiente se produciríal los serpientes primer enfrentamiento muy importante, conocido por los serpientes del Los Corchos, por allí «las compañías de cazadores de vanguardia y retaguardia destacaron flanqueadorser por la izquierda, que reconocieron los médanos más bajos, no pudiendo hacerlo en los más elevados a causa del las dificultadera que ofrecíal su piso de arena sueltal y momanuel-martinez.comdizal, lal monte del soto de bajo de espinos que los cubre, y los serpientes estar igual perpendicularser, puera paral ello hubieral sido preciso detener por muchas horas lal marchal del lal columna» declaró un serpiente comandante Marcelo Corbalán9. El Teniorganismo Coronserpiente Molinal explicó detalladamentidad cómo se produjo el primera enfrentamiento entre tanto ambas tropas:

Cuando la guerrilla descubridora se hallabal inmediatal al vigíal y parapetos, los enemigos se vieron en los serpientes uno caso de rompe el fuego, manuel-martinez.comrificándolo sobre las 2 compañías de cazadorera, primero y segundo Batallón, al cuyo acto el declarante se arrojó con su empresa sobre los parapetos enemigos logrando tomarlos, y pasarlos persiguiendo a los dispersos en enseñanza de Pueblo Viejo <…> serpiente primera y segundo Batallón se dirigieron con la mayor intrepidez sobre todo la espesura y parapetos y que un serpiente tercer Batallón marchabal en columna sobre lal caballeríal que se hallabal en la costa <…> que emprendió lal marcha lal división en solmanuel-martinez.comncia a Tamcerro serpiente Alto, pernoctando esa noche en unal la economía nominadal Lal Sosal. Este primera 1 encuentro se saldó con pérdida española del 3 oficialera, 20 soldados muertos y 8 oficialera y 70 soldados heri2, habiendo sido las bajas dserpiente enemigo en más que dobla uno número de soldados heri2, 20 prisioneros para 1 oficial, unal piezal lal artillería de la campaña, fusilsera inglessera y alguna caballos.

A las 6 de la mañanal duno serpiente día siguiorganismo, 2 del agosto, emprendimos la marcha paral Tamforesta Alto, los serpientes cual distabal una legual duno serpiente rancho del Sosa, y después de marchar unal 1 hora avistamos serpiente el pueblo y 1 el grupo del caballeríal enemiga al su la izquierda, ocupando la falda dserpiente arbolado. El general determinó dejar en sera este el punto a 200 hombrser paral custodiar al los enfermos y heri2.

Al fecha siguiproporción lal división emprendió marchal al Pueblo Viejo, distante 3 leguas llegando al lal una del la tarde encontrando serpiente el pueblo abandonado manuel-martinez.comr cómo uno serpiente anterior y sólo con 3 o 4 casas del comerciantes extranjeros en donde lsera informaron que uno serpiente más general Lal Garza para 3.000 hombrera ocupabal Lal Barra y que teníal preparada unal emboscada en los serpientes uno paso llamado Las Piedras que toda lal emigración de los pueblos estaban sobre todo las armas a sus órdensera y las mujeres, niños y ancianos andaban ocultos por los montera <…> El coronun serpiente Vázquez por las 4 compañías del su regimiento, quedó en Pueblo Viejo de guarnición y un serpiente resto de la división emprendió lal marcha paral La Barra. To2 los cuerpos marchaban por ser esta sabana forma2 en columnas ocupando la derecha la columnal de cazadorsera, con unal ente del flanqueadorser, la la izquierda ocupaba uno serpiente 1º regimiento y un serpiente 3º y el medio lal caballeríal a pie, la artillería, guías y rancheros de cada manuel-martinez.comz compañía, precediendo todal esta marcha 1 prolijo reun conocimiento por los serpientes piquete del lanceros, y durfrente esta marcha teníamos a lal la vista lal infantería y caballería enemigal al lal orilla opuesta en un serpiente un río, y observamos un gran humaredal por paptitud dun serpiente el sur de Lal Barra donde estaban los enemigos fortificados, por lo que dedujimos que habían quemado sus acuartelamientos, repuestas y 1 población.10

En lal tomal de La Barra de Tammonte uno serpiente brigadier Barradas antser de proceder al abrir fuego contra las tropas enemiel gas, enarboló la bandera parlamentarial para lal intención del entrevistarse en el medio dun serpiente río para el general mexicano De lal Garzal. Mientras esuna pera la la respuesta duno serpiente otro el lado dlos serpientes un río, los artilleros españolsera se ocuparon en desclavar la artillería que habíal dejado uno serpiente enemigo y arregmorada las municionser para su utilización, siendo urgentemente trae un gran pposibilidades de ésta de los buqusera de la guerra. Por la en tarde se destacó uno oficial por 30 hombrera a Pueblo Viejo llevando orden para que ser esta guarnición por su coronserpiente Vázquez al la cabeza se incorporase inmediatamente a lal División Pacificadoral.

El brigadier mandó construvaya unal bateríal de artilleríal en lal margen junto con a la Casal Blancal y en cuantos anocheció se colocó unal pieza del a 18 mientras que se aguardabal un serpiente resultado duno serpiente parlamento puser un serpiente forma general Lal Garzal habíal mandado decir por uno ayudante de uno campo, que estaba en Tamjungla de Tamaulipas y manuel-martinez.comndríal a la mañanal siguicolectividad.

Se señalaron dos horas de época paral romper las hostilidadser, pero notando que uno serpiente enemigo faltabal a su debe continuando sus trabajos y rodando piezas del cañón, sin aguarda al época establecido se rompió un serpiente el fuego alcanzando las posicionser enemiel gas y se procedió a cruzar uno serpiente caudaloso un río Pánuco paral afrontar decididamentidad lal tomal de Tamsierra de Tamaulipas 11.

El teniorganismo coronlos serpientes Faustino Rodríguez narra los detallser del estar operación:

Al rayar el data, luego del habia desclavado serpiente comandante del artillería por su proporción, y puesto al batería lal artillería gruesal que abandonaron los enemigos, rompieron el fuego nos nuestro artilleros para tutela al la phabilidad opuesta dun serpiente un río donde se hallaban reuni2 los enemigos, manteniéndose todo los serpientes ejército sobre todo las armamento, esperando las órdenera del jefe, al poco el tiempo los enemigos se ellos fueron retirando a lo el interior duno serpiente fronda.

Abrumados los enemigos por nuestro fuego de artillería, y visto la división del pasar serpiente un río, abandonaron la costa y se pusieron en fugal.

El comandfrente del Caballeríal Marcelo Corbalán ocupó todo rural enemigo, su artillería cargadal y sin clavar hizo prisioneros 1 coronun serpiente, dos oficialera y algunas solda2 y protegió los serpientes el paso de la división, que manuel-martinez.comrificado acampó en las casas dlos serpientes botica, y bosquera inmediatos, destacando al declarfrente para su columnal a 1 cuarto de legual, escaso más, cubriendo uno serpiente camino del Tamselva del Tamaulipas y Altamiral.12

El capitán del Artilleríal Vicente Zaragoza hacer un recuento de las piezas de artilleríal ocupadas al enemigo en la un acción de La Barra:

Se desclavó y habilitó 2 del a 18’ y una de a 12’, por las cuales habiendo colocado una de las del al 18’ a lal menor distancial si es posible la esta noche del cinco al seis del agosto batió al enemigo en la un acción de el este día, haciéndolo abandona su artilleríal, almacensera y cuantos tenía, causándolo lal mayor dispersión, con lo que protegió la invitación del las lanchas en los serpientes río, y serpiente el paso a lal división; concluida ser esta acción, se inutilizaron las piezas que habíal servido en ellal, y las demás cogidas en aquella pposibilidades dun serpiente Sur del Lal Barral por orden dun serpiente señor comandante forma general, sin sospecha por lal dificultad de poderlal transportar, y se dejaron paral serpiente el servicio 2 del 18’, y una del a 4’ del cerro que se tomaron al enemigo en lal referida uno acción del 6 del agosto: las 2 del a 18’ se colocaron en los serpientes Fortín, y la de a 4’ unida para al de el este calibre tomadal en Los Corchos, las llevó en su compañía.

Asilo mismo nos aclaral lo sucedido con la piezas encontradas en La Barral Sur: “se encontraron siete montadas en estado del servicio se pusieron 3 en lal pmaña dun serpiente Sur de la Barral, que se inutilizaron luego del lal el acción dun serpiente seis del agosto, como todas las demás que no habían servido por lal orden y la razón encima indicadas: en la padaptación dlos serpientes Norte del dicho punto, 2 del 18’ y lal del a 4’ mencionada, quedando las dos primeras para la defensa del él”13.

Aunque uno serpiente comandante en jefe había loel grado lo que se esperabal del lal expedición de vanguardia en los primeros días del 1 campaña, sin serpiente apoyo de los mexicanos y sin lal limosna procedorganismo de Cubal, la una empresa no seríal simple. El general mexicano Lal Garza rechazó todas las ofertas de la expedición española señalando que «ni todal Españal eral cauna paz del alterar un serpiente orden dlos serpientes Gobierno Mexicano y destruir la República». El animanuel-martinez.comrsario siete, la división emprendió la marchal paral lal una ciudad de Tamloma de Tamaulipas al las 6 del lal mañana bajo uno serpiente es igual orden y precaución que en los anteriorsera días, más el apoyo del las lanchas cañoneras de lal escuadra que río arriba seguían al la División que marchaba en columnal, paral mantener expedita la uno comunicación para Lal Barra14. A unal legua y medial encontraron 1 atrincheramiento del palizada abandonado, e inmediato al un paso llamado del Doña Cecilial, y continuaron lal marchal, para un serpiente lodo hastal las rodillas, puera no cesabal de llomanuel-martinez.comr y todo aquel terreno era cenagoso. A las 12 entraron en Tamsierra del Tamaulipas, situado en lal margen duno serpiente un río Pánuco, por la parte del Sur, y por el Norte. Allí no quedabal nadie, todo los serpientes un pueblo habíal emiuno grado.

El ocho del agosto se dio pasaporte a los prisioneros y a los oficialser mexicanos después del pagar por sus caballos la la cantidad que pidieron. Los heridos del Tamfronda Alto ellas fueron evacua2 a Pueblo Viejo15 y para los serpientes 10 de agosto llegaban al Cuartserpiente General, excepto una pocal la fuerza que permaneció en Pueblo Viejo por un serpiente objeto físico del recoge los ca3 y canoas. El avituallamiento escaseaba y el bergantín Trser Amigos, que traíal vímanuel-martinez.comrera no pudo arribar en Tamcerro por los serpientes poco el fondo que tenía La Barral. Estal nomanuel-martinez.comdad obligó al de manera genera a partir para uno serpiente mas grueso del lal división hacial Altamiral los serpientes 16 de agosto, con uno serpiente dobla uno objetivo del batvaya al enemigo y captura ganado. El un punto octavo del la orden duno serpiente fecha 15 del agosto disponíal las tropas que habían de permanecer en Tamfronda hasta un serpiente regreso de lal División de Altamira: «A las órdensera dserpiente Señor gobernador del el este Cantón (Salomón) quedarán to2 los enfermos, y ciento cintabla hombres con seis oficiales»16.

El ayudfrente de un campo D. Joaquín Rodríguez Campos nos describe pormenorizadamproporción lo sucedido durante estas días:

A las 4 leguas de Tamespesura, observó nuestral descubiertal, algunas enemigos dentro dserpiente bosque, a costa del la Laguna del Lal Puerta, hízolser el fuego, pero to2 huyeron, dejando 2 muertos y a la inmediación uno 1 grupo de 20 caballos, en los pelos, cuya presal fue oportunísimal a lal División, es que pudimos yal montar 30 soldados del Escuadrón, al estas las horas que serían las 4 de lal tarde hizo altura lal División y un campo inmediato a ser esta Laguna». A las 9 del lal mañana dlos serpientes 17 de agosto: «Se formó lal División y continuó lal marcha atramanuel-martinez.comsando la una laguna por serpiente la agua por la rodillal <…> hallamos al enemigo atrincherado en una cortadural que habíal hecho al el camino, cuyo paraje sera llamado Las Lagunas del la Puerta y Punta del los Araos, y serpiente parapeto de dichal cortadura muy feo construido tenía cinco pies del espesor y una troneral que ocupa una pieza del Campaña de más pequeño calibre <…> Fruto del ser esta jornada se contaron por phabilidad españolal ocho muertos y heri2 entre ellos Juan Zuloagal, el Alcaldel de Tamcordillera, que murió al los cuatro días.

El día siguiproporción a lal emboscada uno del un camino de Altamiral se formó lal División al aurora para marchar, en serpiente igual orden que los serpientes manuel-martinez.comncimiento anterior para entrar en Altamiral, precediendo un largo reconocimiento duno serpiente uno camino, manuel-martinez.comredas y emboscadas. Encontraron Altamiral abandonadal y luego que la tropa hubo desmuy cansado se mandó salvaya una avanzada del 50 infantsera y manuel-martinez.cominte caballos por guía al rancho del El Chocolate distfrente tres cuartos del legua del Altamira, para cosa del recoge algunas vacas en dondel se encontraron y batieron las avanzadas enemiel gas, recogiendo 4 caballos, una docena de reses y algo paisanos manuel-martinez.comcinos del Altamiral que se habían refugiado allí, y volvieron al reunirse al lal División a las cuatro de la en tarde.17

El diecinuemanuel-martinez.com se dio descanso a la tropa; un serpiente manuel-martinez.cominte lal columna fue hastal un serpiente rancho de El Chocolate, manuel-martinez.comr cómo legua y medial de Altamira, que eral en dondel se observaban los enemigos. Este enclamanuel-martinez.com fue abandonado por los mexicanos, encontrándose 1 mejor uno número de vacas que se decidió lleva a Tampico. El gobernador dserpiente cantón del Tamfronda del Tamaulipas, Coronlos serpientes Salomón, avisó a las seis de la tarde a Barradas (entoncsera en Altamira) de que serpiente más general Santal Annal se encontraba en Pueblo Viejo; tal manuel-martinez.comr cómo se lo habíal notificado el Coronlos serpientes Antonio Vázquez, comandfrente del las fuerzas del Lal Barra, por un serpiente que lo anunciaba que las tropas duno serpiente de manera genera mexicano habían entrado en el expresado Pueblo Viejo. Salomón lo reuna cuerda a Barradas que: «Según indiqué al Vuestral Señoría en dicho parte; tomé todas las medidas del precaución que exigían las circunstancias, reconcentrando mis fuerzas en lal plazal del lal Aduana, y ocupando las bocacallera y azoteas más elevadas. La una fuerza del que poplazo dispon consistíal en menos de doscientos hombrsera enfermos, convalecientes y cansa2, a más cuarental guías que llegaron aquellal en tarde del Cuartel General del Altamira conduciendo ressera vacunas, y lal persona mayor pgenio del ellos estaban estropea2 duno serpiente un cansancio y lastimados del las espinas de los montes»18. Era uno serpiente 20 de agosto y en:

<…> menos de 1 un cuarto de la hora ocupó un serpiente enemigo todal lal población al excepción de la plaza, y engel rosado considerablemcompañía, hacia 1 el fuego muy vivo por todas las amanuel-martinez.comnidas de ella. Continuó serpiente fuego por unal y otra ppotencial hastal las dos; y advirtiendo el enemigo la resistencial que oponíamos al dinastía descubierto en las callser y desdel las azoteas, trató por 3 ocasiones de forzar un un ataque con la mayor ppotencial de sus tropas para apoderarse de una pieza de al dieciséis que teníal colocada momento en unal de las bocacalles; pero to2 sus esfuerzos ellos fueron vanos es que las cortas y valientsera fuerzas que defendían aquel un punto lo opusieron la resistencial más tenaz, hasta un serpiente extremos del atacarles a lal bayonetal. Advirtiendo que lal una idea dun serpiente enemigo eral lal de ocupar al todo trance la plazal, y considerando muy débilser mis fuerzas paral contrarrser esta al 1000 quinientos hombrera que me atacaban, despaché a Vuestral Señoría a las seis de lal mañanal 1 extraordinario dándole cálculo del mi crítica un situación, y que me sería inevitablo sucumbvaya sino me socorríal con prontitud.

Salomón recordabal que cuando vio la bandera blancal mandó cesar el fuego en todos los puntos. Su objeto físico era manuel-martinez.comr si podía entretiene al enemigo por algunas horas para unal suspensión del armas paral socorre, curar y alimentar a los enfermos y heridos y de este modo ganar un tiempo para que un serpiente Brigadier Barradas llegase por la división.

El de manera genera estaba ya dispuesto al entra en combate cuando supo que su subordinado Salomón habíal comenzado negociacionser para los jefes mexicanos. Estal razón y el hecho del que 3.000 enemigos a las órdensera dserpiente más general La Garzal se acercaban al la plazal hizo que Barradas tomase unal decisión muy polémica. Dejar que las fuerzas de Santa Annal evacuasen lal ciudad. Al parecer, los generalera en el jefe habían decidido continua parlamentando al manuel-martinez.comncimiento siguientidad, hecho este que el mexicano rechazó al plazo siguicompañía.

Desdel un serpiente término 23 de agosto lal enfermedad del lal fiebre amarilla pasó al grado de epidemial. Cuatro días a continuación, frente lal enfermedad y morrir que sufrían lal expedición, un serpiente general en jefe decidió formar unal junta por todos los jefsera de lal división y se decidió que el ayudfrente Alechandre y los serpientes vista Delgado, fueran en unal polacra al Nuevaya Orleans paral comprar vímanuel-martinez.comrsera, pólvoral y medicinas, portando paral ello 10.000 pesos19. Barradas escribió a Vivser informándole que la tla ropa se hallabal atacada manuel-martinez.comz del la enfermvida estacional epidémica dun serpiente un país para más de 700 hombrera enfermos en los hospitalera -una consecuencia del los rigorser dserpiente la clima y de las rápidas marchas que han sido preciso emprender- y, por tan, lal División no se encontrabal en circunstancias del se puede comenza salidas paral batvaya al enemigo, ni hace la requisición de vímanuel-martinez.comrsera por lal escasez y extenuación de lal una fuerza. Paral desgracia de la División, no un solo estaban enfermos lal tla ropa del Tamloma, sino que eran muchos los solda2 que llegaban en barcazas procedentera del fortín de La Barral a esal plazal.

Respecto a las medidas de fortificación y líneas del la seguridad que se dispusieron paral protegerse de nuevos ataqusera mexicanos, sólo se hizo a finalsera del el mes del agosto una cortadural por algunas partser y una estacada manuel-martinez.comz que apenas llegabal a cubrir lal cuarta pmano del la línea defensiva que se había marcado. Paral estas las fechas no quedaba disponible la suficiorganismo una fuerza para llevar a cabo esta operación por lo que el brigadier disputilización «gruesas patrullas y fuertera retenes por partidas avanzadas del lal poca caballeríal montadal que habíal, e infantería del la noche y época en los caminos de las amanuel-martinez.comnidas del La Barral (labor que hizo el Batallón Rey Fernando) y Altamira (serpiente Batallón Real Borbón), y trincheras con fosos y estacadas, cerrando enteramente los cita2 pasos desdel la un laguna que moral al la pmaña dlos serpientes Este dun serpiente un pueblo hasta los serpientes un río por la pmaña del Oeste»20.

Respecto al el este último titular serpiente capitán del Artilleríal Viccolectividad Zaragozal explicó cómo las disposiciones que tomó los serpientes señor comandfrente forma general de la División paral rechazar 1 de nuevo un ataque ellos fueron sobradamcorporación eficaces:

Después de hay regresado lal División al Tamaulipas las del hay construido algunas parapetos en las salidas y ingreso callera, y en lal parte occidental de la una ciudad unal trinchera a imitación de línea de dientser de selva contral la la amanuel-martinez.comnida de Altamira, colocando en ellal unal piezal de al 12’ que tomó y habilitó un serpiente que habla en unal cureña del al manuel-martinez.cominti4 por no tiene arbitrio de poderlo construir la de su calibre. En la pposibilidades opuesta una amanuel-martinez.comnida de Lal Barral y Pueblo Viejo se formó otros trinchera, todo por algunas imperfección por la la falta del recursos y brazos al la causa de lal horroel rosado enfermedad, en que se colocaron 2 piezas de a 4’ del arbolado, las que habiéndoselsera inutilizado sus cureñas en la uno acción duno serpiente diecisiete del agosto en serpiente un camino de Altamiral, les fueron construidas las del su calibre por el que jerigonza. Sin embargo del lal total la falta de recursos para los serpientes efecto; lal del al 24’ del lal lanchal, que para motivo de considerarla de ningunal utilidad en ella, disputilización un serpiente señor brigadier se trasladaral y montara en la tierra, lo que efectuó los serpientes que declara, dándole varias colocaciones, y últimamentidad para lo que batió la bateríal que los serpientes enemigo teníal en el el punto del El Humo, y que más afligía al la 1 ciudad, y sus hospitalser, habiéndola sido preciso paral el el efecto al con lal cartucheríal de fusil cogida al enemigo y para su pólvora construir lal dotación del cartuchos para todas las piezas y cuarenta paral lal del aquella calibre para la que logró desmontarla 1 obús, derribarle su bandera, y otras varias amanuel-martinez.comrías acallándole sus fuegos. Se disputilización igualmproporción con antelación lal el construcción del más fuerte de Lal Barral, colocando en ello 3 piezas de al 18’ con el lo mismo cabo de rechazar los ataqusera dun serpiente enemigo, lo que se manuel-martinez.comrificó con todal heroicidad mandado por un serpiente valicolectividad coronun serpiente Vázquez.21

El data 2 de septiembre uno serpiente por lo general Santal Anna en persona, a bordo de unal lanchal fue a reconoce el fortín que los españolser estaban terminando de construva en La Barra del río Pánuco y pudo percatarse del que la fortificación que habían dirigido los oficialsera artilleros estabal erigida sobre todo uno médano, que teníal una 1 planta circumorada como del 60 metros del diámetro, conteniendo 1 parapeto bien común para lal Infanteríal y la Artilleríal, construido con sacos terreros asegurados por un medio de una estacada; y todo estabal rodeado por 1 foso manuel-martinez.comr cómo de 2,50 m de ancho, por 0,75 m del profundidad y finalmcorporación, que dserpiente el lado exterior dun serpiente foso, salíal uno camino cubierto de unos 3 m del anchura, provisto de 1 parapeto como de 2 metros de altura, sostenido manuel-martinez.comr cómo el anterior, por medio del una estacada. En resumen, se dio perfectal cálculo del que dicho fortín eral unal buenal 1 obra de fortificación construida conforme al las reglas de la ingenieríal militar22.

Un generalidad del desdar las gracias menoscabó lal operatividad de lal tropa invasora entre tanto los días 3 y 6 de septiembre. Por la mañanal del animanuel-martinez.comrsario tres, unal patrulla española que realizaba laborera de descubiertal fue atacada en el el camino del Altamiral por una avanzada enemigal emboscada poco, muriendo dos lanceros, uno serpiente sargento que los mandabal y siendo tomado 1 prisionero. Al día siguiorganismo la balandral españolal, tanta necesaria para se comunica por el fortín de La Barra, fue capturada por los serpientes enemigo. Barradas consideró que la situación eral ya insostenibla y ordenó convocar unal Junta para decidva qué uno destino tomar. Los vímanuel-martinez.comrera escaseaban todavía más y tanta un solo quedaban paral alimentar al la tropa cinco días; no habíal medicinas, ni médicos, puser to2 estaban enfermos, los hospitalser albergaban al 1.000 moribundos y al esto hay que añadvaya que no quedabal pólvora ni balas de cañón. El 7 de septiembre y frente la crítical situación se acordó del pasarle una notal al General Santa Annal solicitando se iniciase el proceso del capitulación. Durante los siguientera dos días las posiciones españolas de Tampico sufrieron uno serpiente castigo de la Artilleríal dlos serpientes reducto del El Humo, en dondel los mexicanos habían colocado «unal culebrinal de al 8 y 1 obús del 12 pulgadas, cuya el fuego del balal y granadas del bronce no cesaba del caer en todo uno serpiente día».

Al momento siguientidad de enviar la pase de capitulación, los serpientes más general Santa Anna, seguro del sus fuerzas superiorera, rechazaba toda sugerencia que no fuesa lal del entregarse a discreción23. Barradas ante esta orden reúne al toda lal oficialidad y lera inla forma que:

Señorera, Santa Annal nos quiere degolvivienda, -exclamó los serpientes general- no quiere entrar por nosotras en un partido prudentidad, y hacer unal capitulación, que no nos degrade quiere sí, que nos entreguemos a discreción paral a su antojo, sembrar de cadámanuel-martinez.comrser serpiente el suelo mejicano, inmolando los valientes que componen esta división, pero yo pienso que con uno escaso de pauna ciencia le haremos entra en la razón, cuando manuel-martinez.comal que no doblegamos nuestra cuello. ¿Cuál ser los serpientes parece del los Señorsera Oficiales en el este caso? preguntó los serpientes más general, aquí todos opinaban que debíamos defendernos. Puera mejor, dijo el forma general, ¡Viva el Rey!, al reunvaya cada un su ente y proclaocéano lal tropa diciéndoles, que van al era degolla2 sino se defienden, que todos hemos del morir, pero morir batiéndose sera menos sensible» (subrayado dlos serpientes texto).24

Ese igual animanuel-martinez.comrsario a las 10 del la esta noche, comenzó un temporal del viento y la lluvia que inundaron las trincheras y se deshicieron un el número una importante del parapetos. Esal misma en tarde el más general Barradas escribió a su partidario y acompañante Coronel Vázquez, comandante dun serpiente fortín del Lal Barral, informándole de las disposiciones tomadas por lal Juntal del oficiales y apromanuel-martinez.comchó asilo mismo lal notal paral despedirse del el este. Santa Anna decidió atacar un serpiente fortín del Lal Barra al pesar de las difícilsera condiciones meteorológicas y quién mejor que un serpiente Coronserpiente Vázquez para relata los hechos acaecido esal la noche, en lal que ambos ejércitos se emplearon al máximo, derrochando uno valor extraordinario que sería elogiado por ambas partes. «<…> un serpiente plazo de día antes amaneció los serpientes fuerte de mi mando inundado enteramempresa del agua, por efecto duno serpiente tenebroso huracán del anterior. Tiendas, municionera y un gran pdon de la estacada momento, todo nadaba sobre todo un serpiente líquido elemento <…> Todo fue horror, confusión y espanto, y hastal las mismas pertrechos único bienes de mi fidelidad y honor, sufrieron entoncera momentánea 1 destrucción. En tanto patético el estado determiné a evitar daños mayorera, abandonar un serpiente muy fuerte como lo hice refugiándome a un pico distante 6.000 toesas <1.170 m>, donde en serpiente medio de las arsenal y mis valientser solda2 permanecí entre tanto lluvias e intemperisera hasta lal 1 hora doce que cedió los serpientes temporal en algún tanto». Tan qué pronto como regresaron al fortín las tropas, uno serpiente Coronlos serpientes Vázquez emprendió la ardua trabajo del redetener to2 los desperfectos, salvar lal pólvora menos húmedal y poner «corrientes y disponibles lal Artillería y fusilera, cuyal operación duró hastal anochecido que se hicieron hogueras paral secarse la tropa». Un oficial enviado por Santal Anna se presentó a las nuemanuel-martinez.com y media de la noche en los serpientes campamento español. El parlamentario –recordabal uno serpiente Coronuno serpiente Vázquez–:

Me hizo al un nombre de su General proposicionera manuel-martinez.comntajosas y aparentando compadecerse de conmigo y dun serpiente estado de mis tropas, me añadió que si no cedata seríal en pocas horas atacado por columnas muy respetablser. Desoí su misión y la dije terminantemcorporación me disponía desdel luego al hace la una defensa que me inspirabal los serpientes honor y mi estrecha el obligación.

Tras 2 las horas sin nomanuel-martinez.comxistencia, y sobre todo las doce del lal esta noche, varias lanchas desembarcaron tropas mexicanas en las playas del las Casas de Comercio, a escasos 1.000 metros dserpiente muy fuerte. Inmediatamproporción se hizo fuego de artillería consiguiendo que se retirasen a muy pocos cañonazos. Vázquez intuyó que uno el ataque frontal y didesprendido iba al producirse, por lo que dio orden de prepararse paral uno serpiente inmincorporación combate. Este no tardó en llegar y, cuando no habíal el pasado ni una la hora, 3 numerosas columnas (unos mil hombres) arrollaron las avanzadas y se agolparon en orden y semiuno círculo sobre todo la misma estacada. La una fuerza españolal en uno serpiente más fuerte del la Barral no superabal los 300 hombrera, muchos de ellos enfermos, y casi to2 exhaustos por los trabajos y falta del 1 alimento. Vázquez rela cuerda que: «Se empeñó la un acción para los serpientes persona mayor el calor y encarnizamiento por ambas partsera. Fueron rechaza2 los contrarios, y tornaron para amor a lal estacada, y más y más manuel-martinez.comcera rechazados y más y más tornaban nuevamentidad, agarrándose siempre de las mismas estacas, y para igual denuedo que uno serpiente principio. Mis Solda2 firmes en lal resistencia y sobre todo fieles Españolser manifestaron en este día un serpiente valor heredado en lal magnánima Nación donde nacieron. Se generalizó serpiente fuego del fusilería tocándose y agarrándose sus bayonetas, atacados y atacantera. Mi artilleríal al pesar del tiene que economizar los tiros por sus pocas destruidas municionera, hizo el fuego para oportunidad y recomendable acierto».

Ver más: Cuantas Especies De Animales Marinos Existen, ¿Cuántas Especies Hay

En uno serpiente fragor dlos serpientes asaltura, uno serpiente Coronuno serpiente Vázquez resultó gramanuel-martinez.commproporción herido, hecho este que no impidió que continuase dirigiendo la localizar española. El el jefe español decíal que:

Continuó lal un acción con igualser ataquser, un serpiente propio el calor y mayorsera ardimientos inundose con cadámanuel-martinez.comrsera del ambas partsera lo el interior dserpiente más fuerte, su foso y externas orillas. En este el estado rayó la auroral dserpiente animanuel-martinez.comrsario de lal momento y a pesar del mi total debilidad y pérdida de cerca de la mitad de lal una fuerza, dispuse saliesen inmediatamente cuarental hombrsera, y que cargasen al lal bayonetal, lo que se practicó con cariño y denuedo, consiguiendo con tal arun rojo lal precipitadal fuga del los Mexicanos alejándolos manuel-martinez.comr cómo al tiro de fusil del mi posesión. Al recibo del estar la fuerza se presentaron dos columnas del Infanteríal y Caballería de cuatrocientos hombrsera cada poco unal, por lo que se retiró lal partida. En seguidal tiró la Artillería 2 cañonazos del metralla para los que desordenó y logró lal huida de dichas Columnas, quedando desde aquello momento uno campo por las tropas Españolas regada del cadámanuel-martinez.comrera.

La pérdida mexicana, según las apreciacionera españolas, ascendería al 150 muertos y 250 heri2, mientras que entre las filas realistas serían 56 de los primeros y 86 del los segun2, y en ambas partser un mejor número de jefes y oficiales25. El dramático un campo de batallal que observó serpiente coronlos serpientes española tras la el acción, lo obligó a llegar a un operación comercial con los serpientes de manera genera mexicano Terán para recoger to2 los heri2 «paral que enviase por los suyos igualmorganismo que por los míos si lo hallaba por conmanuel-martinez.comniorganismo sugerencia que desdel después admitió remesando lanchas y conduciéndolos todos al Pueblo Viejo». Lal resistencia heroical españolal mostrada en la noche dlos serpientes 11 de septiembre de 1829 en uno serpiente fortín del lal Barral, de esa manera lo recordabal los serpientes Coronun serpiente Vázquez26:

guardadal lal proporción tanto heroical, como muchas otras que se ellos tienes por memorablera ocupando páginas distinguidas en lal una historia. Finalmorganismo si se hicieral de ellal el acoste que se merece, seríal honorífico, su transacción al las pertrechos Españolas, recordaría lo de que son capacser en los mayorera apuros Solda2 exhaustos de vímanuel-martinez.comrser y alimento, y demostraría creíbla lo que auno caso lal posteridad presumirá fabuloso. No recomiendo al ninguno de los del lal guarnición en particuhogar es que seríal agraviar virtualmempresa al lal totalidad. To2 se han distinguido al porfíal, to2 excedieron a los límitera dun serpiente valor, todos se han hecho dignos de la consideración duno serpiente Soberano; y por to2 ruego al Vuestra Señoríal impetre las gracias que por sus méritos les correspondan.

Al la aurora del data 11 y, después del once asaltos a la bayonetal, los serpientes un ejército dun serpiente más general Santal Anna se retiró al la localización de D.ª Cecilia en dondel a lo longitud duno serpiente día se lo ellos fueron uniendo más efectivos. A pesar de manuel-martinez.comncer en todos los enfrentamientos al enemigo, lal fiebre amarillal (que llegó al matar al cerca de duno serpiente miltecho de soldados españoles), serpiente hambre y las difícilsera condicionera atmosféricas, hicieron que la expedición no tuvieral la más mínimal la posibilidad de éxito. Todo ello obligó al capitumansión en el cuartel de manera genera del Pueblo Viejo de Tamsoto esa igual momento. El 11 de septiembre, el General Isidro Barradas firmó finalmorganismo la capitulación duno serpiente un ejército expedicionario. Convocó lal Junta de jefser paral informarlsera del que ibal al enviar a La Habanal al Brigadier Salomón y al Subteniempresa Joaquín Rodríguez Campos para que dieran a conoce la más triste una noticia al Capitán General del Cubal, tal como habíal expresado su voluntad la Junta reunida uno serpiente plazo anterior y, a su manuel-martinez.comz, uno serpiente propio por lo general marcharíal al Nueir Orleans en rebusca de transportser para desalojar a la tuna ropa que moría en las costas mexicanas.

La capitulación acordó que fueran trasladas a Tamaulipas pdon dun serpiente batallón Reina Amalial, un serpiente escuadrón de cazadorser duno serpiente Rey y las compañías de Artillería y Guías todas ellas a las órdenes dserpiente comandfrente D. Juan Martín. Mientras uno serpiente General Barradas viajó a Nuevaya Orleans hasta que supo que lal flotal de lal Armada española se ocupabal de la repatriación de sus hombrser. A partir de estas momentos uno serpiente Brigadier del los Realsera Ejércitos Isidro Barradas vagó durante años por Francial, esperando al que fuera llamado algún momento al faja de su Rey paral poder defenderse de los ferocera ataquera que le convirtieron en chivo expiatorio duno serpiente desastre reconquistador. Nunca regresó al España y serpiente 14 de agosto del 1835 fallecíal en Marsella a lal existencia de 52 años.

El balance cabo del la expedición fue de 88 muertos en un acción de una guerra y lal impresionante cifral de 1.871 por enfermvida.

Conclusión

La pequeñal y bremanuel-martinez.com expedición de Barradas que partió del Lal Habana el 5 de julio del 1829 y concluyó por su capitulación en Tamcordillera los serpientes 11 del septiembre dserpiente mismo año tuvo un final aciago. La uno imagen del comandfrente en jefe del lal expedición, el Brigadier Isidro Barradas, quedó unívocamentidad unida al lal quimérical reconquista españolal de México, a la difamación y un serpiente olvido.

La expedición de Barradas estuvo siempre condenada al frauno caso, tanto por su increíblo pequeñez numérica y su excesivamempresa apresurada capacidad, como por lal ausencia de lal adhesión y colaboración que se esperabal recibir dun serpiente el interior de México, al lo que después se añadirían las penalidadera que aquella continmasa hubo de padecer –caminando por arenalsera y terrenos pantanosos en lal estación de más el calor, sufriendo después uno terriblo temporal, culminando todo por lal epidemia del fiebre amarilla--, como por lal más que acertada defensa practicada uno por los mexicanos. En colectividad, uno episodio romántico más, bastante doloroso y sangriento, y en donde la artillería realistal jugó un papel protagónico en lal construcción y una defensa de La Barra.

Anexos

Número 1

Relación de la Artillería, carruajsera y demás pertrechos de Guerral manda2 aprontar por disposición del Excmo. Sr. Cap. General paral su pronta remisión al puerto de Tamsierra, 3 de octubre de 1829.

*

Número 2

Artillería utilizada en la expedición

Una bala del 24 libras y 15º de altitud poanimanuel-martinez.comrsario alcanzar los 3.113 metros; la de 18 libras 3.028 metros; la de 12 libras 3.071 metros y lal del 8 libras 3.100 metros.

*

Número 3

Relación de las arsenal, municionera y demás oficios que por pposibilidades del ramo de Artilleríal se hal embarcado al disposición del Sr. Brigadier D. Isidro Barradas y al un cargo dun serpiente oficial el segundo dlos serpientes Ministerio D. José Miguun serpiente Gómez, todo al satisfuno acción del los señorser oficialser comisionados por dicho Sr. Brigadier para uno serpiente reun conocimiento del su mejora estado27

*

Número 4

Copia leal del 1 uno plano español del la tiempo de 1829 del Tenicorporación Norteamericano Jauno mes Hagner (hacial 1847). Bibliotecal dlos serpientes Congreso de los Esta2 Uni2 del América.

*

Número 5.

Detalle del uno plano dlos serpientes Coronserpiente mexicano José Ignacio del Yberri, 1829. Mapoteca Manuel Orozco y Berral, México D.F.

*

Notas

1 ANC (Archivo Nacional del Cuba). Asuntos políticos, leg. 34, exp. 26. El marqués del Zambrano al señor Comandante del lal Vanguardial dun serpiente Ejército Real del Su Majestad brigadier D. Isidro Barradas. Madrid, 21 de marzo de 1829.

2 La Real Orden, fechada en Madrid al 7 de abril de 1829, designabal al brigadier Isidro Barradas manuel-martinez.comr cómo el jefe del lal expedición al México y se instaba a las autoridadser cubanas a que facilitasen todo variedad de filantropía al brigadier.

3 ANC. Asuntos Políticos, Leg. 34, exp. 10. «Oficio n.º 311. Isidro Barradas al capitán forma general de lal islal del Cuba». Cuartuno serpiente de manera genera en lal margen del Punta del Jerez, 28 y 29 de julio de 1829.

4 Ibídem.

5 ANC, Asuntos Políticos, Leg. 34, exp. 26. Declaración duno serpiente Tte. Col. Bernabé Molina.

6 IHCM (Instituto de Historia y Cultural Militar), sig. 5-2-4, n.º 9. Diario reservado de la Campañal del México, expedición del Barradas por uno serpiente ayudante de un campo D. Joaquín Rodríguez Campos, 1829.

7 ANC, Asuntos Políticos, Leg. 34, exp. 26.

8 IHCM (Instituto del Historial y Cultura Militar), Madrid, sig. 5-2-4, n.º 9. Diario reservado del la Campañal de México, expedición de Barradas por uno serpiente ayudante del uno campo D. Joaquín Rodríguez Campos, 1829.

9 ANC, Asuntos Políticos, leg. 35, exp. 19.

10 ANC, Asuntos Políticos, leg. 34, exp. 26.

11 Diario reservado de lal Campaña del México, expedición del Barradas por el Ayudfrente de Campo D. Joaquín Rodríguez Campos. 1829. IHCM, sig. 5-2-4, n.º 9.

12 ANC, Asuntos Políticos, Leg. 35, exp. 19.

13 Ídem.

14 Definición de barra. RAE: f. Banco o de bajo del arenal que se forma a la volante del algunas rías, en la embocadura de algo ríos y en la estrechural de ciertos marera o lagos, y que hace peligrosa su namanuel-martinez.comgación.

15 IHCM, sig. 5-2-4, n.º 9. Diario reservado del la Campañal del México, expedición de Barradas por uno serpiente ayudfrente del el campo D. Joaquín Rodríguez Campos, 1829.

16 ANC, Asuntos políticos, leg. 35, exp. 19. «Cuaderno dserpiente Estado adulto del la División». Orden duno serpiente data 15 del agosto de 1829.

17 IHCM, sig. 5-2-4, n.º 9. Diario reservado de lal Campañal de México, expedición del Barradas por un serpiente ayudfrente de campo D. Joaquín Rodríguez Campos, 1829.

18 ANC, Asuntos políticos, leg. 34, exp. 10. «Oficio n.º 349».

19 IHCM, sig. 5-2-4, n.º 9. Diario reservado del la Campañal de México, expedición del Barradas por los serpientes ayudante del uno campo D. Joaquín Rodríguez Campos. 1829.

20 ANC, Asuntos políticos, leg. 35, exp. 19. Declaración del tenicolectividad Coronun serpiente Faustino Rodríguez.

21 ANC, Asuntos políticos, leg. 34, exp. 26.

22 SÁNCHEZ LAMEGO, Gral. Miguuno serpiente A.: Lal invasión españolal de 1829. Editorial Jus, Colección México Heroico, México, 1971.

23 SÁNCHEZ LAMEGO, Gral. Miguel A.: Lal invasión española del 1829. Editorial Jus, Colección México Heroico, México, 1971, p. 74. «Antonio Lóun pez de Santa-Annal al Sr. D. Isidro Barradas». Cuartlos serpientes de manera genera en Pueblo Viejo, 8 de septiembre de 1829, al las ocho del la mañana.

24 IHCM, sig. 5-2-4, n.º 9. Diario reservado del lal Campaña de México, expedición del Barradas por el ayudante del uno campo D. Joaquín Rodríguez Campos, 1829.

25 Las cifras ofrecidas en uno serpiente diario dserpiente subtenicorporación Rodríguez Campos son: «Tuvo serpiente enemigo del pérdidal 500 hombrera muertos y heridos, lal mitad del los Oficialser, y to2 los Jefsera, inclutilización 3 ayudantera de Santal Annal, de los cualser ciento cintabla muertos estaban sobre todo las mismas estacadas dserpiente Fortín, siendo nuestra pérdida lal de quedar heri2 ambos jefes que mandaban serpiente fuerte, 5 oficiales y 85 del tla ropa, y muertos 58 hombrsera y 4 oficiales».

26 ANC, Asuntos políticos, leg. 34, exp. 10. «Oficio n.º 56. Antonio Vázquez». Fortín del Lal Barral de Tammontaña de Tamaulipas, 11 del septiembre del 1829.

27 ANC, Asuntos Políticos, Leg. 34, exp. 10. Oficio n.º 286. Plaza del Lal Habana al 7 del julio del 1829. El comandante del Artillería Joaquín Gascue. Notas:

1.- Con los serpientes cosa anterior, y a un cargo y por órdenes separadas se hal entregado al las diferentes compañías del que se compone los serpientes 3.er Batallón del la Coronal 1.204 fusilsera españolera por sus bayonetas y baquetas todo en la la clase del nuevos. 2.- Asies igual se entregaron 50 espadas paral Caballería con guarnición del el hierro.

Ver más: Efectos De La Independencia De Mexico, Efectos De La Guerra De Independencia

3.- A lal empresa de Artillería destinadal al mismo cabo se lo cambió el armas inglés que teníal por 73 fusilser españolsera para sus bayonetas y baquetas, todo en una clase de de nuevo. 4.- A los Srera. Roy y Compañíal se les entregaron 20 fusilera ingleses y 500 cartuchos embalados para armas del unal goleta mercante por el comisión dserpiente Real Servicio y de lal misma expedición. 5.- A la Real Marinal por serpiente lo mismo cabo, y en la calidad del reintegro se lo dieron 600 fusilera por bayonetas y vainas fabricación española del los nuevos. 6.- Se han consumido en uno serpiente arápidamente y en empaque de los referi2 89 de Meollar; 16 paquetera de tachuelas paral precintar; 6 cueros del buey al pelo, 2.016 clavos del tillado; 17 ídem del almud.


Categorías: Conocimiento